ARCHGOAT – Heavenly Vulva (Christ’s Last Rites)

0

Este EP dura 16 minutos, menos que una canción cualquiera de cualquiera de tus grupos favoritos de Doom Metal. Tiene una intro tétrica al uso y cinco arcadas contra la decencia y el buen gusto al uso. Bien, bien, bien. Hay algo entrañable, perturbadamente entrañable si se quiere, en este grupo que lleva haciendo ruido (literalmente, entiéndase) desde 1989 (aunque paró entre 1993 y 2004), que viene de Turku y que forma parte de la primigenia escena finlandesa, que se llama ‘archicabra’ y que titula a su último EP “Heavenly Vulva” y a sus canciones cosas como “Blessed Vulva” o “Penetrator Of The Second Temple”. Que pone una portada como la que pone (sorna para el subtítulo “los últimos ritos de Cristo”) y que sigue a aquella de “The Light Devouring Darkness” en la que un enorme (y hambriento) macho cabrío se zampaba de postre a Jesús crucificado. Hay algo enfermizo pero entrañable en esta mezcla de patología sexual, satanismo infantiloide, provocación macarra y Metal primitivo y cavernícola. Supongo que en definitiva es lo que siempre hemos llamado actitud, aquello que ni se compra ni se vende…

Esto son 16 minutos y deja ganas de más pero, y perdón por la suspicacia, también resulta favorecido por lo efímero del trance. No da tiempo ni de cansarse ni de plantearse cuánto da de sí la fórmula. Así que funciona. La mecha de ARCHGOAT se enciende, recorre esta media docena de aberrantes himnos y termina con la explosión del silencio. Y funciona porque además el grupo le pone sal y pimienta y porque la producción resulta lo suficientemente accesible sin salirse del esquema old-school-trve-sonidos-del-inframundo que requiere la cosa.

Sal y pimienta: ARCHGOAT no se conforma con dejar un rastro impío de Bestial Black Metal y War Metal a todo trapo y tiene tiempo para, en canciones que apenas bordean los tres minutos, meter un puñado de cambios de ritmo y un par de adornos bien seleccionados. Esto no es desde luego la fórmula de la Coca-Cola pero es divertido, brutal, obsceno, satánico y ofensivo. A los fragmentos de Black y Death / Black más vertiginosos y nihilistas se unen ritmos a medio tiempo sucios y crujientes y hasta pasajes de atmósfera Doom. Todo comandado por los gruñidos animales de Lord Angelslayer (los sobrenombres tampoco decepcionan) y por un estilo musical totalmente extraído de la vieja escuela: macarra, oscuro, brutal y violento. Entre BEHERIT, BLASPHEMY, DARKTHRONE y, ahora también, CELTIC FROST.

Todo mezclado en crudo y con una violencia demoníaca. “Penetrator Of The Second Temple” comienza con el orgasmo de una mujer y (creo) un macho cabrío y alcanza un clímax de agresión metálica en el que toca cima un disco que se recrea en sonidos de funeral con redobles de campana en “Day Of Clouds” y deja una cohesión impecable entre la barbarie y el groove en “Blessed Vulva” y “Goddess Of The Abyss Of Graves”. Todo en dieciséis minutos de Metal Extremo de las cavernas. “Heavenly Vulva” es rápido, es sucio, es malvado y te deja con ganas de más. Todo lo que se le puede pedir a un EP como este.

 

Juanma Rubio

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here