Crítica de BAD WAY - Live Laugh Love

0
Bad Way - Live Laugh Love

Veterana banda donde las haya BAD WAY. Quizá te suenen o quizá no, pero los de Barna llevan en activo desde mediados de los noventa, a pesar de que su escueta discografía, eso sí, no refleje todos esos años de permanencia en el mundillo musical. El caso es que el quinteto catalán hard rockero está de vuelta, ocho años después de su última entrega discográfica, con "Live Laugh Love", un EP de tan solo cinco temas que cumple con la premisa de “lo bueno, si breve, dos veces bueno”. Corto pero redondo, muy redondo, el tercer trabajo de la formación.

BAD WAY se mueve en el terreno del Hard Rock más rocanrolero y directo, ese que se adhiere a los patrones del Sleaze, pero que no se deja encorsetar tan fácilmente, dado que el grupo es capaz de zambullirse en una dinámica más setentera, así como evidenciar que el Hard Rock americano de los ochenta fue la banda sonora de su juventud. Veamos todo esto con más detenimiento.

El sonido de las canciones de "Live Laugh Love"

"Bad Way" es el tema encargado de dar el pistoletazo de salida, siendo una composición de puro Sleaze angelino que invita a la fiesta. PRETTY BOY FLOYD o POISON son algunas de las referencias que me vienen a la cabeza al escuchar el efectivo estribillo (también aparece la sombra de los KISS de los ochenta). En su conjunto, la pieza se apoya en una melodía muy reconocible y funcional en el género. Nada de virtuosismo, de brillantes ejercicios de shredding guitarrero ni alardes vocales de ensueño. Rock N’ Roll al grano, muy animado y bien ejecutado. ¡Para qué pedir más!

"Gotta Get Away" también logra encandilarte a las primeras de cambio. En esta ocasión, el estilo nasal y crudo que presenta la voz de Marc, la cual me traslada a los RAMONES de finales de los ochenta y al universo de artistas como THE HELLACOPTERS o MICHAEL MONROE, así como el dinámico y energético empaque musical, son las herramientas con las que se construye un tema que, de nuevo, da en la clave con un estribillo poderoso que mira de reojo al Punk de los años setenta.

"Lady Lie" tiene una proyección más actual, reflejada en sus guitarras cortantes y en el acabado el tema, algo más grueso con respecto a los dos anteriores temas. Sleaze moderno que nos ubica en lo que, de aquí a unos pocos años atrás, se viene haciendo en Suecia en el género. CRASHDIET y bandas de similar pelaje son el principal espejo en el que se mira esta pieza. Nueva muestra de eficiencia y de saber hacer por parte del quinteto, demostrando, como principal virtud, tener la capacidad de moverse en diferentes abanicos sonoros cuyo denominador común sigue siendo el Rock americano de los setenta y ochenta. La letra del tema, como detalle curioso, se basa en los entresijos del "The Heroin Diaries" que relató la caída en picado que vivió Nikki Sixx, el bajista de MÖTLEY CRÜE.

"Live Laugh Love" es un medio tiempo que sigue sumando de cara a la buena digestión del álbum. Me toca de nuevo hablar de Marc y reivindicar su timbre vocal. Normalmente, en el género rockero clásico y hard rockero se ha tendido siempre a aupar ese tipo de voces agudas, repletas de vibratos y de movimientos excelsos con las cuerdas vocales. No seré yo quien eche piedras contra esas voces míticas y para el recuerdo, pero creo que hay otro arquetipo de voces, más discretas, nasales, rudimentarias y, en ocasiones, apuradas, aunque igualmente dotadas de feeling, o de un feeling distinto, que también tienen su notorio y reconocible hueco en la historia de esta música y así ha de decirse, sin pelos en la lengua. Marc Bolan, Johnny Thunders, el anteriormente citado Michael Monroe, Vince Neil, Iggy Pop, Mick Jagger, Joan Jett, Bret Michaels, Lemmy Kilmister, Alice Cooper… Realmente, se podría escribir un ensayo parándonos detenidamente en los matices de las voces de estos individuos y de muchísimos otros. En este saco, aparentemente variopinto pero ejemplificativo, es donde meto la voz de Marc, un claro exponente de que las aptitudes como cantante a la hora de transmitir y conectar con el oyente no siempre han de ir ligadas a las cualidades técnicas.

"Serenna" es una baladita con sabor a viaje de vuelta a casa, a descanso, a reunión con los tuyos. El tema, muy ligado a ese sonido de finales de los ochenta de formaciones como MÖTLEY CRÜE o RATT cuando le hacían hueco a su cara menos canalla, es el cierre perfecto a "Live Laugh Love", un trabajo tan ligero como intenso, ameno y visceral que deja con ganas de más. Esperemos que, poco a poco, BAD WAY vaya obteniendo algo de notoriedad dentro de la escena estatal, ya que calidad hay de sobra para que la banda se haga un hueco dentro del panorama rockero.


Discográfica: Background Noise

Reseña Panorama
NOTA
7.5
Compartir
Artículo anteriorPINK CREAM 69: Vídeo de "Walls Come Down"
Artículo siguienteCrítica de SEPTICFLESH - Codex Omega
Licenciado en Comunicación y redactor en varias webs especializadas en Rock y Metal desde hace más de una década, plataformas que me han servido, al igual que el actualmente aparcado mundo radiofónico, para darle rienda suelta a mi creatividad enfocada a una de mis grandes pasiones: la música. A su vez, soy un gran entusiasta del cine en todas sus vertientes, especialmente en la rama dedicada al terror, fantasía y ciencia-ficción.
Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here