AMON AMARTH – Surtur Rising

0
Leyenda

Con altas expectativas se ha esperado la llegada de “Surtur Rising”, disco que marca el retorno a la actualidad de AMON AMARTH, actualidad de la que, dicho sea de paso, los suecos no se han apartado en los últimos años debido a su creciente fama y buen estado de forma.

El éxito de su Death Metal vikingo ha situado a la formación en el punto de mira de los fans con cada nuevo lanzamiento. Una portada similar a la de sus primeros álbumes por aquí y unos potentes temas de adelanto por allá pusieron a todos sus seguidores como lobos hambrientos al acecho. ¿Era conveniente mantener tanta expectación ante la posibilidad de que AMON AMARTH volviera a romper cráneos como en sus primeros años? Posiblemente no, y quizá por ello alguno se haya llevado un chasco, pero aquellos que saben cómo las gastan los escandinavos en tiempos recientes no se verán defraudados por este trabajo, en el que vuelven a demostrar por qué son maestros en el sentido de la épica y el poder metálico, a lo que hay que dar más valor si cabe teniendo en cuenta que con ocho discos en su haber siguen manteniendo un alto nivel creativo.

Con un diseño similar a sus antiguas portadas, el gigante de fuego Surtur preside una impactante ilustración que oculta, como no podía ser de otra forma, varios hachazos en forma de canciones, que se alternan entre temas bárbaros y medios tiempos. Así comienza la incursión nórdica, con una increíble y arrolladora “War Of The Gods”, todo furor y habilidad en guitarras y rítmica, para pasar a la más lenta pero igualmente abrumadora “Töck’s Taunt”, que cuenta con unas guitarras espléndidas que construyen el enclave perfecto para un excelso estribillo (atención también al no menos impactante solo) cantado por la desgarrada voz de Johan Hegg. De nuevo los suecos arrasan con todo en la potentísima “Destroyer Of The Universe” y rebajan el tono en un contenido “Slaves Of Fear”, llevándose el protagonismo las melodías. Hegg ruge como nunca en la marcial “Live Without Regrets”, de vigoroso estribillo, mientras que los ritmos pausados de “The Last Stand Of Frej” aumentan las cotas de dramatismo, pero es precisamente ese tono, junto a pistas como la mencionada “Slaves Of Fear”, el que baja el listón del álbum, constituyendo pequeñas decepciones puesto que se atragantan un poco.

“For Victory Or Death” es demasiado asequible por su sonido, aunque entra dentro de los cortes rabiosos, mejorando cuando se desata el ragnarok guitarrero. Encaminándonos hacia el final escuchamos un cadencioso y atrayente “Wrath Of The Norsemen”, con un Hegg más cavernoso de lo habitual, como también ocurre en la bruta “A Beast Am I”, que cuenta con un sorprendente cambio al pasar los 3:40 que no deja de ser una introducción a la siguiente canción, “Doom Over Dead Man”, densa, atmosférica, con elementos sinfónicos y posiblemente el mejor medio tiempo de la obra.

En resumen, “Surtur Rising” no es una obra innovadora ni lo pretende, pero sí es consistente y coherente con la senda de sus trabajos más cercanos. Se puede decir que AMON AMARTH ha vuelto a rubricar una obra de notable, y pese a ligeros altibajos, sigue sin defraudar.

 

Enrique Herrero

Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here