ACCEPT y DAMNATIONS DAY: Crónica del concierto en Madrid

0

“Blind Rage”, el tercer esfuerzo de los renacidos ACCEPT, fue la excusa perfecta para que, de nuevo, se embarcarsen en una gira en la que, igual que sucediera en su anterior visita, tuvo como parada en la capital la sala La Riviera. Esto demuestra que, tras su primerizo paso por salas de menor aforo como Arena, su sitio natural son las salas de capacidad media-alta haciendo justicia a su nombre y que su poder de convocatoria sigue en aumento tras la incorporación de Mark Tornillo hace ya tres discos.

Según he leído se colgó el cartel de “sold out” pero la sensación que tuve fue que, para nada, se había llenado la sala. La “culpa” de esta sensación fue la reducción del aforo por parte del ayuntamiento de Madrid, lo que se tradujo en una gran comodidad para ver el concierto sin las apreturas habituales que se producían en estos casos. Intuyo que el desgraciado caso del Madrid Arena sigue sobrevolando algunas decisiones políticas porque, de lo contrario, no entiendo por qué ahora se reduce y antes estábamos en algunos conciertos como sardinas en lata en el mismo lugar.

DAMNATIONS DAY

damnations_day_madrid_2014_1

Sea como fuere, comodidad absoluta para moverse libremente por la sala cuando salieron a escena los australianos DAMNATIONS DAY a presentarnos lo que es su primer trabajo discográfico, “Invisible, The Dead”, arrancando con el tema del mismo nombre y, como era previsible, luces de telonero, y más si las comparamos con las que desplegaron seguidamente ACCEPT. El grupo se mueve entre una amalgama de estilos que bien podrían incluir el Thrash, el Heavy más clásico, el Power Metal y los elementos progresivos como se desprendió de cortes del tipo “The Meaning” o “I Am” que fueron las siguientes en caer ante la mirada de los que, poco a poco, iban accediendo el recinto.

damnations_day_madrid_2014_2

Con el guitarrista rítmico y vocalista Mark Kennedy llevándose la mayoría de las miradas, mientras que Luke Vinken y Jon King permanecían anclados en su posición del escenario, continuaron con la presentación de su debut con “Lucid Dreaming”, uno de los cortes que más me gustaron de su corta descarga, que fue de menos a más, y que prosiguió con “Carried Above The Sun”, con su alternancia entre las partes lentas y las más rápidas, cerrándose la misma con “The Reaper”. Apenas treinta escasos minutos por los que pasaron sin pena pero también sin gloria porque, cuando más cómodos se les veía en escena y el respetable más empezaba a meterse en su concierto, tuvieron que terminar.

damnations_day_madrid_2014_3

Sin estar mal, porque el grupo tienen matices interesantes, no aportaron demasiado por las condiciones citadas y tal vez eché en falta, ya que llevas banda acompañante, un grupo de más calado para ACCEPT. De todos modos, tal vez estos pocos minutos le hayan hecho ganar algún fan a DAMNATIONS DAY, así que…, mejor para ellos.

damnations_day_madrid_2014_4

ACCEPT

Amenizada la espera con música ambiente compuesta por algunos de los temas más trillados de la historia del Rock, no tardaron demasiado tiempo en apagarse las luces que anunciaban la aparición de los germanos ACCEPT ante el griterío habitual en estos casos. Si con DAMNATIONS DAY la oscuridad escénica había sido la tónica general, con ACCEPT se hizo la luz (espectacular el juego de luces que llevaron) para que no nos perdiéramos ni un solo detalle de lo que Hoffmann, Baltes y compañía nos ofrecerían durante las casi dos horas que duró su descarga y que, sin sorpresas, arrancó con “Stampede”, tema que abre también “Blind Rage”. A partir de aquí, en estos primeros compases, los temas de la etapa Tornillo como “Stalingrad”, “Hellfire” o “200 Years” se fueron entremezclando con clásicos como “Losers And Winners”, “London Leather Boys” o “Starlight” (primeros temas antiguos que cayeron y que recibieron la enérgica respuesta del público) que la banda alemana acuñó en los ochenta confeccionando un repertorio bastante equilibrado.

