Crítica de BLACK DIAMONDS – Once Upon A Time

0
Black Diamonds - Once Upon A Time

Hace no mucho comentaba con unos compañeros de la web que este año estaba siendo particularmente malo para todo lo relacionado con el Hard Rock Melódico o el A.O.R, ningún disco me parecía especialmente destacable y casi todo era clónico de lo que ya habíamos escuchado en años anteriores, en casi todos los lanzamientos importantes de este estilo se abusaba de los arreglos y se buscaba en exceso la comercialidad o un mercado más mainstream. Pero casi de improvisto cuando ya había perdido la esperanza de escuchar un disco de este palo que me gustase, me topo con este “Once Upon A Time” de los suizos BLACK DIAMONDS, su tercer largo de estudio y si bien es cierto que no han inventado nada, al menos sus canciones me parecen frescas mezclando su Glam Hard Rock con pinceladas nada disimuladas de Heavy Metal, aderezada tal mezcla con unos cuantos riffs sobresalientes.

Producido por Tobias Lindell, este “Once Upon A Time” os hará viajar probablemente a décadas atrás, a los primeros discos de BON JOVI o las etapas más macarras de SKID ROW o POISON. Aunque vamos a darle un tiento a este nuevo trabajo de BLACK DIAMODS, desgranando tema a tema.

Tras una breve intro llamada “Tales Untold”, que resulta agradable de escuchar gracias a sus arreglos de piano, empezamos lo bueno con “The Ghost And The Shadow”, un excelente tema comandado por la batería de Manuel Peng, cuyo ritmo inmediatamente nos evoca los mencionados tiempos pasados gracias a sus reminiscencias ochenteras. Desde luego, esta es una buena forma de empezar un disco.

“Love Stick Love” es uno de los cortes más completos. Unos pegadizos riffs de guitarra de Andreas Rohner acompañan la melódica voz de Michael Kehl hasta encontrarnos hacía el final del tema con un cambio de ritmo que nos pillará totalmente desprevenidos. “Romeo & Julliet” es una de las composiciones más curiosas de este trabajo, sobre todo gracias a la forma en la que es interpretada por Kehl, que no deja ni un segundo de tregua para el oyente.

“Pieces Of A Broken Heart” es una balada convencional, muy en la línea de las que podíamos encontrar en los “Use Your Illusion” de GUNS N´ ROSES, comienza con un ligero e intimista punteo de guitarra hasta que poco a poco todos los instrumentos van haciendo acto de presencia y el eje central está coronado por un solo de Rohner. En la misma línea nos topamos con “Love, Lies & Loneliness”, nada nuevo bajo el sol pero, ¿es agradable de escuchar? ¿Se disfruta? La respuesta es un rotundo, sí.

 

“Thillride” nos deja ver como BLACK DIAMONDS abraza de forma salvaje el Rock & Roll con influencias sureñas propio de formaciones como CINDERELLA. Incluso Kehl intenta “romper” su voz para que el resultado se asemeje más al estilo que homenajea, de las más curiosas de este “Once Upon A Time”. Mi favorita del disco es “Vampires Of The Night”, con su aroma a single por los cuatro costados, pegadiza es decir poco.

Llegando al final del disco, queda más que patente que la estructura de todas las canciones de “Once Upon A Time” es calcada a unas a otras. Ciertamente hubiera sido deseable una mayor variedad, aunque esto no quita que sean buenas canciones por mucho que se basen en la misma fórmula.

“Hard To Let Go” o “Years” nos llevan hacía el final del disco con más de lo mismo, riffs resultones y algún que otro estribillo sencillo. Sin embargo antes de terminar, todavía nos queda una pequeña sorpresa con “This Is A Love Story”, la composición más larga de este tercer disco de BLACK DIAMONDS, más de seis minutos que suponen un buen resumen de todo lo que hemos ido escuchando.

“Once Upon A Time”, poco novedoso pero entretenido

“Once Upon A Time” de BLACK DIAMONDS no pasará a la historia ni mucho menos, pero al menos nos queda un disco sincero, hecho con ganas y como decía al principio de esta crítica, denota cierta frescura y eso es decir mucho para los tiempos que corren.

Por cierto, que dentro de poco podremos ver a BLACK DIAMONDS demostrando lo que valen en directo, puesto que será una de las bandas que acompañen a H.E.A.T en su próxima gira por España.


Discográfica: Aor Heaven

Reseña Panorama
Nota
6
Compartir
Artículo anteriorCrítica de ELBERETH – Karma
Artículo siguienteHELLFEST 2018 agota sus abonos en 48 horas
Heavy de nacimiento, hard rockero de corazón y powereta por afición, ya son muchos los años que llevo escribiendo sobre mi pasión desde que hace más de dos décadas me adentrase por la senda del Metal. Por mis oídos han pasado todas las vertientes desde las más extremas a las más melódicas, sintiendo especial devoción por aquellas más melancólicas, apagadas u oscuras.
Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here