Crítica de DRAKUM - Trollmin

0

"Trollmin" es un EP con una temática muy clara y con unas ideas musicales poco proyectadas. El trabajo, gracias a su corta duración que ayuda a escucharlo, no destaca ni se atasca; pasa sin pena ni gloria.

DRAKUM apareció en el listado de las peores portadas realizado por esta casa a principios de este año. La verdad es que dicha portada no es buena. Por ello, la propia banda nos otorgó la oportunidad de escuchar su EP “Trollmin” para poder juzgar algo más que una imagen.

Los barceloneses DRAKUM cuentan con un disco sobre sus espaldas, “Torches Will Rise Again”, y el año pasado publicaron el EP “Trollmin”. En este trabajo se notan las claras influencias Folk, KORPIKLAANI y sobre todo de FINNTROLL, con algún toque de Metal Extremo en los poco más de 15 minutos de duración de la obra. DRAKUM son canciones alegres y ritmos que invitan a moverse constantemente con una temática enfocada en los trolls, de esos que habitan en los bosques de la gran mayoría de las mitologías nórdicas y europeas.

El EP comienza con “Introll”, una pequeña introducción con una pieza de piano que nos traslada a cualquier bar de trolls. Esta corta introducción da paso a “Wall of Deadly Trolls” un tema alegre que recuerda, quizás demasiado, a los fineses FINNTROLL y su Polka Metal. Con “Magic Potion of the Evil Jester” la música se vuelve algo más veloz y ruda, un tema algo más folk que el anterior gracias a todos esos instrumentos (gaita, violín, etc) que utilizan DRAKUM entre sus ocho integrantes.

En “Troll Recipe” y “Drunk Troll” nos traen más temas de esos personajes mitológicos que se pasean en las leyendas. Temas que se parecen a los anteriores musicalmente donde no se aprecia un gran cambio, pero que continúan con ese cortejo festivo y alegre. “Outroll” despide este “Trollmin” que no es más que una continuación del corte inicial del EP.

Sin grandes alardes de musicalidad, sin una idea propia y sin más que un asunto sobre la raza trol, DRAKUM ha elaborado un EP con un pobre resultado. Su portada es un presagio de lo que viene a continuación, los trolls andan sueltos sin un rumbo fijo más que para propagar ese aire jocoso que acompaña al trabajo.

Nacho Martín

Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here