accept_madrid_2014_1

El problema, a mi modo de ver, es que la defensa lógica del último disco (cosa que les alabo porque los alemanes no tienen ninguna necesidad de vivir del pasado cuando siguen sacando grandes discos), el apostar por bastantes canciones de los discos grabados por el sustituto de Udo y los clásicos imprescindibles santo y seña de ACCEPT no dejaron ningún hueco a las “sorpresas” o los temas menos conocidos más allá de “Ahead Of The Pack” que, encima, no recibió la respuesta debida al tratarse de una canción menos conocida por el público general. Y que nadie me entienda mal porque la banda sonó como un tiro en todo momento, Mark aguantó perfectamente hasta el final del show y el dúo Hoffman-Baltes se hizo dueño y señor del escenario, en especial el primero que aprovechaba cualquier oportunidad (no sólo en sus partes solistas) para acercarse a las primeras filas, poner sus típicas posturas provocadoras y hacer todo tipo de gestos además, por supuesto, de clavar todos los temas con su personal e inconfundible estilo. Una vez más sensacional el otrora rubio guitarrista.

accept_madrid_2014_2_wolf_hoffmann

accept_madrid_2014_3_mark_tornillo

El que me dejó muy frio fue Herman Frank. No parecía a gusto y su rictus de pocos amigos no cambió en ningún momento de su actuación. Tampoco tuvo demasiada presencia escénica, no se juntó con sus compañeros en el centro del escenario ni gozó de mucho protagonismo en los solos (creo recordar que suyos fueron un par o tres nada más). No es que haya sido la alegría de la huerta pero le vi muy poco motivado comparado con sus compañeros.

accept_madrid_2014_4

La parte central la copó el nuevo disco con “Dying Breed”, “Final Journey” y “From The Ashes We” que no bajaron la intensidad del mismo, si acaso esta última por tratarse de un medio tiempo, y fueron bien recibidas por el público, especialmente “Final Journey” que es de mis favoritas de “Blind Rage” y que sonó genial. La “balada” de “Stalingrad” “Shadow Soldiers”, a la que Wolf le imprimió un feeling tremendo, también tuvo cabida en la parte central antes de pasar a otra fija del combo.

accept_madrid_2014_5

accept_madrid_2014_6

Y es que “Restless & Wild” puso la sala entera a cantar con el puño en alto mientras que, como comentaba antes, “Ahead Of The Pack” bajó las revoluciones antes de que “No Shelter” (con un pequeño solo de bajo y guitarra) pusiera de nuevo todo en su sitio. Gran tema de un gran disco como es “Blood Of The Nations” que precedió a la traca final. Para terminar la parte regular del show, y con permiso de la nueva “Dark Side Of My Heart”, dejaron toda la artillería pesada. Primero fue la celebradísima “Princess Of The Dawn” que, inexplicablemente, mutilaron dejando sin tocar un trozo de la misma. “Pandemic” parece que se ha hecho con un lugar privilegiado en el repertorio de los teutones, aunque a mí me parece que tienen temas mejores en “Blood Of The Nations”, porque precedió a “Fast As A Shark” cuyo inicio fue coreado por toda la sala a petición de Tornillo y con la que se marcharon unos segundos a camerinos.

accept_madrid_2014_7

Y digo unos segundos porque tardaron un suspiro en aparecer, como si tuvieran prisa por marcharse o hubieran reservado restaurante para cenar, con los acordes y coros de “Metal Heart” dando otro de esos momentos de comunión entre grupo y público que sólo las grandes canciones pueden lograr. Lógicamente la guitarra de Wolf Hoffmann anunció con uno de los riff más característico del Heavy Metal que el concierto se acababa con “Balls To The Wall” que, al igual que había pasado antes con “Princess Of The Dawn”, no alargaron en exceso como solían hacer antaño. Se agradece porque a veces resultaba algo cansino pero en la parte lenta del mismo se equivocaron (o la cambiaron “a posta” vaya usted a saber) respecto a la versión de estudio.

accept_madrid_2014_8

Finalmente, la outro grabada “Bound To Fail” despidió a la banda en mitad del escenario mientras recibían unos más que merecidos aplausos al trabajo realizado. Está más que claro que el tiempo de parón que tuvo ACCEPT ha hecho volver a la banda con ánimos y energías renovadas porque la trilogía con Mark Tornillo es más que notable y demuestra que tienen cuerda para rato, tanto en estudio como en directo. Lo único es que ojalá varíen algo su repertorio y rescaten alguna más de las muchas joyas de su extenso catálogo para sucesivas giras aunque, viendo el nivel de sus recientes entregas, tengo dudas de que así sea. No obstante, gran concierto.

accept_madrid_2014_9

 

Crónica y fotos: David Ortego

 

Más información sobre ACCEPT en www.acceptworldwide.com

Más información sobre DAMNATIONS DAY en www.damnationsday.com

Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here