Crítica de CHIVO – “Waiting For So Long”

0
Chivo - Waiting For So Long

Lo que hace unos años se planteaba como una posibilidad, finalmente, se ha convertido en una irreprochable realidad. El Stoner es uno de los géneros más en forma que hay en nuestro país. La gran mayoría de las bandas que, dentro de esta vertiente, logran meter la cabeza en el circuito discográfico y que salen a la palestra verifican un nivel musical relevante y, además, tienden a apoyarse en notables trabajos a la producción, una estética cuidada, etc. En el sur de la península, mismamente, tenemos a formaciones como SANTO ROSTRO o CABEZA DE CABALLO, intentando trasladar ‘su ruido’ más allá de las fronteras andaluzas; en Madrid, por su parte, me vienen a la mente agrupaciones como AATHMA, KRAZARK o GRIM COMET. Todas ellas, antes o después, acaban dejándose caer en festivales con cierto nombre y estatus porque, a fin de cuentas, la maquinaria que se dedica al Stoner en España funciona como una gran cadena en la que todos los engranajes cumplen con su cometido. A esta cadena se suma CHIVO, cuarteto de Portugalete que con “Waiting For So Long”, su tercer álbum, retorna al panorama actual tras cinco años de silencio discográfico.

Viaje a los 90 en “Waiting For So Long”

El estilo que predica CHIVO es el Stoner Metal de manual, aunque en ocasiones se atisben coqueteos con la escena Grunge de Seattle e incluso con la del Post-Grunge, especialmente por el timbre de voz de Aitor. A fin de cuentas, ambos estilos comparten ciertas similitudes que los hacen más parejos de lo que se pudiera pensar. Sea como fuere, desde que arrancan las guitarras saturadas y, en general, el sonido embarrado que presenta “Gaijin Hunter”, la banda logra reubicarnos en lo que dura un parpadeo en esos principios-mediados de los 90.

Con temas como “Wasted Time”, por ese aire decadente pero tremendamente envolvente, logro acordarme de NIRVANA y de bandas como TERRORVISION. “Mounstro”, por su parte, despega con sigilo y con una lentitud propia del Doom más sobrio. En este caso, las líneas vocales de Aitor me transportan hasta los tiempos de John Bush maltratando sus cuerdas vocales en los ANTHRAX de trabajos como “Stomp 442”. ¡Tremenda pieza!

“Hegan “Egin” es, como poco, curiosa y atípica, dado que es la única pieza del disco cantada en euskera, lengua que sin duda alguna logra darle otro envoltorio a la música del cuarteto vasco. “Another Day” es apesumbrada y consigue empaparnos de ese sentimiento de desazón. “Untermensch” es un tema vigoroso, conducido por una base rítmica contundente que, por instantes, me dibuja mentalmente a esos CORROSION OF CONFORMITY de discos como “Wiseblood”.

En el tramo final de “Waiting For So Long”, “Diogenes” nos conduce a una atmósfera ciertamente siniestra mediante unas guitarras que se dejan seducir por la psicodelia. Stoner/Doom con miradas retrospectivas a la etapa más primitiva de BLACK SABBATH y a bandas como el dueto norteamericano conformado por SAINT VITUS y TROUBLE. En el último suspiro, emerge “Wax Legs”, con la que la banda prosigue sin salirse de su hábitat natural, aquel en el que convive con un sonido grasiento y una tesitura densa y pegajosa.

El adiós de “Waiting For So Long” nos lo deja “Cigarettes”, un tema templado pero, sin que sea casualidad su título, repleto de humo; un chute de calma total, de sentimientos encontrados en un viaje de carretera por algún paraje desértico y destartalado; el cierre más elegante e idóneo que podía tener este brillante compacto.

La destreza de CHIVO

CHIVO no dispone de un arsenal de herramientas estratosférico para manejarse en el género, pero el poco material del que humildemente hace uso lo domina como si llevara con él toda una vida, y así lo muestra en “Waiting For So Long”. Al cuarteto le acompaña el sonido, le acompaña el feeling y, por si fuera poco, le acompaña un conciso sentido de la definición. ¿Recuerdas lo que te dije al principio de este escrito? Pues, efectivamente, verás a estos vascos antes o después en esos festivales que ya son vox populi en nuestro país.


Autoeditado

Reseña Panorama
NOTA
7.5
Compartir
Artículo anteriorCrítica de BAJOPRESIÓN – La Máquina De Sueños
Artículo siguienteAustralia celebra el 45º aniversario de AC/DC con una colección de monedas
Licenciado en Comunicación y redactor en varias webs especializadas en Rock y Metal desde hace más de una década, plataformas que me han servido, al igual que el actualmente aparcado mundo radiofónico, para darle rienda suelta a mi creatividad enfocada a una de mis grandes pasiones: la música. A su vez, soy un gran entusiasta del cine en todas sus vertientes, especialmente en la rama dedicada al terror, fantasía y ciencia-ficción.
Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here