Crítica de ARWEN – The Soul’s Sentence

1
Arwen The Soul's Sentence

Catorce años han pasado desde el lanzamiento de “Illusions”, segundo y, hasta ahora, último disco de ARWEN. Catorce años en los que vimos como el combo madrileño presentó un álbum brillante, que marcó una época y recibió grandes críticas en consecuencia, que fue licenciado en diversos países -Argentina, Japón, Rusia, EEUU, por poner algunos ejemplos-, y que fue presentado durante los años 2005 y 2006 en gira en parte con EVERGREY y en parte con RATA BLANCA. El ciclo tuvo su punto final en el año 2010 en el cual, con nueva formación, los madrileños hicieron varios conciertos con JEFF SCOT SOTO y AXXIS. A partir de entonces, y hasta hoy, nada más habíamos sabido de ellos a excepción del último corte del disco que nos ocupa, “The Soul’s Sentence”, el cover de “You Know My Name” en homenaje al tristemente desaparecido Chris Cornell, lanzado por la banda en 2017.

Este silencio ha sido largo, muy largo. Demasiado. ARWEN, un grupo en otros tiempos puntero y estandarte del Metal melódico con tintes progresivos nacional, no lo merecía. Y es aquí cuando de repente, y tras muchos rumores, recibimos una invitación para asistir a una escucha para medios de prensa de presentación de “The Soul’s Sentence”, en los estudios New Life, comandados por los propios integrantes de la banda José Garrido y Daniel Melián; tras la cual recibimos el disco propiamente dicho, junto con el artwork del mismo. Y esto nos trae aquí. “The Soul’s Sentence”, ya es una realidad, ARWEN ha vuelto.

Y la pregunta temida por todos, por lo menos por mí, al recibirlo fue: Una banda que fue tan grande como ARWEN, ¿habrá podido colmar la expectación creada por esta obra tras tantos años de silencio? ¿O el tiempo habrá diluido su esencia y habrá perdido la magia de antaño? La respuesta, tras trabajar y escuchar el disco una y mil veces, es que no han cumplido con las expectativas creadas, si no que han hecho mucho más que eso, las han superado con creces.

“The Soul’s Sentence” revela detalles en cada escucha

Hacía mucho, muchísimo tiempo que no me sucedía que tras esperar un álbum con ilusión, y tener las expectativas por las nubes, la escucha del mismo no sólo colmase las mismas, sino que me sorprendiese, ilusionase, me devolviese ciertos sentimientos por la música que hace muchos años dejé de tener. Porque “The Soul’s Sentence” es eso, es un canalizador de sentimientos cuya escucha hace que fluyan en ti alegría, amor, ilusión, tristeza… Desde hacía mucho no perdía la noción de dónde estaba escuchando una canción mientras que la mente me llevaba a otro sitio lejano, y este disco de nuevo lo ha conseguido.

“The Soul’s Sentence” es una verdadera delicia, es como esa persona que conoces y acto seguido sabes que es la indicada: la primera impresión es magnífica, pero volver a verla, escucharla, una y otra vez, no cansa, al contrario, hace que tengas más ganas de disfrutarlo una y mil veces, pues cada escucha revela detalles, matices que antes no habías percibido, que antes no habías sentido. Convence al principio y convence al final, y lo digo con conciencia de causa, habré escuchado el trabajo más de cincuenta veces, y no exagero. Y cada vez me gusta más, no hay cansancio o hastío en ello, sigue la apetencia por volver a disfrutar de esos diez magníficos pasajes para volver a sentir con ellos esa magia que da la música, cuando esta está concebida con el mismo sentimiento.

Novedades en el sonido de ARWEN

Musicalmente hablando, ARWEN a día de hoy ofrece algo ciertamente distinto a lo que en su día pudimos disfrutar en sus anteriores discos “Memories Of A Dream” e “Illusions”; el sonido actual que ARWEN presenta en “The Soul’s Sentence” es un Metal moderno, melódico, menos encasillado y, por ende, mucho más variado que antaño.

En él fluyen con total naturalidad pasajes hard rockeros o progresivos por poner un par de ejemplos, momentos musicales que están perfectamente entrelazados a través de las increíbles melodías vocales que nos presenta este inmenso músico (para mí el mejor que hay en este país) que es José Garrido. Su voz se mueve en sonoridades más americanas que europeas en registros del estilo de Myles Kennedy, el ya citado Chris Cornell, Ritchie Kotzen o incluso Michael Kiske (en su vertiente más rockera). Sus melodías vocales conforman el hilo conductor que nos lleva a través del maravilloso viaje que nos espera durante la escucha de los temas que componen la obra, muy heterogéneos pero que fluyen uno tras otro de forma natural y sin perder en momento alguno la esencia que siempre tuvo y tiene ARWEN.

Las canciones de “The Soul’s Sentence”

Entrando ya en lo que nos ofrece “The Soul’s Sentence”, la carta de presentación del mismo es “Hollow Days”, tema en el que colabora Alex Skorza (SILVER FIST), abriendo el disco con un sonido contundente y muy limpio, bases rítmicas muy bien definidas, y una melodía que va directa a tu mente y no sale de ahí, un “hit” en toda regla, que podría ser perfectamente single del álbum y del que emana un sentimiento de optimismo.

Tras él, viajamos a “Torn From Home”, corte que quizás enlaza otros tiempos de ARWEN con lo que actualmente ofrece, un tema más denso y elaborado, que mezcla voces limpias con algunos guturales en unas melodías vocales que, como a lo largo de todo el disco, son muy elaboradas, bases rítmicas más pesadas, y algunos toques prog en algunos instantes.

