Crítica de DELDRAC - One Day More, One Day Less

0
DELDRAC - One Day More, One Day Less

Te llamas DELDRAC y "One Day More, One Day Less" es tu primer disco. La portada es bastante mejorable y es un trabajo autoeditado. Hasta aquí todo normal. Un grupo más que intenta abrirse paso en la vorágine de bandas y que trata de ofrecer algo. Abres el libreto, investigas y resaltan dos nombres: Quimi Montañés y David Saavedra. Sobre todo el primero de los citados que llevaba mucho fuera de los focos. Hablamos de dos músicos clásicos de la escena catalana. El segundo, de DOOMSDAY y ya desde hace un tiempo en los black metaleros LUX DIVINA. El primero, el gran Quimi, uno de los padres de la paupérrima escena Thrash de la Península Ibérica de los ochenta, representada por dos bandas como FUCK OFF y LEGION. Mucho tiempo sin oir de él y ahora surge DELDRAC en su horizonte.

El resto de la formación la completan Toni Quesada detrás de los parches y la voz de Eric Moya, desconocidos hasta el momento para mi, aunque el primero de ellos tiene un bagaje de bandas bastante amplio. Antes de escuchar "One Day More, One Day Less", título muy nihilista dicho sea de paso, tuve la oportunidad de ver a DELDRAC en directo en una de sus primeras actuaciones. La cita la tenéis reseñada en estas páginas y fue el Thrash Inmortal Fest en Madrid. La impresión que me dejó la banda fue bastante mejorable, tanto por sonido como por rodaje aparente. La escucha del disco que hice posteriormente mejoró mi impresión de algunos de los aspectos del grupo, pero en general se puede decir que pese a las tablas que hay en los miembros de DELDRAC al grupo le falta madurar propuesta y formas.

El sonido es limpio pero totalmente impersonal, lo cual sorprende al estar grabado en los Moontower de Javi Félez (compañero de Saavedra en LUX DIVINA). Especialmente la parte rítmica parece un robot mecánico que no para ni un segundo. Está todo muy encorsetado y pulido. Pero la causa no es solo por la producción sino por la propia base musical de DELDRAC. Estamos ante una mezcla de Power Heavy a la americana (HELSTAR, MELIAH RAGE, ICED EARTH) y Thrash (sobre todo MEGADETH y en menor medida PANTERA en ciertos riffs), pero el único que brilla es Quimi, en los solos (que no son muchos) y en algún que otro riff que se queda grabado.

David Saavedra está presente en todas partes pero solo tapa espacios y Toni Quesada va a piñón fijo. Esta dupla hace que, unido a una estructura de temas bastante constante y extensa, uno acabe por ser martilleado constantemente por los mismos patrones.

Esto fue evidente en directo, pues a lo anterior se unió un sonido ecualizado en exceso hacia la batería, lo que volvía su actuación en un constante tu pa tu pa que no cesaba ni un instante. Pero en disco pasa lo mismo, aunque la mezcla esté más equilibrada. El último elemento que en directo cambió hacia mejor y que en disco no está del todo conseguido es la voz de Eric Moya, tiene buen rango de tonos y buen chorro de voz, pero su posición en la mezcla hace que parezca desubicada y por momentos hasta “molesta”, y no se me entienda mal. Habría estado mejor moderar un poco su volumen y quizás variar los rangos en más ocasiones a lo largo de los temas, porque el efecto que consiguen es el de abundar en esa sensación mecánica de la que hablaba antes.

Pero no todo es mejorable. Las ideas en "One Day More, One Day Less" son buenas y aunque la música es sencilla y fácilmente aprehendible, hay detalles de variedad que están muy bien. El tema más llamativo es precisamente el de más poderosa influencia, "Then Some Bells May Chime", que suena a MEGADETH por todas partes. Pero también hay temas un poco más veloces con riffs pegadizos, como "The Only Life You Know", "Blame Satan" o "Thought Police" (sabiamente escogido también como single), otros que hacen honor a su nombre y son oscuros en forma y fondo, como "The Real Dark Power", con muy buenas guitarras y estructura notable y otros a medio camino entre el medio tiempo y el ataque más rápido como "Race For Life", que funcionan bien (aunque aquí Moya suena más excesivo si cabe).

En definitiva, creo que hay mucho margen de mejora en DELDRAC. La buena noticia es la presencia de Quimi y el que este grupo se suba a los escenarios. Pero, dejando a un lado esto, "One Day More, One Day Less" tiene cosas que pulir. Al menos no han conseguido transmitirme buenas sensaciones como a priori podría pensarse por el bagaje de los músicos y las ideas sobre las que se construye DELDRAC.


Discográfica: Autoproducido/PSM Music
Reseña Panorama
Nota
6
Compartir
Artículo anteriorConciertos de SATYRICON en Madrid y Barcelona en octubre
Artículo siguienteCrítica de GOAT WORSHIP - Blood And Steel
Como músico frustrado siempre me ha gustado investigar y compartir mis sensaciones sobre la música que escucho, dando igual géneros, épocas o artistas. No hay mayor placer que descubrir un nuevo sonido e ir tirando del hilo hasta hacerte una idea en tu cabeza de todo el contexto que lo envolvió. Desde la humildad del analfabeto musical, mis torpes palabras pretenden servir de descarga para todos estos sentimientos que se generan al dejar caer la aguja sobre un vinilo.
Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here