ALLEN-LANDE – The Showdown

0

Después de una tediosa batalla que comenzó en 2005 con el disco “The Battle” y al que siguió dos años después una flamígera venganza bajo el nombre “The Revenge”, el duelo de gargantas más poderosas del Metal Melódico regresa con un nuevo estandarte bajo su mando, esta vez titulado “The Showdown“. Y es que cuando la maestría y la elegancia aúnan sus fuerzas con la experiencia y la técnica del guitarrista Magnus Karlsson (PRIMAL FEAR, STARBREAKER) queda bastante patente que el resultado de este contraataque, sólo puede ocasionar una pequeña joya como la que tenemos entre manos.

“The Showdown” arranca con el tema homónimo. Un duelo de voces, Allen/ Lande, que se desafían mutuamente a través de la pieza, como si de una de corriente de aire repleta de distinción se tratara. Algo parecido viene ocurriendo en “Judgement Day”, donde unos teclados, extremadamente sinfónicos, abren paso a la garganta del noruego, el cual se luce con absoluta plenitud en el tema que ha servido como lanzamiento del disco, gracias al videoclip anunciado para la ocasión, en un corte lleno de magia y fuerza, así como de estribillos melódicos y pegadizos.

El plástico continúa sonando en el reproductor, cuando la inmersión total en este cara a cara parece que ha comenzado a hacer efecto en los oídos de quien rubrica esta líneas, y nada mejor para continuar el embrujo que un tema a medio tiempo que, bajo el título de “Never Again”, nos hechiza bajo la cálida voz del duque blanco escandinavo, para después dar paso al especial sentimiento del timbre vocal del americano Russell Allen en esta hermosa y, a la vez, potente balada para después volver a golpear con fuerza en uno de los temas estrella del álbum, “Turn All Into Gold”, una canción que destaca sobre manera por encima del resto del disco. Quizá su excesivamente pegadizo estribillo, con una cadencia vocal que por momentos recuerda a TALISMAN, sea la culpable de su gancho, aparte de teclados puramente genuinos del Rock Melódico y voces repletas de feeling, completan un tema absolutamente redondo.

Sabemos cuáles son sus armas, su mágica portada a lomos de dos hermosos dragones nos hace intuir que el enfrentamiento no será fácil, por lo que el disco sigue su cometido a través de piezas como “Bloodlines” o “Copernicus” , bellas composiciones que cabalgan en las melodías más suaves para traer a nuestros tímpanos sentimientos que nos retrotraen a lánguidos sonidos, especialmente en este último, del AOR más genuino y, por qué no decirlo, también algo comercial.

Pero su golpe final aún no está dado, en una última parte que, a pesar de suponer un leve escalón hacia abajo con respecto a los primeros mandobles, parece recuperarse con “Maya” un corte muy al estilo SURVIVOR al que sigue “The Artist” y el Bonus Track “Alias” los cuales sin perder un ápice de melodía, dan por finalizada la contienda de este “The Showdown” y a su vez, una épica trilogía cuya pugna a dos bandos se ve resuelta sin victoria, o mejor dicho sin ganador, ya que la única gloria será para aquellos cuyo paladar, con una pizca de buen gusto y gran afición por el saber hacer, sean capaces de saborearlo.

Jessica Tornos-Ybes

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here