CRISIX – The Menace

0

He aquí otro trabajo más que se suma a esa infinita e imparable pila de grupos que desde hace unos años viene conformando una potentísima escena thrasher en España, la cual no solo no muestra ni el más mínimo síntoma de debilidad, sino que anuncia tormenta de cara al futuro. Estad atentos por ejemplo al primer lanzamiento de EXODIA, que en breve verá la luz.

Lo mejor, bajo mi punto de vista, y más curioso de todo esto, es que no veo que ni una sola banda de las que hallamos en este saco ofrezca nada especialmente nuevo en el género, lo cual ni mucho menos quiere decir que los discos de formaciones como AGGRESSION, RANCOR, ANGELUS APATRIDA, ROAR, UNSOULED o STEELGAR, por citar algunas bandas, estén exentos de calidad.

Sin ánimo de querer parecer corto de miras -porque no creo que lo sea, siempre he defendido a ultranza el inmovilismo en el Thrash Metal– esto es: que el género siga aportando material nuevo bajo los mismos patrones de siempre, sin intrusiones de ningún tipo en otras vertientes que pudieran desviar u oscurecer el resultado final de un disco de este tipo y a ser posible bajo producciones rudas y primitivas, todo ello, claro está, en su justa medida, ya que tampoco le pido a un disco que en pleno siglo XXI suene como el “Eternal Devastation” de DESTRUCTION. Y que no se me malinterprete con todo esto, que quien escribe estas líneas es tan fanático del AOR más blandorro como del Thrash más corrosivo, con lo que no es cuestión de prejuicios y de desprecio hacia otros géneros. Valga el conocido refrán “zapatero a tus zapatos” para esclarecer todo lo comentado y haceros ver por dónde van los tiros.

Dicho esto, pasemos a hablar un poco de “The Menace”, primer disco de los catalanes CRISIX, anteriormente llamados CRISYS. Musicalmente, les conocí hará algo más de un año a través de su demo “Demonsthrasion” y ya les vi maneras y un leve punto diferente a otras formaciones. Eso sumado a las buenas críticas que iba recibiendo el grupo en los medios especializados y la buena prensa que corría mediante el boca a boca entre los seguidores del género, han hecho que afronte este larga duración con altas expectativas.

Qué decir tiene que una vez escuchado el compacto, las expectativas están más que cumplidas. Retomo lo comentado en el primer párrafo acerca de no ofrecer algo nuevo en el género, ya que CRISIX no hace nada que no hayamos escuchado en otras ocasiones, si bien sí que posee en su haber un par de matices no muy vistos dentro del panorama thrasher español. Si acaso, los madrileños OMISSION y algunos pasajes de los euskaldunes LEGEN BELTZA contienen en sus creaciones los elementos de los que hablaré a continuación.

De primeras, me ha entusiasmado mucho el hecho de que CRISIX recupere la faceta más esquizofrénica, atolondrada y a su vez, anárquica y gamberra del género. Gran parte de culpa en este asunto la tiene Juli, vocalista de la formación, el cual tiene un amplio segmento de registros, abarcando desde unas voces agudas, punkarras y enfermizas al más puro estilo NUCLEAR ASSAULT, hasta los guturales propios de voceras como Chuck Billy de TESTAMENT.

A su vez, la concepción musical de la banda se mueve en la estela de nuevas formaciones como son FUELED BY FIRE, BONDED BY BLOOD, GAMA BOMB o VIOLATOR, aunque también hay recursos, sobre todo vocales, que me trasladan hasta discos como “Metal Discharge” de DESTRUCTION o lo que han ofrecido LEGEN BELTZA en cada uno de sus lanzamientos por el   histriónico sentido de las líneas vocales y de los coros.

El disco es de los que toma la directa desde el comienzo, y eso que la intro, al más puro estilo de los primeros segundos del “Fight Fire With Fire” de METALLICA, parecía indicar que nos podríamos topar con un Thrash más moderado y no tan punky. Pero nada más lejos de la realidad; aquí solo hay caña ácida, tremendamente macarra, caótica y dotada de una violencia sonora que resulta placentera. Hay tantos guiños a la vieja escuela del Thrash Metal ochentero algo más underground de bandas como EVILDEAD, SACRED REICH o VIOLENCE que este disco, totalmente atemporal, tiene mucho que decir y aportar a día de hoy, pero también habría tenido su hueco en la escena americana de finales de los ochenta.

Por otra parte, quiero dejar claro que aunque el grupo sea de los que entra a piñón fijo y arramplando con todo, abanderando con ello el inmutable estilo de SLAYER, cuando escuchas el disco más veces te das cuenta de que las canciones que contiene son más elaboradas y trabajadas de lo que pudiera parecer en un principio. Hay velocidad descontrolada a raudales, pero también fragmentos pesados y machacones, grandes subidas y bajadas de ritmo, riffs cabalgantes, punteos doblados en la onda del Heavy británico ochentero, y en definitiva numerosas combinaciones apadrinadas bajo un manto de locura explosiva e incendiaria, muchas ganas de hacer ruido y un diabólico sabor a batalla campal que hacen que este lanzamiento te pueda dislocar el cuello si no lo escuchas con cierta precaución y prudencia.

La calidad está servida. ¡Y que siga creciendo nuestra escena visto lo visto!

