Crítica de AYREON - The Source

0
ayreon-the-source

Parece mentira, pero más de veinte años contemplan ya la historia de AYREON, el PROYECTO musical (sí, con mayúsculas) del compositor, productor, arreglista y multiintrumentista Arjen Lucassen. Y es que el holandés, como una especie de estrella errante, ha logrado ponerse en órbita poco a poco y girar en torno a los astros más brillantes del panorama del Rock y Metal actual. Un logro formidable que llega su cenit con este último trabajo titulado "The Source".

"The Source", una historia de ciencia-ficción

El álbum tiene una profunda historia de ciencia-ficción detrás que, casi como un guión de película, nos narra en dos CDs -dividido cada uno de ellos en dos partes- cuatro secuencias en total, que nos sitúan ante un futuro distópico en el que los habitantes del planeta Alpha se ven a bocados a una decisión muy compleja, debido a las guerras y los problemas político-ecológicos que amenazan su mundo y su supervivencia como raza. Una situación que solo podrá resolver la tecnología, es decir, su gran computadora llamada The Frame, quien como buena inteligencia artificial suicida decidirá que la única solución es erradicar a la raza del planeta.

Un modus operandi extremo que se sitúa como una precuela en la historia al trabajo del año 2008 "01011001". Esto comienza a reflejarse con la primera parte del disco y la genial apertura del mismo titulada "The Day That The World Breaks Down", enteramente sugerente, repleta de sintetizadores, ritmo y melodías pegadizas que enganchan en su estribillo con cierto aire a STAR ONE (quizá la más orientada a ese sonido de todo el trabajo) donde empezamos a ver una muestra de lo que nos espera, en un álbum que cuenta con algunas de los mejores cantantes del mundo (y no es que lo diga quien rubrica esta crítica, sino el propio Arjen en esta entrevista que pudimos realizar al artista hace unos meses con motivo del lanzamiento de "The Source").

Cantantes invitados

Y es que, si bien antes hablábamos de estrellas, en este plástico están reflejadas  las luminosas gargantas de, nada menos que, doce vocalistas repartidos en distintos roles dentro de esta Ópera Metal. Enter ellos podemos contar a James LaBrie (DREAM THEATER), Simone Simons (EPICA), Floor Jansen (NIGHTWISH), Hansi Kürsch (BLIND GUARDIAN), Tobias Sammet (EDGUY, AVANTASIA), Michael Eriksen (CIRCUS MAXIMUS), Nils K. Rue (PAGAN'S MIND), Tommy Karevik (KAMELOT), Zaher Zorgati (MYRATH) o Russell Allen (SYMPHONY X). No nos podemos olvidar tampoco de los grandes instrumentistas que también están presentes, como el guitarrista Paul Gilbert, Ed Warby, Mark Kelly o Guthrie Govan y Marcel Coenen.

Toda una estela de talento que deja constancia de la calidad que se esconde detrás de "The Source", cuyo planteamiento continua seduciéndonos tanto letrísticamente (aconsejo no perder de vista el libreto) como de manera musical. Sus cortes nos trasladan a través del espacio-tiempo narrándonos el destino de los habitantes del funesto planeta Alpha, el cual no es otro que un mundo repleto de agua en el cual tendrán que aprender a vivir de manera submarina.

Cortes como "Everybody Dies", dentro aun del prólogo de esta primera secuencia, nos trasplantan en la conciencia colectiva de la población, gracias a la sincronización de las voces entre los diversos cantantes. Dan así forma un tema potente, melódico y muy complejo con ciertas reminiscencias a las antiguas Ópera Rock tipo "Jesucristo Superstar"; o el dulce comienzo celta del violín y las flautas en el quinto corte, uno de los más sencillos y naturales del disco y quizá uno de los más bellos (también de los más cortos con poco más de tres minutos de duración) y en el que Simone Simons y Floor Jansen se lucen a base de bien en esta preciosa canción con reminiscencias Folk a medio camino entre la nostalgia y la media sonrisa de un bonito recuerdo.

