Crítica de GRAVE - Out of Respect For The Dead

0

A estas alturas de la película, GRAVE no necesita presentación. Junto a UNLEASHED y ENTOMBED, resultan ser los únicos exponentes del Death Metal sueco de la escuela de Estocolmo que siguen vivos, historia viva del Metal Extremo. Por esa razón, que GRAVE saque “Out Of Respect For The Dead” tampoco es una noticia rompedora. Fieles a su línea desde “Into The Grave…”, esa joya editada en 1991 y que aún sigue siendo piedra angular del sonido de Estocolmo, aunque bien es cierto que antes de su descanso en 1996 con “Hating Life”, el grupo daba señales de cierto agotamiento. Sin embargo, desde que cambió el milenio y con ello se produjese la vuelta de GRAVE, el grupo de Ola Lindgren, siempre ha sido uno de los habituales del género, que ha visto cómo compañeros de ruta desaparecían o se reconvertían.

El sonido actual de GRAVE es el mismo que les dio a conocer, aunque con elementos que han ido añadiendo con el tiempo. La producción grave y putrefacta, que hace que las guitarras del grupo revienten tímpanos, sigue siendo la misma, la voz de Ola es más variada, pero sobre todo el cambio viene en los tempos: la influencia más agresiva y Thrash de los riffs primerizos del estilo, ha dado paso a una variabilidad mórbida unas veces y groovie otras, dando mayor variedad a los temas. En los últimos trabajos de GRAVE esta pendulación entre el Doom-Death y la rapidez de tupa-tupas, era la nota dominante, especialmente en “Burial Ground”, y este “Out Of Respect For The Dead” no es más que su continuación, si bien se notan ciertas mejorías: las composiciones están más cuadradas, más compactadas y la heterogeneidad mejor conseguida.

Nada más empezar, una intro mórbida y cabeceante nos da la bienvenida, pero poco a poco el ritmo se acelerará y nos adentraremos en la sangre y el exceso de “Mass Grave Mass” y “Flesh Before My Eyes”. Ninguna de las dos tendrá el carisma de un “Extremly Rotten Flesh” o un “Into The Grave”, pero tienen la virtud, gracias al sonido y la producción de trasladarnos al pasado. “Plain Pain Box” es mucho más groovie y a medio tiempo; abre paso así a dos cortes que combinan la sanguinolencia y la morbosidad a partes iguales, “Out Of Respect For The Dead” y sobre todo “The Ominous “They”, con final apoteósico. Pocos solos veremos, la música es un culto al riff, pero también tendremos alguna disonancia cargada de trémolo para dar variedad a las estructuras y proporcionar un punto más de frialdad.

Con “Deified” y “Redeemed Through Hate”, la linea se mantendrá invariable, pero es al final con “Trail Of Ungodly Trades” y “Grotesque Glory” cuando GRAVE se desmarca. Dos cortes que son pequeños muestrarios en sí mismos de lo que es GRAVE, en especial el segundo de los citados que casi alcanza los diez minutos. El primero de ellos con partes rápidas, aunque contenidas y riffs afilados, que se mezclan con Groove y pesadez, en especial su parte media con un puente sencillo y adictivo que me recuerda a GOREFEST. El segundo es lo más Doom y pesado que ha compuesto GRAVE jamás, empezando en el subsuelo de la afinación, casi como si hablásemos de DISEMBOWELMENT. Riffs que se alargan hasta que la distorsión lo permite y una voz cavernosa, todo ello acompañado de melodías heladoras y ritmos funerarios, que en su segunda parte se aceleran y afilan las guitarras para no olvidarnos de la raíz del Death Metal.

Valor seguro hoy por hoy, inmovilistas también, pero aun así tan sabrosos como hace 25 años, así son GRAVE. “Out Of Respect For The Dead” no será un clásico, pero está hecho con el mismo espíritu y sentimiento; no esperes nada nuevo pero tampoco nada malo. Simple vehículo de disfrute para GRAVE y para cualquier amante del buen Death Metal añejo a la europea.

Raúl Ureña Salgado

Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here