Crítica de DARK MOOR - Project X

0

Un título como “Project X” dice mucho de la incógnita y el evidente calado experimental del disco que nos ocupa, la nueva entrega de los madrileños DARK MOOR, que a buen seguro no va a dejar a nadie indiferente.

El enfoque de ciencia ficción de la bella portada y las letras no se ve plasmado, como podría presuponerse, en una evolución de su Metal Sinfónico hacia sonidos más futuristas… si no quizá todo lo contrario. En “Project X” DARK MOOR apuesta todo a su lado más rockero, con el que antes ya había jugueteado, y a una vertiente más QUEEN especialmente gracias a unos coros que no solo recuerdan a la mítica banda, sino al Góspel o a las películas musicales de Hollywood (o musicales teatrales directamente).

Esta nueva aventura musical tiene sus cosas positivas y negativas. Entre lo destacable, queda patente otra vez más el increíble repertorio artístico, la creatividad y el saber hacer de DARK MOOR, una banda que sigue siendo capaz de sorprender. En lo negativo, claramente los fans del Power Metal y del Metal Sinfónico van a salir escaldados de su escucha. En este sentido, el oyente no sabrá a qué atenerse cuando “Project X” comience a sonar en su reproductor.

Si bien una canción como “Abduction” entronca con los DARK MOOR más convencionales, con un excelente Alfred Romero, encontramos algún arreglo y coro que descoloca, dando más pasos hacia los cambios compositivos que se hicieron palpables en “Ars Musica”.

“Beyond The Stars”, muy de banda sonora, muestra el lado amable de la formación madrileña, que se desata en un corte al estilo espectacular de QUEEN -especialmente el papel vocal-, con una melodía extraña y carente de fuerza que sorprenderá, y un solo muy hard rockero. En este sentido tan de musical, se desenvuelven otras canciones como si fueran partes cantadas de una película. Si conseguimos aislarnos de la sensación de “qué demonios estoy escuchando”, son disfrutables cortes como “Conspiracy Revealed” y su gran solo; un enorme “The Existence”, con unos interesantes teclados; o un poderoso y futurista “Imperial Earth”, en el que el grupo combina su faceta épica con el nuevo enfoque sonoro. Otros cortes como “I Want To Believe”, toda una metafórica declaración de intenciones, dejarán al oyente power metalero fuera de juego. Desde el punto de vista estrictamente musical, el trabajo compositivo y de coros que hay en esta canción es sublime.

Un tema alegre como “Bon Voyage!” quizá recuerda un poco más al sonido típico de la banda al principio y en un tramo del final, pero nos golpea de nuevo la vertiente peliculera de su sonido, y la sensación de canción de musical, así como sus coros y palmas nos llamarán la atención.

Para el final la banda ha reservado el single “Gabriel”, de bonitas líneas vocales y teclados algo retro, y un final sobrecogedor, con guiño a las míticas notas musicales de la película “Encuentros En La Tercera Fase” (presentes también en el estribillo); y un cierre “There's Something In The Skies”, que es un corte largo, épico y cautivador.

“Project X” se erige sin duda como el trabajo más polémico de la larga historia de DARK MOOR. Su líder, el guitarrista y compositor Enrik García, ha dado un golpe encima de la mesa para demostrar que él y su grupo son capaces de hacer cualquier cosa que se propongan mediante el trabajo y la genialidad compositiva. Eso sí, estoy seguro de que el cambio estilístico les va a hacer perder algún seguidor de toda la vida, porque ni hay Power Metal, ni hay canciones, digamos, de Heavy Metal rápido ni contundente. El tiempo dará o quitará razones al conjunto madrileño, pero desde luego “Project X” es una obra especial como pocas.

 

Enrique Herrero

Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here