BEHEMOTH invoca a Lucifer en Madrid en un gran concierto

0
Behemoth - Concierto en Madrid

Crónica de los conciertos de BEHEMOTH, AT THE GATES y WOLVES IN THE THRONE ROOM - 19 de enero de 2019, Madrid (sala La Riviera)

En diez años hemos visto crecer mucho a BEHEMOTH, que ha pasado de salas pequeñas y las carpas menos relevantes de los festivales a gobernar sus grandes escenarios en prime-time. Posición ganada a pulso, como demostró otra vez con su actuación en Madrid. La banda polaca venía a presentar “I Loved You At Your Darkest”, un álbum que ha sido recibido con frialdad por los fans y que posiblemente sea su peor trabajo en mucho tiempo. No obstante, la formación brindó un grandísimo espectáculo, con la compañía de AT THE GATES y WOLVES IN THE THRONE ROOM.

WOLVES IN THE THRONE ROOM

Wolves In The Throne Room - Concierto en Madrid

Apenas 30 minutos le sirvieron a WOLVES IN THE THRONE ROOM para meterse la gente en el bolsillo. Lo cierto es que, a pesar de ejecutar un setlist de tres temas largos y densos -"Angrboda", " The Old Ones Are With Us", "Born From The Serpent's Eye", todos de su último trabajo, “Thrice Woven”-, lo que quedó fue la sensación de que su recital había sido cortísimo, y eso desde luego es todo un halago.

Wolves In The Throne Room - Concierto en MadridLa Riviera no estaba llena -el día de perros hizo que muchos esperaran para acceder y evitar así el frío y la lluvia en la cola- cuando la banda estadounidense se plantó en el escenario, por lo que muchos se encontraron el concierto empezado al acceder al recinto. En cualquier caso, y solo con las tres canciones que han ido interpretando en su periplo europeo, los de Olympia fueron atrapando y convenciendo a la audiencia con su solemne, atmosférico y melancólico Black Metal.

Wolves In The Throne Room - Concierto en MadridEl grupo ocupó el gran escenario de La Riviera posicionando teclado y batería en cada extremo y dejando el protagonismo a Nathan Weaver y Kody Keyworth. En un segundo plano encontrábamos a Brittany McConnell a los teclados -ojo a esta chica, que en otros proyectos es violinista y baterista-, difícil de ver entre tanta oscuridad. Y es que WOLVES IN THE THRONE ROOM prácticamente se ocultó entre las sombras proporcionadas por el contraluz y la niebla, así como en los adornos ceremoniales de los pies de micrófono y el pebetero humeante con el que “bendijeron” al público de las primeras filas.

Wolves In The Throne Room - Concierto en Madrid Wolves In The Throne Room - Concierto en Madrid

El grupo, siempre con sonido limpio y una puesta en escena sobria y enigmática, dejó con hambre a buena parte del público. Los lobos lograron una atmósfera opresiva y misteriosa -esos momentos pausados casi mágicos…- captando la atención de aquellos que se encontraron con la formación por primera vez en vivo. Perfecto e intenso calentamiento para lo que vendría después.

Enrique Herrero

 

AT THE GATES

At The Gates - Concierto en Madrid

Tras un notable concierto de los estadounidenses WOLVES IN THE THRONE ROOM, subían al escenario los suecos AT THE GATES. Aunque el último disco no esté entre lo mejor de su carrera (aún siendo un buen trabajo) había muchos adeptos de su música entre el público asistente, ávidos de Death Metal de Gotemburgo. No se va a dar la espalda al grupo por haber bajado un peldaño: a pesar de faltarles gravemente al respeto no incluyendo su nombre en el ticket de la entrada (igual sucedió con los estadounidenses) su estatus sigue siendo legendario.

At The Gates - Concierto en Madrid

Desde su reunión, he asistido a cuatro conciertos de AT THE GATES. Creo que en esta, teloneando a BEHEMOTH, posiblemente haya visto la mejor de sus versiones en cuanto a sonido y contundencia. El punto siempre más crítico y que todo el mundo tiende a valorar en un primer paso de cualquier análisis es el cantante. Pues bien, las cuerdas vocales de Tomas Lindberg se mostraron en buen estado de forma, así como el resto de la banda, sólida y con un sonido poderoso. Solo flaqueó el primer tema, donde el volumen de las guitarras estaba por ajustar. De ahí en adelante, todo rodado.

