Crítica de BARB WIRE DOLLS – Desperate

0
BARB WIRE DOLLS - Desperate

Lemmy de MOTÖRHEAD no sólo dejó un legado propio, sino también ajeno. Uno de sus últimos descubrimientos fue la banda de origen griego (de Creta para ser más exactos) BARB WIRE DOLLS, aunque lleva más de un lustro recolocada en California.

Con “Desperate” alcanza su segundo lanzamiento después de un “Slit”, de sugerente portada y mejores canciones. Lemmy y su manager se debieron dar cuenta también del potencial de este quinteto de tres chicas y dos chicos. No tardaron en grabar para el subsello de UDR Motörhead Music y presentarse en festivales como Wacken 2015, con un estilo que a priori se aleja de lo que suele ser habitual en este sello y en el festival citado. Pero la verdad es que Lemmy tuvo buen ojo. “Desperate” es un disco de alma retrospectiva que los que hemos crecido en los noventa lo vamos a disfrutar un rato largo.

BARB WIRE DOLLS bebe de una época -los noventa- y un poco del Punk primigenio. Los griegos tienen como referentes a RAMONES y BLONDIE a partes iguales, pero pasado por el tapiz de NIRVANA, SONIC YOUTH en su etapa más comercial, HOLE y sus derivados. Tienen un sonido algo más contundente en la producción que es lo único que les acerca al mundo del Metal.

Quien quiera ver en ellas (y ellos) unas nuevas GIRLSCHOOL porque también fueron descubiertas por Lemmy, mal van. Esto es Punk y Grunge a partes iguales con un poco más de contundencia. Pero para de contar. Y lo mejor de todo es que BARB WIRE DOLLS logra en “Desperate” (más incluso que en “Slit”, donde aún les quedaba pulir el sonido más contundente) un homenaje absoluto a la época de la que bebe, pero al mismo tiempo un disco actual. Escuchado hoy en día, gustará a quienes no tengan ni idea de la referencia de la que parte.

Capitaneados por la voz y la actitud de Isis Queen, que es una mezcla entre Deborah Harry y la tontaina de Courtney Love, la formación de BARB WIRE DOLLS se completa con la guitarrista Remmington, la bajista Iriel Blaque y los dos chicos, el guitarrista solista Pyn Doll y su hermano -no sé si real o ficticio- Krash Doll detrás de los parches. El objetivo de los cinco es claro: coger las estructuras del Punk y la actitud chulesca del Sleazy americano y trasladarlo al estilo y las formas de los adalides del Grunge.

Lejos de ser un pastiche (aunque obviamente te hacen pensar en aquella época) el resultado es excitante y novedoso. Ni los grunges reconvertidos, ni las costillas formadas de bandas de aquella época consiguen reproducir esta actitud y sonido hoy en día, como sí lo hacen BARB WIRE DOLLS.

Tenemos temas de todo tipo, cortes ácidos y rápidos, otros más emotivos, otros muy aptos para el desfase, y otros más de relleno pero no por ello menos interesantes. Todo para que en poco más de media hora nos volvamos travestis de los noventa. Desde los acoples buscados de “Drown”, puramente Punk y con Isis capaz de transmitir con su voz mucha de la actitud que refleja sobre las tablas, pasando por los punteos de “Surreal” cuyos acordes iniciales son puramente NIRVANA; el single “Heart Attack”, adictivo como pocos por su velocidad y energía derrochada (otra vez nos hace pensar en los NIRVANA del “Bleach”); el tema más lento y emotivo de “I Will Sail” con Isis transmitiendo un aire a lo Patti Smith con su voz, que casa a la perfección con el aura oscura del tema; hasta el final nuevamente más Punk de “Rhythm Method”.

El disco puede pecar de atávico si se pretende de él más de lo que sabe ofrecer, pero si sabes lo que busca BARB WIRE DOLLS te das cuenta de que es un grandísimo trabajo. A mí, por lo menos, me ha divertido mucho, devolviéndome un espíritu y un sonido que creía perdidos más allá de los discos propios del género.

“Desperate” no pasará a la historia por ser original pero está claro que Lemmy tenía sus aptitudes cazatalentos intactas y BARB WIRE DOLLS merece un puesto entre los lanzamientos a tener en cuenta de 2016. Date una vuelta por su Facebook para comprobarlo por tí mismo.


Discográfica: UDR / MOTÖRHEAD MUSIC
Reseña Panorama
Nota
8.5
Compartir
Artículo anteriorConciertos de HATEBREED en Vitoria, Madrid y Barcelona
Artículo siguienteDESTRUCTION editará “Thrash Anthems II”
Como músico frustrado siempre me ha gustado investigar y compartir mis sensaciones sobre la música que escucho, dando igual géneros, épocas o artistas. No hay mayor placer que descubrir un nuevo sonido e ir tirando del hilo hasta hacerte una idea en tu cabeza de todo el contexto que lo envolvió. Desde la humildad del analfabeto musical, mis torpes palabras pretenden servir de descarga para todos estos sentimientos que se generan al dejar caer la aguja sobre un vinilo.
Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here