Crítica de INTRONAUT - The Direction of Last Things

0

La música progresiva hace tiempo que ha superado sus límites y ahora es un cajón desastre para todo aquello que no se puede encorsetar en una forma ortodoxa de hacer las cosas. Quizás por ese motivo veamos encuadrados con esta etiqueta a RUSH, PERIPHERY, MASTODON, OPETH o a los que ahora nos interesan, INTRONAUT. El grupo de los guitarristas/vocalistas Sacha Dunable y David Timnick alcanza la manita de producciones discográficas con su quinto trabajo “The Direction Of Last Things”, el más completo y disfrutón hasta la fecha, y envueltos en ese cajón desastre de la progresividad ofrecen una riqueza musical muy amplia.

Tomando como base una mezcla de sonidos “modernos”, donde aparecen los citados PERIPHERY, MASTODON o también NEUROSIS, CULT OF LUNA y compañía, INTRONAUT ha ido creciendo en elementos hasta que con “Habitual Levitations” ofrecieron un trabajo musical en donde la voz es un elemento más al servicio del resto. La riqueza armónica y melódica, así como la complejidad estructural, convertían aquel disco en un mapamundi de sonidos que sin embargo podían sonar un poco inconclusos o divagantes. “The Direction Of Last Things” le da una vuelta de tuerca a todo esto, y creo que en gran parte gracias a DEVIN TOWNSEND, al que han fichado como productor y que ha acabado por dejar su huella en el grupo, no tanto compositivamente (aunque algún destello a su PROJECT se deja ver), como sobre todo en acabado sonoro.

La melodía y la atmósfera sigue siendo tan predominante como en “Habitual Levitations”, pero además INTRONAUT ha añadido un punto de agresividad extra, algo más de virtuosismo y unas estructuras más ricas, aunque al mismo tiempo definidas. Los punteos de guitarra son muy MASTODON y las voces rasgadas muy Post-Hardcore, pero las estructuras y sobre todo las rítmicas son mucho más complejas y ricas, no hay más que escuchar la parte central de “Fast Worms” o el final de “Digital Gerrymandering”, donde se cuela alguna influencia de TOOL o las atmósferas pseudo astrales de “The Unlikely Event Of A Water Landing”, donde más se puede escuchar la sombra de DEVIN TOWNSEND. Precisamente este último ha dejado su huella en el sonido, en esa forma de entender la rítmica, los riffs y las voces como un todo, como se demuestra en “The Pleasant Surprise”, el corte más directo del disco, con más influencia de PERIPHERY y compañía.

De todas las composiciones mi favorita es “Sul Ponticello”, también con un papel importante en el sonido alcanzado por TOWNSEND. En esta composición INTRONAUT opta por una estructura de idas y venidas, también con cierto aire de intensidad creciente a lo TOOL, pero más atmosférico a veces y más crudo otras. Al final todo explota en un pasaje de samplers religiosos y alegatos antibelicistas, que deja el cuerpo cargado de inquietud. Lo que resta son dos cortes más asequibles, “The Direction Of Las Things”, con una rítmica muy obsesiva y poderosa y “City Hymnal”, uno de los temas más virtuosos en el punteo de las guitarras, con una estructura muy cambiante y excitante. No es un disco largo, pero las composiciones son tan ricas que si durase más acabaríamos extasiados por tantos elementos.

Para todos aquellos que disfruten de la música sin complejos, con dosis de melodía, energía y virtuosismo a partes iguales, tendrán en “The Direction Of Last Things” un trabajo para disfrutar. INTRONAUT alcanza con él su madurez, y aunque su sonido sea una mezcla de muchas cosas, consiguen hablar con voz propia y sin complejos.

Raúl Ureña Salgado

Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here