Crítica de ANAAL NATHRAKH – A New Kind Of Horror

0
Anaal Nathrakh - A New Kind Of Horror

Después de unos días dándole vueltas a este “A New Kind Of Horror”, el nuevo (y décimo) disco de ANAAL NATHRAKH -y uno de nuestros mejores discos de 2018-, me siento a escribir a una semana exacta (no sé cuál será la fecha de publicación, claro) del 11 de noviembre de 2018, el día en el que se cumplirán (se cumplieron cuando leas esto, imagino) cien años exactos del final oficial de la Primera Guerra Mundial. Un conflicto trágico que en Occidente tendemos a enviar a un segundo plano por lo que vino después (de Alemania al mundo…) pero que fue una pesadilla inhumana (o demasiado humana) de trincheras, armas químicas y muerte industrializada: 70 millones de soldados movilizados y 17 millones de víctimas, entre militares y civiles.

La guerra que iba a acabar con todas las guerras no fue en realidad más que la invitación a otro conflicto, en muchos sentidos todavía más terrible, y finalmente una oda penosa a todo lo malo que hay y que por desgracia sigue habiendo en el ser humano. Solo tenemos que mirar a nuestro alrededor para comprobar lo poco que hemos aprendido. O más bien, lo rápido que estamos olvidando en estos tiempos en los que vuelven las tribus y las banderas por las que matar y morir. Un momento en el que, sorpresa, está resultando que toda la manipulación, el odio y la deshumanización de lo diferente que se simboliza en las redes sociales está empapando nuestras calles, nuestras sociedades y nuestras vidas. Sí, lo sé, quién lo hubiera imaginado

Un disco a la altura de la tradición ANAAL NATHRAKH

En este mundo de mierda, con perdón, hay grupos que funcionan como perfecta banda sonora. Y uno es, lleva casi dos décadas siéndolo, ANAAL NATHRAKH, que en “A New Kind Of Horror” gira hacia aquella Primera Guerra Mundial para ofrecer un trabajo con un obvio hilo conceptual y emocional, una portada y una producción sobresalientes y un nivel musical alto para el estándar muy, muy alto de esta pareja de músicos de Birmingham, que hagan lo que hagan nunca serán la gran banda de Metal de su ciudad. Es el problema de nacer en casa de BLACK SABBATH y JUDAS PRIEST. Con ANAAL NATHRAKH, el grupo con nombre de conjuro de Merlín, pasan dos cosas: una es que nunca puedes apostar dinero a si lo has escrito bien. Y la otra, y más importante, es que después de casi 20 años de carrera, y muy prolíficos, su sonido está perfectamente establecido, las sorpresas son mínimas, los resultados familiares y todo se reduce finalmente al gancho de las canciones.

Después del espectacular arranque que supuso “The Codex Necro” y de unos años en los que la hoja de ruta quedó fijada en “Eschaton” y sublimada en el extraordinario y, creo, ya clásico “In The Constellation Of The Black Widow” (2009), lo que ha venido después es una fórmula genérica con picos más altos (“Vanitas”, “The Whole Of The Law”) o más bajos (“Passion”, “Desideratum”).

“A New Kind Of Horror” entra de lleno en la primera categoría y es un disco tremendo, que no absolutamente redondo. En él ANAAL NATHRAKH desnuda su sonido de buena parte del drama dantesco que elevaba a “The Whole Of The Law”. A cambio se lanza hacia un resultado más crudo, con menos capas de melodías y más grooves frontales en el hueso de las composiciones.

Las letras emanan de poemas escritos durante la Primera Guerra Mundial

Recuerdo, por si alguien a estas alturas todavía no conoce ni de refilón a este grupo, que lo suyo es una mezcla bizarra y empachada de Black Metal, Grindcore, Death Metal, sonidos industriales. También afloran los ecos de Metal Clásico en unas melodías vocales limpias que, marca de la casa, se abren paso en estribillos que son como latigazos luminosos en medio de un terrorífico paisaje musical. Aquí encaja perfectamente el apocalipsis del gran conflicto armado, enfocado en el álbum desde un punto de vista casi espiritual y a partir de poemas escritos por quienes pisaron las trincheras, al frente Wilfred Owen y la oscuridad sarcástica de su “dulce et decorum es pro patria mori”: qué dulce y honorable es dar la vida por tu país. Lo dicho: es deprimente ver dónde estamos cien años después de que ciertas ideas y símbolos se llevaran tantos millones de vidas por delante. En fin.

Mick Kenney (antaño Irrumator) se encarga de la guitarra, el bajo y la programación de todo tipo (y la producción). Dave Hunt (V.I.T.R.I.O.L. antes de que fuera como de la familia) pone esas voces que se manejan en una gimnasia desquiciada y que van de Halford hasta King Diamond desde los registros más grotescos y extremos. Es el sello de la casa, esa combinación antes de ellos impensable de estribillos poderosos con una angustiosa agitación cacofónica que en sus mejores momentos ataca literalmente al estómago.

Este es un grupo único, estupendo y que sigue haciendo lo que quiere y, a estas alturas parece claro, mejor sabe. Esta vez con un muy buen resultado a pesar de que la segunda mitad de “A New Kind Of Horror” va descendiendo hacia lo puramente genérico antes del épico final que marca “Are We Fit For Glory Yet?” entre ecos de las viejas canciones de guerra.

“A New Kind Of Horror” muestra a la banda en su mejor versión

Pero, sobre todo en su primera parte, “A New Kind Of Horror” es ANAAL NATHRAKH en su versión más convincente. Hay himnos como “Obscene As Cancer”, “The Reek Of Fear” (donde la sensación de terror casi se puede masticar, es brutalmente real), “New Bethlehem/Mass Death Futures” o “The Apocalypse Is About You!”, que rodean al cacareado single, “Forward”. Este es un paso fuera de la convención del grupo, con sus ritmos maquinales a medio tiempo y una especie de influjo Deathcore-Industrial, que parece seguir por donde no tiró “Desideratum” (2014) y que, en mi opinión, no funciona mal en el engranaje del disco con sus efectos oníricos y su aroma a terror paranoico.

Hay un momento en la carrera de ANAAL NATHRAKH en el que su música pareció abandonar el pelaje humano y transgredir hacia mutaciones casi alienígenas. Después involucionó de regreso a la víscera más carnal, y en ese sentido esta oda al terror y la muerte personificados por las trincheras y los ataques químicos de la Primera Guerra Mundial encaja como un guante en la narrativa del grupo, muy cómodo como piloto de un vehículo emocional que, cuando funciona, golpea como un acorazado y hace también el mismo ruido. “A New Kind Of Horror” no se acerca a “In The Constellation Of The Black Widow” porque probablemente ningún disco del grupo lo va a hacer jamás. Pero es lo suficientemente bueno para asentarse con orgullo en una trayectoria en la que, como ya he dicho, el nivel medio es innegablemente alto.


 

Discográfica: Metal Blade Records

Reseña Panorama
Nota
7.5
Compartir
Artículo anteriorCrítica de DEMONIK – Rise From Chaos
Artículo siguienteMISERY INDEX estrena el lyric video de “The Choir Invisible”
De la vieja guardia a base de cumplir años, y ya van suficientes como para que cumplirlos sea una putada. Me gano la vida escribiendo y llevo más de un cuarto de siglo escuchando Metal. La gran constante de una vida que me paso intentando cumplir aquello de que hay que ser de los buenos porque ya hay demasiados de los malos en el mundo.
Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here