Crítica de COFFEINNE - Requiem

0
Coffeinne Requiem

Después de haber cosechado excelentes críticas con su excepcional disco debut "Circle Of Time" (Rock Estatal Records, 2017), el cuarteto vasco-madrileño COFFEINNE retorna a la primera línea de la actualidad metalera de nuestro país con "Requiem", su esperado segundo disco que, bajo la bandera de Art Gates Records, consolida a la banda como una de las más firmes realidades del Power Metal europeo. Lo voy avanzando ya: este disco entra directo a mi Top 10 de este año. Y me explico…

La majestuosa portada "Requiem" de Arca Design ya nos sitúa ante lo que nos vamos a encontrar en cuanto le demos al “play”: un disco rotundo, contundente y lleno de grandes momentos de disfrute. Tras una acuática introducción comprobamos ya desde los primeros compases de "Frozen Seas" que el sonido es sencillamente colosal. Las guitarras de David Villarreal, aceradas como garras de águila, se te clavan en el pecho y ya no te sueltan a lo largo de todo el disco.

Es una de las cosas que más me impresiona de COFFEINNE: la contundencia de sus producciones, la claridad de la mezcla, en la que puedes disfrutar de todos los instrumentos por igual y, claro está, la inmediata adicción que generan sus canciones. La voz de Iñaki Lazcano suena agresiva, rasgada y, a la vez, matizada y llena de emoción. Es sin duda uno de los mejores vocalistas del momento y en este tema le apreciamos en todo su esplendor. Los seguidores del Power Metal melódico estamos de enhorabuena porque está claro que ya desde el primer corte anticipamos que estamos ante un gran trabajo.

"Back To The Light" arranca como una locomotora a lomos del doble bombo de Pako Martínez de Musitu, colosal a lo largo de todo el disco, bien secundado al bajo por otro coloso de la escena metalera vizcaína, Miguel Manjón, que suena demoledor y matizado en todo momento. El infeccioso estribillo penetra en nuestros oídos de manera letal para quedarse en nuestra memoria impreso de manera indeleble. Y para rematar la jugada el vertiginoso solo de David encaja como un guante en un tema que seguramente será toda una fiesta en directo.

"One More Day" arranca impetuoso para remansarse y acelerarse de nuevo dando a la partitura una frescura y una diversidad digna de agradecer. La repetición de esquemas suele ser un vicio en el que incurren con excesiva frecuencia algunos grupos de Power Metal y este no es el caso de COFFEINNE. La clara influencia del Metal Progresivo de bandas como SYMPHONY X en este "Requiem" añade al grupo una interesante dosis de rebeldía compositiva que hace que sus canciones sean diversas entre sí y heterogéneas en su partitura cada una de ellas, lo que asegura que no perdamos la atención en ningún momento.

COFFEINNE lanza este 2020 "Requiem", directo a ser uno de los mejores del año

"Forevermore" fue elegido como tema de avance del disco y la verdad es que es una excelente elección. La melodía de guitarra, marca de la casa, anticipa emociones aseguradas que se confirman según avanzan los elaborados riffs de guitarra y la melodía vocal va construyendo una tensión dramática que explota en el efectivo estribillo, también “marca de la casa”. Más agresivo y oscuro es "The Showdown", un cañonazo de tema que nos muestra el lado más afilado y contundente de COFFEINNE, sin descuidar en ningún momento las atractivas melodías que caracterizan su sonido. El solo de David tiene matices neoclásicos y nos recuerda a los de sus grandes ídolos Timo Tolkki y Michael Romeo, grandes maestros de los que el madrileño es un alumno más que aventajado. La banda pisa un poco el freno en "Never Again", un corte a medio tiempo que nos permite comprobar una vez la versatilidad de la voz de Iñaki Lazcano, un vocalista que también brilla en los tonos más bajos y que tiene un exquisito gusto para las melodías.

Es imposible no apreciar aquí influencias de bandas nórdicas como CIRCUS MAXIMUS o los legendarios TNT en "Requiem", algo que dice mucho de la elegancia melódica de la que se arropan COFFEINNE en sus composiciones. "Wake Up" es una canción luminosa y llena de vitalidad que traslada positividad en el pegadizo estribillo, hecho para ser cantado a voz en grito en los próximos conciertos de la banda. El veloz solo de David, dotado de un elegante toque de wha-wha, es preciso, conciso y suficiente. Se agradece que aquí todo esté en su justa medida porque suele ser habitual que algunos guitarristas aprovechen el momento del solo para intentar deslumbrar con efectos pirotécnicos que en ocasiones ni siquiera tienen un claro encaje en la partitura. No es el caso, una vez más; todo encaja, todo contribuye a crear una sensación de perfección rítmica y melódica que hace que nada sobre. Y esto es muy difícil de lograr.

Enfilando la recta final de "Requiem" nos sale al paso "Open Your Eyes", un retorno a la fiereza metalera después de un par de cortes algo más tranquilos. La batería de Pako nos ametralla con una precisión asombrosa y la voz de Iñaki serpentea en nuestros oídos hasta explotar en el estribillo con grandeza y melodía desatadas. La banda le ha tomado la medida a una fórmula efectiva y adictiva, que hace que las canciones suenen intensas, completas y elegantes a la vez. Una especie de fórmula magistral musical que, sin embargo, no les hace caer en lo predecible por lo diverso de sus arreglos y la belleza de las melodías elegidas. "Crash And Burn" suena a DOKKEN clásico en su arranque, aunque pronto se metaliza y se oscurece avanzando con ímpetu hasta el estribillo. Un tema algo más ligero que sus compañeros de partida, pero que sirve para tomar un poco de aire antes de llegar al colosal final del disco.

"Requiem" es sin duda el mejor final que la banda podría haberle dado a este magnífico disco. La colaboración del legendario Timo Tolkki (STRATOVARIUS) en el bello solo de guitarra es algo realmente anecdótico porque la grandeza del tema reside en su brutal riff de guitarra y las épicas melodías vocales que en determinados me recuerdan a las de los maestros Ray Alder y Geoff Tate. Tras una dramática pausa de unos segundos el tema concluye con una revisión del estribillo con voz y teclado creando una tensión dramática que te deja con ganas de volver a darle al “play” y disfrutar de nuevo de este magnífico disco. Es una verdadera lástima que la gira de presentación haya tenido que ser postpuesta por la crisis sanitaria del COVID-19, pero una vez que toda esta locura pase, COFFEINNE es una de las bandas que no debes perderte en directo bajo ningún concepto.


Discográfica: Art Gates Records

Más información sobre la banda en su página de Facebook.

 

Reseña Panorama
Nota
9.5
Compartir
Artículo anteriorCrítica de S.D.I. - 80s Metal Band
Artículo siguienteNiklas Sundin deja DARK TRANQUILLITY de forma definitiva
Desde los 15 años enredo con las letras y las palabras para intentar describir la inmensa sensación de felicidad que me provoca el Rock. He hecho radio, fanzines en papel (sí, viejuno que es uno...) y desde hace unos años colaboro en esta apasionante aventura llamada HELLPRESS. El Hard Rock y el Heavy Metal clásico son mis pasiones aunque también me emociona el Progresivo y algunos sonidos extremos. Desde hace tres años canto en Electric Funeral-Black Sabbath Tribute y ahora también en Black Mamba. La Música es el Latido del Universo.
Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here