CATTLE DECAPITATION - The Anthropocene Extinction

0

CATTLE DECAPITATION es un grupo que ha ido de menos a más a lo largo de su carrera. Su anterior disco es una oda al desenfreno humano. Con "The Anthropocene Extinction" vuelve a realizar un trabajo jodidamente bueno aunque algo inferior a su predecesor.

Sus características mezclas de velocidad frenética, crueldad y suciedad, los hacen casi únicos. Si esto lo unimos a unos gruñidos vocales que van desde el Grindcore al Black Metal pasando por el Brutal Death, obrados por Travis Ryan, alma mater de la banda, los hace más que especiales. Si bien la defensa de los animales se ha convertido en su particular cruzada, con letras gore y atrocidades en las portadas, que no andan lejos de lo que padecen muchos animales en el día a día, los han convertido en un referente contra el maltrato animal y a favor de sus derechos. La empatía es clara, por ello su música es nítida. Sádica y salvaje. "The Anthropocene Extinction" es un buen trabajo, bruto y difícil de digerir. En la línea de su antecesor, quizá algo por debajo de éste, pero sigue siendo un gran disco.

Los discos en estudio de CATTLE DECAPITATION son intensos, llenos de matices y rigurosidades técnicas que embaucan. Cierto es que con el paso del tiempo han ido madurando y reforzando esta apuesta consiguiendo que dicho desenfreno haya mejorado hasta llegar a ser una banda con ideas frescas y originales. Los ingredientes utilizados en su obra anterior, "Monolith Of Inhumanity", se repiten sin ser una copia de sí mismos. Mantienen esa pasión y entusiasmo. Mantienen esa irracionalidad y barbarie.

Con un plácido prefacio se abre "The Anthropocene Extinction", el primer corte “Manufactured Extinct” no es más que una muestra de ellos mismos, de su propia extravagancia. Riffs confusos y electrizantes, con una batería al pie del cañón y unas voces desquiciantes. Por la misma índole continúa con “The Prophets Of Loss”, aunque en este caso la guitarra de Josh Elmore se ve influenciada por el Black Metal, con unos riffs más cercanos a dicho estilo. Cabe destacar la presencia del archiconocido Phil Anselmo (PANTERA, DOWN) quien colabora en esta canción haciendo de voces en off.

Paso a paso, "The Anthropocene Extinction", va deshaciendo los cimientos de una gran mole delante de nosotros con “Plagueborne”, “Clandestine Ways (Krokodil Rot)” que contiene cierto aire a sus compatriotas ARSIS, y “Circo Inhumanitas”. Temas poderosos y robustos, de un gran gusto técnico que perdura través de los casi 45 minutos de duración de este trabajo. Tras una breve, pero lúgubre y tétrica instrumental, “The Burden Of Seven Billion” da paso a una belleza musical que es “Mammals In Babylon”, uno de los temas insignia de este nuevo trabajo de CATTLE DECAPITATION. Una canción a medio tiempo plagada de una destreza técnica, con una batería marcando el intervalo a su antojo.

Y es que otro de esos puntos fuertes de este disco, es el ejercicio físico que realiza el batera David McGraw. Señala el tiempo a su capricho, demostrándolo en el siguiente tema “Mutual Assured Destruction” un corte ligero que también es el más corto de duración (sin contar la instrumental). “Not Suitable For Life” prosigue con esa trayectoria de brutalidad e inhumanidad. Con momentos de cierta calma y truculencia que, hete aquí, con uno de los mejores riffs a cargo de Josh Elmore, que su vez es acompañado por el bajista Derek Engemann (el último en alistarse en 2010 a la banda) y que realizan una gran función, manifestación de ello el siguiente tema “Apex Blasphemy” otro de los temas insignia de "The Anthropocene Extinction".

Ya hacia el final del mismo, “Ave Exitium” y “Pacific Grim” otras dos explicaciones de su causa a favor de los animales. Temas aliados que vuelven a dejar su evidente litigio de apoyo animalista. En este último, colabora Jürgen Bartsch de BETHLEHEM en una canción con cierto toque épico, que como broche final queda de los más bien mientras se diluye poco a poco.

CATTLE DECAPITATION viene haciendo las cosas correctas desde hace un tiempo. Eso se nota, se aprecia y se deja saborear con una satisfacción que solo ellos pueden construir. Han madurado un sonido propio. Se han curtido y se agradece. "The Anthropocene Extinction" es un gran trabajo, la banda liderada por Travis Ryan es un referente de la escena extrema mundial y que sólo se podido conseguirlo con trabajo duro.

 

Nacho Martín

Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here