 

Jorge Osoro

Pues he aquí otro trabajo más que se suma a esa infinita e imparable pila de grupos que desde hace unos años viene conformando una potentísima escena thrasher en España, la cual no solo no muestra ni el más mínimo síntoma de debilidad, sino que anuncia tormenta de cara al futuro. Estad atentos mismamente al primer lanzamiento de EXODIA, que en breve verá la luz.Lo mejor, bajo mi punto de vista, y más curioso de todo esto, es que no veo que ni una sola banda de las que hallamos en este saco ofrezca nada especialmente nuevo en el género, lo cual ni mucho menos quiere decir que los discos de formaciones como AGGRESSION, RANCOR, ANGELUS APATRIDA, ROAR, UNSOULED o STEELGAR, por citar algunas bandas, estén exentos de calidad.Sin ánimo de querer parecer corto de miras -porque no creo que lo sea, siempre he defendido a ultranza el inmovilismo en el Thrash Metal- esto es: que el género siga aportando material nuevo bajo los mismos patrones de siempre, sin intrusiones de ningún tipo en otras vertientes que pudieran desviar u oscurecer el resultado final de un disco de este tipo y a ser posible bajo producciones rudas y primitivas, todo ello, claro está, en su justa medida, ya que tampoco le pido a un disco que en pleno siglo XXI suene como el “Eternal Devastation” de DESTRUCTION. Y que no se me malinterprete con todo esto, que quien escribe estas líneas es tan fanático del AOR más blandorro como del Thrash más corrosivo, con lo que no es cuestión de prejuicios y de desprecio hacia otros géneros. Valga el conocido refrán “zapatero a tus zapatos” para esclarecer todo lo comentado y haceros ver por dónde van los tiros.Dicho esto, pasemos a hablar un poco de “The Menace”, primer disco de los catalanes CRISIX, anteriormente llamados CRISYS. Musicalmente, les conocí hará algo más de un año a través de su demo “Demonsthrasion” y ya les vi maneras y un leve punto diferente a otras formaciones. Eso sumado a las buenas críticas que iba recibiendo el grupo en los medios especializados y la buena prensa que corría mediante el boca a boca entre los seguidores del género, han hecho que afronte este larga duración con altas expectativas.Qué decir tiene que una vez escuchado el compacto, las expectativas están más que cumplidas. Retomo lo comentado en el primer párrafo acerca de no ofrecer algo nuevo en el género, ya que CRISIX no hace nada que no hayamos escuchado en otras ocasiones, si bien sí que posee en su haber un par de matices no muy vistos dentro del panorama thrasher español. Si acaso, los madrileños OMISSION y algunos pasajes de los euskaldunes LEGEN BELTZA contienen en sus creaciones los elementos de los que hablaré a continuación.De primeras, me ha entusiasmado mucho el hecho de que CRISIX recupere la faceta más esquizofrénica, atolondrada y a su vez, anárquica y gamberra del género. Gran parte de culpa en este asunto la tiene Juli, vocalista de la formación, el cual tiene un amplio segmento de registros, abarcando desde unas voces agudas, punkarras y enfermizas al más puro estilo NUCLEAR ASSAULT, hasta los guturales propios de voceras como Chuck Billy de TESTAMENT. A su vez, la concepción musical de la banda se mueve en la estela de nuevas formaciones como son FUELED BY FIRE, BONDED BY BLOOD, GAMA BOMB o VIOLATOR, aunque también hay recursos, sobre todo vocales, que me trasladan hasta discos como “Metal Discharge” de DESTRUCTION o lo que han ofrecido LEGEN BELTZA en cada uno de sus lanzamientos por el   histriónico sentido de las líneas vocales y de los coros. El disco es de los que toma la directa desde el comienzo, y eso que la intro, al más puro estilo de los primeros segundos del “Fight Fire With Fire” de METALLICA, parecía indicar que nos podríamos topar con un Thrash más moderado y no tan punky. Pero nada más lejos de la realidad; aquí solo hay caña ácida, tremendamente macarra, caótica y dotada de una violencia sonora que resulta placentera. Hay tantos guiños a la vieja escuela del Thrash Metal ochentero algo más underground de bandas como EVILDEAD, SACRED REICH o VIOLENCE que este disco, totalmente atemporal, tiene mucho que decir y aportar a día de hoy, pero también habría tenido su hueco en la escena americana de finales de los ochenta.Por otra parte, quiero dejar claro que aunque el grupo sea de los que entra a piñón fijo y arramplando con todo, abanderando con ello el inmutable estilo de SLAYER, cuando escuchas el disco más veces te das cuenta de que las canciones que contiene son más elaboradas y trabajadas de lo que pudiera parecer en un principio. Hay velocidad descontrolada a raudales, pero también fragmentos pesados y machacones, grandes subidas y bajadas de ritmo, riffs cabalgantes, punteos doblados en la onda del Heavy británico ochentero, y en definitiva numerosas combinaciones apadrinadas bajo un manto de locura explosiva e incendiaria, muchas ganas de hacer ruido y un diabólico sabor a batalla campal que hacen que este lanzamiento te pueda dislocar el cuello si no lo escuchas con cierta precaución y prudencia. La calidad está servida. ¡Y que siga creciendo nuestra escena visto lo visto!Jorge Osoro

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here