La única duda que arrojó Tomas Lindberg, y la viene ofreciendo desde hace muchos años, es sobre lo que oculta debajo de su sempiterna gorra. Por lo demás y bromas aparte, creo que estuvo muy bien de voz, o al menos mejor que en su anterior paso por Madrid.

At The Gates - Concierto en Madrid

Por otro lado, la marcha de Anders Björler, aunque quizá se notara en el decaimiento compositivo de “To Drink From The Night Itself”, no parece sufrirse en directo. Jonas Stålhammar, su sustituto e integrante de míticas formaciones como GOD MACABRE (e integrante junto a Lindberg de THE LURKING FEAR) encaja perfectamente en el engranaje. En vez de comportarse como un pegote en el escenario, el tipo parecía llevar años tocando en la banda.

At The Gates - Concierto en Madrid

En cuanto a las canciones elegidas, evidentemente no faltó el previsible arranque con “To Drink From The Night Itself” y otros títulos incontestables como “Slaughter Of The Soul” y “At War With Reality”. Este trío fue un inicio arrasador con el que engatusar a su masa. De su último trabajo también estuvieron otras de las mejores canciones como “A Stare Bound In Stone“ y “Daggers Of The Black Haze”.

At The Gates - Concierto en Madrid

Descolocó que la presentación de su nuevo disco quedara justo ahí: solo tres temas. Hubo mucho más peso para “At War With Reality”… no sé si por falta de confianza en su propio material nuevo. Me extrañaría que ese fuera el motivo, pero así fue de facto. Quizá haya una gira como cabezas de cartel más adelante con mayor espacio dedicado a este nuevo trabajo, lo cuál sería una explicación lógica.

At The Gates - Concierto en Madrid

Tampoco atisbo si se trata de algo casual o no, pero la falta de canciones más antiguas resultó extraña: solo hubo cariño para sus tres últimas creaciones. Del resto, nada de nada. No sé si de cara al futuro se va a pasar muy de puntillas por todos los trabajos anteriores, sería todo un error. Espero que el grupo no olvide toda la trayectoria previa y sepa dar cancha a material glorioso como "The Break Of Autumn" o “Ever-Opening Flower” (una petición personal de siempre y que jamás cae) y los  viejos clásicos como “Kingdom Gone” o “Forever Blind”.

At The Gates - Concierto en Madrid

Tampoco estaría de más reciclar un poco de sus elecciones dentro de su catálogo reciente, introduciendo cositas como “The Head Of The Hydra”. Ya que vas a centrarte en tu material reciente, por lo menos que haya alguna novedad respecto a lo visto en sus conciertos desde hace cuatro o cinco años. Con todo lo que digo, es evidente que AT THE GATES no eligió un set list arriesgado, aquello fue una elección sencilla y sin complicaciones. “Cold”, “Death And The Labyrinth”, “Heroes And Tombs”, “Suicide Nation”, “The Book Of Sand”, “Blinded By Fear” y “The Night Eternal”.

At The Gates - Concierto en Madrid

Al margen de peticiones sobre el set escogido, hay que reconocer que sus seguidores gozaron de su corta aparición sobre el escenario. La solidez sobre las tablas, el carisma e interacción con el público (especialmente de Tomas) hicieron de la actuación de AT THE GATES algo digno de ver. Espero que pronto se acuerden de pasar por España para darnos un poquito más, parece que nunca logran saciarnos por completo, y encima dejando con más ganas visto su buen estado de forma.

At The Gates - Concierto en Madrid

No quisiera cerrar la crónica sin poner una pega a AT THE GATES, aunque ajena a lo visto sobre el escenario: me gustaría saber quién tuvo el feo detalle de subir 15 euros por encima del precio real a su último disco en el puesto de merchandising. El hecho de estar firmado no creo que lo justifique en absoluto. La idea cimentada sobre la presunta humildad de los de Gotemburgo se tambaleó al ver la disparatada locura de euros que pedían por su vinilo. Un consejo, muchachos, y además gratis: los pies, cuanto más cerca del suelo, mucho mejor. Dejando estos pequeños detalles negativos a un lado, el show de AT THE GATES fue muy bueno en líneas generales.

