Con el ocurrente título de “Thrashumancy” se presenta en sociedad BREATHLESS, una banda nacida en Palma de Mallorca en 1999 pero que hasta ahora no habían editado nada más que una demo, sin excesiva repercusión a nivel nacional. La vida como grupo no debe ser especialmente sencilla dado su aislamiento (entiéndase bien, por favor) geográfico. Aunque no tenemos demasiados ejemplos, sí que encontramos antecedentes notables en las Islas Baleares como UNBOUNDED TERROR, GOLGOTHA o, en otra línea, TAIFA. No hace falta ir a Harvard para deducir, por el nombre del álbum, que los isleños practican Thrash Metal. No busques otros aditivos ni colorantes, tampoco influencias de distintos subestilos; para bien y para mal, es lo que hay.

Una trayectoria de más de una década hasta llegar a tu debut es un arma de doble filo porque, a menudo, sucede que la plasmación de un periodo tan largo implica falta de cohesión tanto estilística como cualitativa (sentirse apegado por una canción de tus inicios no supone que ésta sea buena). Afortunadamente, no ocurre nada de esto en el caso de BREATHLESS, es más, me ha sorprendido que ninguno de los temas de maqueta de 2007 aparece en “Thrashumancy”. Por ello, la primera característica a reseñar es que nos encontramos ante un disco sin altibajos, homogéneo en su contenido, si bien en última instancia este hecho no jugará a su favor en la valoración final.

Sentarse a escuchar el álbum significa penetrar en el reino de los arquetipos del género. Composiciones de tres o cuatro minutos (con su intro y su outro pertinentes), centradas en poderosos riffs de guitarra que junto a la contundente base rítmica cumplen con rigor los cánones establecidos. Entre medias, la voz de Eduardo Moreno, que me parece notable porque posee cierta versatilidad.  A la hora de las inevitables comparaciones, no sabría decantarme porque BREATHLESS es un poco de todo. Tienen elementos de KREATOR, DESTRUCTION (etapa “Release From Agony”) y, en general, el Thrash germano (oígase “Arrass Attack!!” como ejemplo) aunque la sombra de los clásicos de la Bay Area como METALLICA o EXODUS siempre permanece de fondo. Me recuerdan un poco a los alemanes ABANDONED que, aunque se nota de donde proceden, destilan ese gusto por lo americano en su música.

La calidad compositiva es buena pero no despunta. Al ser un grupo que no busca la originalidad debes incidir en que tus canciones enganchen. Y si bien el conjunto de trece cortes que forman “Thrashumancy” es de agradable escucha le falta ese puntito extra que le haga emerger entre la multitud de productos similares. Todo está bien (salvo, quizá, los solos que podrían ser un poco más dinámicos) pero nada sobresale. Incluso, aunque resulte paradójico (dado que la voz me gusta bastante) me quedaría con las dos instrumentales, “El 5º Mafioso” y “Ramiro Has A Gun”, probablemente porque rompen la línea monocorde de un disco que, no olvidemos, está claramente orientado a recrear los sonidos old school. No esperéis nada que tenga relación con décadas posteriores a los ochenta, producción incluida, bastante cruda y adecuada, aunque un poquito opaca en la mezcla.

No sería justo que sacarais una conclusión negativa sobre BREATHLESS de esta reseña. Considero que el cuartero tiene más cosas positivas que negativas y, si lo tuyo es el Thrash y no te encuentras saturado de la invasión de bandas del último lustro, “Thrashumancy” puede ser una buena opción. Como primer paso, aprueban de sobra. Queda la tan temida consolidación y buscar, dentro de su ortodoxia, su camino. Sin alejarse de la esencia encontrar su personalidad en este complicado mundo. ¡Ah! Se me olvidaba. Aunque la portada también es típica, me encanta el trabajo de Juanjo Castellano, un habitual en discos de Metal Extremo.

 

Marco-Antonio Romero

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here