ANDY TIMMONS: Crónica del concierto en Madrid

0
Leyenda

Para muchos de nosotros, seguidores del Hard Rock, el nombre de Andy Timmons siempre estará ligado al de los neoyorquinos DANGER DANGER y a los dos geniales discos en los que puso su impronta a las seis cuerdas. Lejos quedan esos años y, desde que abandonara la formación de Bruno Ravel y Ted Poley, se ha labrado una reputada carrera como guitarrista de sesión o en directo para artistas tan variopintos como Paul Stanley, Olivia Newton-John o Paula Adbul así como en solitario, consiguiendo estar presente en los Top de las listas que publican las revistas especializadas año tras año.

andy-timmons-concierto-2015-2

El primer concierto de su nuevo periplo europeo tuvo lugar en Madrid y tendría como acompañante, abriendo para él, al guitarrista italiano Ciro Manna. O eso era lo que teóricamente debía haber sido ya que, justo antes de que fuera a entrar a Caracol, escuché un comentario a una persona diciendo que no había telonero porque no había llegado a tiempo. Me sorprendió ya que parecía haber bastante gente dentro de la sala pero, tras preguntar a un miembro de la organización, se confirmó esta circunstancia por lo que habría que esperar hora y cuarto hasta que el americano y su Ibanez salieran a las tablas. Al menos lo pude hacer fuera…

andy-timmons-concierto-2015-3

No estaba muy seguro del poder de convocatoria de Andy, ya que su última visita, si no recuerdo mal, fue en la sala Ritmo & Compás, cuyo aforo era bastante menor a la que acogía el concierto esa noche. Sin embargo, cuando entré pasadas las nueve me encontré con un recinto prácticamente abarrotado de seguidores del guitarrista, lo que siempre agrada ya que el ambiente fue inmejorable para disfrutar de su virtuosismo y su feeling.

andy-timmons-concierto-2015-4

Sonaron los aplausos cuando aparecieron en escena su bajista desde hace más de veinticinco años, Mike Daane, y el nuevo baterista Rob Avsharian, quien cumplió con creces con su papel. Esto no fue nada comparado con la ovación que recibió Andy cuando hizo acto de presencia, saludaba a la audiencia y se marcaba los primeros acordes de “Super 70´s”, tema  inédito que abría su recopilatorio “That Was Then This Is Now”, y que hizo lo propio con un concierto que tuvo momentos brillantes pero otros que, personalmente, no me gustaron tanto.

andy-timmons-concierto-2015-5

El guitarrista de Indiana se mostró en todo momento cercano, simpático y muy comunicativo entre tema y tema, haciendo bromas mientras presentaba las canciones (sobre todo las nuevas que aún no han visto la luz según comentó) o respondiendo a algún fan que le pedía esta u otra canción. Todo esto sin perder la sonrisa mientras se movía, frenéticamente, por el escenario. Además, improvisaba bastante como cuando cogió su teléfono móvil e hizo slide con él hasta que pidió a alguien del público un botellín de cerveza haciendo lo mismo. Pequeños gestos que gustan y hacen un poco más “grandes” a esos músicos.

andy-timmons-concierto-2015-6

Ataviado de manera informal pero elegante, con vaqueros y chaqueta, como su estilo a la hora de tocar, el concierto de Andy Timmons transcurrió entre algunos de sus temas más conocidos como la sentidas y emocionantes “Electric Gypsy” y “Cry For You”, en las que el silencio en la sala fue total y absoluto, o la country “Farmer Sez”, donde haciendo gala de su sentido del humor nos pidió que gritásemos un “yiiiihaaaaa!!!” como si estuviésemos en el oeste provocando las risas de todos.

Se acordó, lógicamente, de su último disco editado hasta la fecha, “Resolution”, interpretando un par de cortes del mismo como la lenta “Helipad” y la fantástica “Deliver Us”, de las que más me gustaron del repertorio, donde el público se desmelenó con el riff del americano. Un gran momento de los muchos que hubo, sin duda.

andy-timmons-concierto-2015-7

La energía y la movilidad de Andy, contrastaba brutalmente con el estatismo total de su compañero al bajo, Mike Daane, que parecía, literalmente, anclado al suelo en su lado del escenario. Este tuvo su momento de protagonismo en un escueto solo de bajo que, personalmente, no me aportó absolutamente nada y me aburrió sobremanera pero que sirvió para que Timmons descansara unos instantes. De otro modo no es comprensible…

Pero para mí, sin duda, el momento de más tedio fue en el inevitable homenaje a los BEATLES que el bueno de Andy les rindió durante unos diez minutos aproximadamente, en los que desgranó fragmentos de “Sgt. Pepper´s Lonely Hearts Club Band”, “With A Little Help From My Friends”, “Lucy In The Sky With Diamonds” o “Strawberry Fields Forever”. Como no comparto su admiración por la banda de Liverpool lo más mínimo, ni siquiera su adaptación de esos temas me agradó. Qué le vamos a hacer… Otros lo disfrutaron mucho, cosa de la que me alegro.

andy-timmons-concierto-2015-8

La dinámica “Beautiful Strange”, “Pink Champagne Sparkle”, o los temas nuevos que presentó como “Welcome Home”, “That Day Came” o “Sanctuary” también tuvieron su lugar en un repertorio equilibrado entre los temas lentos y blueseros, y los más rápidos o movidos. Gustos personales aparte, el set no defraudó a casi nadie de los presentes, me atrevería a decir.

El cierre, tras cien minutos de música instrumental (en Madrid no cantó ninguna versión de Hendrix, supongo que por no estar Ciro Manna) lo puso la pedida y celebrada por el público “Groove Or Die”, tras la que el músico bajaría a firmar ejemplares del DVD didáctico que vendía en el merchandising o lo que la gente le pidiera en un nuevo gesto de cercanía para con sus fans.

No soy muy amante de los conciertos instrumentales de guitarra pero, como seguidor de DANGER DANGER quería ver al guitarrista que nunca podrán sustituir adecuadamente al menos una vez en la vida en directo. Ya que con sus ex compañeros de fatigas no podrá ser (aunque nunca se sabe) al menos pude disfrutar de la elegancia y virtuosismo de Andy Timmons tocando sus propios temas. No salí defraudado.

 

Crónica y fotos. David Ortego

Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here