Carlos Herrero

 

BEHEMOTH

Behemoth - Concierto en MadridEl magnífico directo de los polacos no debería ser una sorpresa a estas alturas. Todo está calculado al milímetro, con una profesionalidad a prueba de bombas y una ejecución prácticamente de compañía de teatro. BEHEMOTH no deja nada al azar: iluminación y efectos se usan en el momento musical preciso para conseguir el mayor impacto en el público.

Behemoth - Concierto en MadridPoco importó que la banda presentara “I Loved You At Your Darkest”, cuyas canciones, en líneas generales, funcionaron en directo. Lo comprobamos cuando, al caer el telón que ocultaba el escenario mientras los músicos se colocaban y sonaba la “angelical” intro “Solve” (durante el cambio de bandas estuvimos escuchando sin parar las voces de los dichosos niños), los miembros de BEHEMOTH se plantaron entre cañones de humo y una niebla sepulcral ataviados con máscaras cadavéricas y recibiendo la calurosa acogida de los asistentes.

Behemoth - Concierto en MadridChispas, una iluminación excelente y la proyección de imágenes en la pantalla triangular del fondo se conjugaban, como había dicho previamente, con la música. Por ejemplo, en “Wolves Of Siberia”, dispararon los cañones de humo justo en el momento en el que sonaban los aullidos y la canción crecía en rabia.

Behemoth - Concierto en MadridNergal, con sus poses y miradas cargadas de odio, aglutinaba la atención y cargaba con el peso escénico, pero era escoltado por los titánicos, por tamaño y presencia sobre las tablas, Orion y Seth. A Inferno no se le veía fácilmente pero recibía eventualmente visitas de sus compañeros por las plataformas que había a cada lado de la elevada batería.

Behemoth - Concierto en MadridSu ejecución fue nuevamente perfecta, como ya pudimos constatar hace unos años en Leyendas Del Rock y Resurrection Fest. Una maldita máquina engrasadísima y letal que no deja nada al azar, lo que tiene algo negativo: no hay lugar para la improvisación. No es que BEHEMOTH tenga que volver a marcarse versiones de TURBONEGRO, pero la espontaneidad y el toque macarra en el directo también es apreciable. A cambio recibimos una implacable interpretación musical, tiempos perfectamente medidos y la variada parafernalia de los músicos.

Behemoth - Concierto en MadridPor el lado del espectáculo, salimos ganando. En lo musical, seguro que el setlist no fue del agrado de todos por la cantidad de temas nuevos. "Bartzabel" enfrió los ánimos, por ejemplo. Ahí pudimos ver a Nergal ataviado con un gorro de obispo satánico. "God=Dog" o "Ecclesia Diabolica Catholica", intercalados con otros temas antiguos, fueron mejor recibidas a pesar de no haberse ganado todavía el corazón de los fans.

Behemoth - Concierto en MadridPor el contrario, otras canciones, tanto clásicas como de su aplaudido “The Satanist”, fueron aclamadas y desataron la emoción del público. Los puños se alzaron firmes en cortes como “Ora Pro Nobis Lucifer”, “Ov Fire And The Void”, “Conquer All”, “Decade Of Therion” (con la que la gente se vino arriba), un sobrecogedor “Blow Your Trumpets Gabriel”, coreado por el público madrileño, al que Nergal declaró su amor en español, y un brutal “Slaves Shall Serve”.

Behemoth - Concierto en MadridTras "Chant For Eschaton 2000", y los polacos con las bocas ensangrentadas, llegaron los bises. En primer lugar, "Lucifer", durante la cual Seth portó un enorme sombrero emplumado y “We Are the Next 1000 Years”, una nueva canción poco indicada para cerrar un concierto -personalmente me hubiera quedado con la propia "Lucifer" o con la estremecedora despedida que suponía “O Father O Satan O Sun!”-,  y la outro “Coagvla”. Cuando se suponía que estaba todo el pescado vendido, en el tramo final de esta pieza instrumental se perfilaron las siluetas de los cuatro músicos sobre las tablas para acompañar con tambores la épica percusión. Visualmente, otro momento poderoso de la noche.

Behemoth - Concierto en MadridDesde luego, BEHEMOTH ha llevado los directos de Metal Extremo a otro nivel. Se echa en falta esa chispa de gracia, imposible en un show tan encorsetado, pero el espectáculo que arman los polacos es memorable. Por ahora, las audiencias lo respaldan.

Behemoth - Concierto en Madrid

E. H.


 

Fotos: Enrique Herrero

Promotora: Live Nation

Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here