Tras él, “Us Or Them”, de temática de cambio y rebeldía, nos muestra a los ARWEN actuales. En el tema colabora Valen Domínguez, cantante de SINAIA, con un desarrollo vocal que por momentos recuerda a ALTER BRIDGE. Tiene de todo, partes progresivas, una rítmica muy agresiva, ciertas partes de confort y una parte de desarrollo Thrash que hará que más de uno haga “headbanging” como dio manda.

“The Void”, nos muestra una versión distinta de ARWEN, mucho más hard rockera que lo que hasta aquí habíamos escuchado, ofreciendo una canción de muchísima presencia melódica, con unas líneas vocales que protagonizan todo el tema.

“When the World Doesn’t Matter”, es un tema que representa y enlaza a la perfección pasado y presente de la banda; más groove, más denso, con unas melodías vocales insuperables, el sentimiento de optimismo en uno mismo es total.

Tras él, llega “Endless Burden”, una canción que puede servir de punto y seguido en el disco; un medio tiempo espectacular, muy elaborado, denso, lento, que nos lleva a una dupla vocal formada por José Garrido y Javier Vega (BEYOND) que, junto con un acompañamiento musical exquisito, nos ofrece momentos excepcionales, hasta llegar al estribillo donde su mayor fuerza e intensidad se hacen presentes; es un tema en el que todo fluye de forma pausada pero continuada. Lo que ofrece ARWEN en este tema es mágico, único.

Tras esta maravillosa pausa, con “Beyond Pain” volvemos a la fuerza, a la agresividad. Una intro de sintetizador abre otro temazo, de corte futurista y de tintes power-prog, con una base rítmica muy cruda, ruda, pero limpia y definida hasta el extremo, que nos conduce a momentos donde la voz junto con guitarra y bajo nos recogen y llevan a un estribillo genial. Qué maravilla. Tras él, “My Worst Self”, en el que colabora Miguel Rocha (BOYD) se presenta como una tormenta perfecta: Una intro de sección de cuerda da inicio a un corte más orquestado que los anteriores, con mucha potencia musical y presencia a la vez de las líneas vocales. Es muy agresivo, completo y nos trae por momentos un sonido más cercano a ellos mismos.

En la recta final del disco, nos encontramos con “Crying Blood”, un tema del que Javi Díez está especialmente orgulloso y en el que brilla con luz propia, siendo la batuta de una canción de corte mucho más melódico que los dos anteriores, con una línea vocal llevada majestuosamente por José Garrido. De lo mejor del álbum sin duda alguna.

Para terminar, “Our Chance”, un regalo para nuestros oídos en forma de medio tiempo. En él colabora la que en su día fue voz femenina de ARWEN, Mamen Castaño. Acústico en su inicio, cuenta con una base musical que acompaña a la perfección a la dupla vocal con líneas que se cruzan y entrelazan hasta llegar a un estribillo que explota y nos impregna de todo el sentimiento que lleva dentro.

“The Soul’s Sentence”, el mejor disco del año

Diez canciones, diez sentimientos, diez momentos únicos; ARWEN ha plasmado en “The Soul’s Sentence”, lo que hoy en día tanto se echa en falta, la perfecta mezcla entre frescura compositiva y calidad musical, ambos con un nivel excepcional.

En un momento en el que el panorama musical nos presenta, en su mayoría, bien nuevos discos de bandas consagradas cuyo talento ha desaparecido totalmente para ofrecernos más de lo mismo, bien álbumes de bandas noveles que no son capaces de llegar a lo más alto por calidad, convicción y detalle, ARWEN se postula con este trabajo como lo que fue y siempre debió ser: la punta de lanza del Metal Melódico nacional que debe y será reconocida internacionalmente.

“The Soul’s Sentence” es el mejor disco del año, y el lanzamiento más importante que ha habido en este país en los últimos cinco. José Garrido, Daniel Melián, Gonzalo Alfageme, Javi Díez y Nacho Arriaga, músicos cuyos nombres se han de reseñar, han sabido aunar todo su talento y maestría compositiva para darnos este regalo en forma de LP, regalo que, como debe ser, viene inmejorablemente presentado con un artwork digno de mención y de detallado preciosismo a cargo del también cantante Javier Vega (Wega Design), una impresionante portada a cargo de Nekro, y una labor de fotografía a cargo de la reconocida Nat Enemede, que conjunta a la perfección con lo que la obra nos da.

Podría escribir más, mucho más de “The Soul’s Sentence”, pero creo que hay ocasiones en las que no existen palabras que hagan justicia a lo que la música en sí como arte nos da, nos hace sentir. Sinceramente, haceos con él. Ya. Y comprar otro para algún amigo despistado. El mejor disco de este año (y seguramente del que viene) no debe quedar en el olvido. Y ARWEN no debe volver al silencio nunca más. No lo merece, ni lo merecemos. Enhorabuena.


 

Más información sobre ARWEN en su Facebook oficial.

Reseña Panorama
Nota
10
Compartir
Artículo anteriorNIGHTRAGE estrena el single “By Darkness Drawn”
Artículo siguienteDEE SNIDER estrena el videoclip de “For The Love Of Metal”
Músico, DJ, barman... pero por encima de todo, amante del Metal en todas sus vertientes; desde que escuché allá en 1986 por primera vez a EUROPE y conocí el Heavy Metal, no he dejado de seguir un estilo musical que, más de treinta años después, me sigue aportando ganas de vivir y de sentir, ganas de metalear y ser feliz. Rock on! \m/
Madness Live!

1 Comentario

  1. Este si es un señor discazo, y hay que reconocerle el mérito a Arwen tras tanto tiempo trabajando en la música. No como Saratoga que se repiten hasta la saciedad y no aportan nada nuevo. A mi este disco me ha gustado mucho.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here