Diez elegidos

Y así, adentrándonos cada vez más en el drama de estos “refugiados” interplanetarios,  el plástico continúa su estela musical y narrativa con los diez elegidos para abandonar el planeta poniendo rumbo a otro mundo bajo la banda sonora de canciones como "Run! Apocalypse! Run!". Se trata de un tema mucho más rápido y heavy, en el que las voces y los ritmos se aligeran bajo las gargantas de Hansi de BLIND GUARDIAN como el Astrónomo, Rusell Allen, el Presidente, y Floor Jansen, la Bióloga. Una escapatoria sin vuelta atrás que desemboca en "Condemned To Live" donde los violonchelos otorgan al tema un aire enrarecido, casi solemne. Un extraño conformismo entre los elegidos a marcharse del planeta en un tema que contiene uno de los riffs de guitarra más notables del disco, y también de los más pegadizos.

Llegando este momento saltamos al segundo CD el cual arranca con un tono enérgico de voces potentes y agudas en "Aquatic Race", un corte de ambiente denso y ritmo que bien sabe a marcha solemne, en un tema que narra la transición que sufrirán los emigrantes dentro de la nave espacial para poder llegar a convertirse en una raza acuática. Uno de los temas con la batalla de voces más impactantes del disco. En él nos encontramos con Tobias Sammet y James LaBrie, como el Capitán y el Historiador respectivamente, defiendo su postura realista y atroz sobre la destrucción del mundo que dejan atrás, frente a un sublime Tommy Karevik como Líder de la Oposición, en una pugna de multitud de personajes comprimidos bajo la lluvia de notas de sintetizadores.

"The Transmigration"

El mismo tono se mantiene en esta tercera parte del álbum – de nombre "The Transmigration"-  en canciones como "The Dream Dissolves", la cual nada en aguas de ensoñación, con flautas de tonos optimistas y voces oníricas con el protagonismo de la maravillosa voz de Floor Jansen que nos acuna en la distancia del espacio profundo con frases como “In a world of hope and wonder, something magical envolves […]” destacando en esta parte del disco el corte "Into The Ocean", una canción al más puro estilo RAINBOW y Ronnie James Dio con Hammond y sintetizadores aunados en una canción fresca, que llamará la atención de los amantes del Rock Clásico.

"The Rebirth"

Un auténtico y largo viaje repleto de emociones que se va acercando a su final en la cuarta y última parte de este segundo disco, de nombre "The Rebirth". Una postrera escena que retrata la vida en el nuevo planeta acuático con la calmada pero contenida "Bay Of Dreams", basada en gran parte en guitarra acústica y con unos penetrantes Tommy Rogers y Nils K Rue a las voces; seguida de la power metalera "Planet Y Is Alive!", un corte que parece hecho a medida del señor Hansi Kürsch, auténticamente BLIND GUARDIAN en su estribillo cantando precisamente por Kürsch.

La acelerada travesía da pie a las últimas canciones del álbum donde sus habitantes comienzan a tomar consciencia, a veces de forma melancólica de su nueva vida acuática, como en la lenta y nostálgica balada "The Source Will Flow" o la inquisidora "The Human Compulsion", en la que AYREON se plantea si podrán sobrevivir en ese nuevo mundo sin máquinas y sin crear más inteligencia artificial (sublime el comienzo con Simone Simons como la Consejera en su delicada introducción "Do we hide behind our dreams? Can we live without machines? […]"

Un disco complejo

En definitiva, "The Source" nos sitúa ante un trabajo denso y complejo. Una auténtica obra de arte tanto en lo narrativo como en lo musical, compositivo e incluso en lo visual (no perdáis de vista los artworks creados especialmente para cada canción). Una elaboradísima tarea de resultado delicado, pulido y colmado de pasión que desborda fantasía y talento por cada costado. Repleto de detalles que hay que saber encontrar y con algo más de potencia que su disco predecesor, navegando este "The Source" en aguas mucho más densas y metálicas. Un punto a su favor para quien escribe estas líneas.

Un mundo oscuro se acerca, ya lo dice su último tema "March Of The Machines", que a modo de escena post créditos se aleja y pone el punto de mira en el planeta abandonado en el cual la inteligencia artificial ha tomado todo el poder para sí mismo, cerrando la canción con la frase “The Ages of Shadows will be begin!”. Enlaza así, de manera directa, y a modo de precuela, con la primera canción -"The Age Of Shadows"- de su disco de hace casi diez años  (la obra maestra de "01011001").

Quién sabe si es una analogía al infinito lo que AYREON refleja con este último lazo vinculándose a su obra de 2008... Una especie de guiño final en forma de bucle musical perenne, que gira como los brazos de una galaxia espiral. Quizá esa sea la música del universo.

Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here