Crítica de BLACK MIRRORS – Look Into The Black Mirror

0
BLACK MIRRORS - Look Into The Black Mirror

Bélgica es un país mundialmente conocido por exportar cervezas riquísimas y magníficos chocolates, pero que nunca ha tenido fama de ser un territorio del cual se prodiguen demasiadas bandas rockeras al extranjero. Por lo tanto, es motivo de alegría que haya llegado hasta nuestras manos “Look Into The Black Mirror”, el primer larga duración de los belgas BLACK MIRRORS. El grupo había publicado dos EPs en el pasado, cosechando un éxito relativo con el segundo de ellos, que le sirvió para fichar por Napalm Records.

Volviendo a los 70 y 90 con BLACK MIRRORS

Los bruselenses nos ofrecen un disco debut repleto de Rock, formado por diez temas en los que sus influencias se mueven desde los sonidos primigenios de la década de los 70, pasando por composiciones más intimistas, e incluso ofreciéndonos cortes más cercanos al Rock Alternativo de los 90.

El trabajo da comienzo con el riff crudo, pesado y distorsionado de “Shoes For Booze”, un corte con cierto regustillo bluesy que posee unas líneas vocales entonadas con mucho sentimiento por parte de una espléndida Marcella Di Troia. Siguen con “Funky Queen”, que suena más moderna que la anterior y cuya melodía inicial es más cercana al Indie. El tema va cogiendo consistencia a medida que avanza para mostrarnos a la formación belga en una tesitura bastante cercana a los discos más recientes de HALESTORM, sobre todo en la parte del estribillo que termina convirtiéndose en uno de los mejores del redondo.

El riff rocanrolero en el inicio de “Lay My Burden Down” posee un sentimiento más setentero que las dos anteriores y ciertamente incita a mover el pie al ritmo del bombo de la batería de Paul Moreau, mientras que en “Inner Reality” nos damos de frente con una pieza bastante experimental, en la que los ritmos más decadentes se apoderan de esta parte del disco y nos encontramos a Marcella en una tesitura más delicada, casi susurrándonos al oído. Dicha composición parece estar hecha a medida para ser tocada en el escenario de una pequeña sala tan solo iluminada por una tenue luz.

 

La banda mantiene el pie levantado del pedal del acelerador en “Moonstone”, corte en el que la voz cálida y sensual de su vocalista llega a hipnotizarnos, dejando su impronta en uno de los temas menos rockeros y más intimistas del trabajo.

Vuelven a rockear después de dos temas bastante sosegados, cogiendo de nuevo el pulso del redondo con la movida “Günther Kimmich”, un tema muy melódico vocalmente y que atesora un ritmo muy garajero, mientras que dejan que el eclecticismo se apodere de “Cold Midnight Drum”, una composición con cierto aroma más cercano al Grunge.

Los riffs de guitarra distorsionados por parte de Pierre Lateur se apoderan del alma de “Mind Shape”, un corte no llega a los niveles de feeling de las canciones más duras de “Look Into The Black Mirror”, todo lo contrario que “Till The Land Wind Blows” que nos lleva directo hasta las sonoridades más cercanas a los 70, pero con una producción más noventera que deja al descubierto, una vez más, esas influencias blueseras que aparecen aleatoriamente durante el trabajo.

La pesada “Burning Warriors” pone el punto final oficial al primer larga duración de la formación belga, y digo oficial ya que en algunas ediciones podréis encontrar el fugaz bonus track acústico “Whispering Ghost”, en el que sacan a pasear las influencias Country que llevan dentro.

Diversidad en “Look Into The Black Mirror”

BLACK MIRRORS se ha sacado de la manga este buen “Look Into The Black Mirror”, un trabajo de Rock muy variado y con una producción muy moderna donde los belgas dan rienda suelta a sus múltiples influencias que van desde el Rock de los 70, pasando por el Blues, hasta legar a sonoridades más alternativas que, sin duda alguna, va a gustar quienes seáis abiertos de mente.

Es cierto que todavía les queda mucho camino por recorrer y cosas que pulir, pero parece que los belgas empiezan con buen pie su carrera musical. Así que si queréis saber cómo suenan estos temas en vivo, tendréis la oportunidad de ver a la formación acompañando a THE NIGHT FLIGHT ORQUESTRA en Madrid y Barcelona en diciembre.


 

Discográfica: Napalm Records

Reseña Panorama
NOTA
6.5
Compartir
Artículo anteriorDARKSUN se toma un descanso por tiempo indefinido
Artículo siguientePAPA ROACH: Detalles de “Who Do You Trust?”
Pasé mi infancia en la habitación de mis hermanos mayores, quedándome boquiabierto admirando los posters de bandas de los 80 que empapelaban sus paredes. Poco a poco fui creciendo y empecé a desempolvar sus vinilos, quedándome impresionado con esos nuevos sonidos y portadas que hoy en día siguen emocionándome como entonces.
Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here