BENEDICTUM – Dominion

0

Hablar de los norteamericanos BENEDICTUM es hacerlo sobre un grupo irregular, bastante irregular, a decir verdad. Desde que les eché el ojo hace un par de años con su segundo y anterior disco, “Seasons Of Tragedy”, me dieron la sensación de ser la típica banda en el género con todos los ingredientes para triunfar, esto es, proceder de EE.UU., país experto en estrategias de marketing, lo cual les asegura supuestamente una promoción potente, tener brillantes producciones con gente de renombre tras los mandos, como puede ser Jeff Pilson (ex DOKKEN, DIO), y tener el apoyo de importantes casas discográficas (en el caso de “Dominion”, este último lanzamiento que nos ocupa, nada más y nada menos que con Frontiers Records).

Pues bien, a pesar de lo comentado en el párrafo anterior, y una vez escuchado al completo este “Dominion”, me sucede exactamente lo mismo que me pasó al adentrarme de lleno en el universo musical de sus dos anteriores obras. Y esto es, que el álbum empieza rompedor y abrasivo, con el sonido ya establecido y escasamente evolutivo de la formación, abanderando de nuevo ese Metal de corte clásico a la par que cañero y enérgico, muy de la escuela painkilleriana de JUDAS PRIEST, pero poco a poco, y conforme pasa el tiempo, el disco va navegando entre la insustancialidad y el aburrimiento hasta decaer del todo.

Veronica Freeman sigue siendo todo un portento como vocalista y el auténtico puntal del grupo. Su trabajo vuelve a ser impecable, y es que la hormonada diva en cuestión se muestra una vez más como una interesante y creativa diseñadora de melodías, hasta el punto de que ella solita se cose y se confecciona los temas o esa es la sensación que a mí personalmente me produce al escucharla. Con esto quiero decir que nos topamos con mucha voz para arreglar unos cuantos desaguisados a nivel musical, pero con poca banda o, más bien, pocas canciones y de ideas más bien escuetas.

Falta mucha, pero que mucha chicha, para que todo el aparente potencial que tiene guardado en el cajón la banda norteamericana salga a relucir, ya que sólo temas dispersos como el potente “Dominion”, el cual sirve de apertura, el pegadizo “Bang”, donde curiosamente colabora el afamado bajista Rudy Sarzo (OZZY OSBOURNE, QUIET RIOT, DIO…), o el atmosférico “Epsilon” han logrado espabilarme un poco entre tanto bostezo y bostezo.

Jorge Osoro

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here