Crítica de MYSTIC PROPHECY - War Brigade

0

Bajo el título “War Brigade” llega el noveno álbum de los alemanes MYSTIC PROPHECY. Puro Heavy Metal repleto de energía, melodías con estribillos pegadizos y hasta una divertida versión del mítico "Sex Bomb" de Tom Jones.

Producido por el propio vocalista de la banda, R.D. Liapakis, en los estudios Music Factory & Prophecy de Alemania y mezclado por Fredrik Nordström (SABATON, POWERWOLF, IN FLAMES, ARCH ENEMY), “War Brigade” nos ofrece un sonido potente y enérgico, que continúa en la línea de los anteriores trabajos de la formación, es decir, sin mucho riesgo por su parte, algo que también agradecerán los más fans de la banda.

Con todo, MYSTIC PROHECY rubrica a fuego un álbum de 12 sólidos temas forjados a base de puro Metal. Un trabajo que ya avanza hacia la guerra desde el primer corte “Follow The Blind”, una pieza bastante densa que descansa en un estribillo muy melódico y que deja caer gran parte de su peso en unas guitarras que destacan por encima del resto, tanto en calidad compositiva como en facilidad para que nuestra cabeza se quede con el riff. Algo que en los pegadizos temas de los alemanes se repite constantemente a lo largo del plástico.

Algo más dura es “Metal Brigade” aunque sin perder esa esencia de melodía en las guitarras; aunque si hablamos de Heavy Metal de verdad, destaca sobre el resto el tema “Burning Out”, mucho más rápido, condensado y enérgico, con una voz por parte del señor Liapakis que se acerca al gruñido y araña unos sonidos cercanos al Thrash Metal.

Llegados a este punto comprendemos más en profundad el sentido el disco, con unas letras beligerantes y ecos poderosos que se combinan a la perfección con una portada explosiva, obra del artista Uwe Jarling, que se ensaña con la vista del espectador a base de fuego y tanques incendiarios. Toda una declaración de intenciones de lo que se nos viene encima con estos rompecuellos alemanes.

A puro himno cantado con puño en alto suena “The Cruxifix”, excesivamente pegadiza, con unas líneas vocales contagiosas hasta el extremo y que da pie a otros cortes mucho más espesos, e incluso con sabor a medio tiempo, como es el caso de “10.000 Miles Away” bastante más sensible, pero sin perder el feeling, en especial en el punteo de guitarra final.

Los últimos coletazos de esta Brigada de Guerra se resisten a morir, pero aun así continúan sus guiños hacia el campo de batalla con piezas “War Panzer” o “Good Day To Die” la cual arranca al enérgico grito de “Spartans! What is your proffesion?” lo que nos previene ya de antemano de la rabia contenida que podemos encontrar en este corte, repleto de riffs de guitarra cortantes, y algo arabescos, junto a ritmos cambiantes que dan forma, casi afilando la canción, a unos coros y voces que enganchan .

Lo mismo viene ocurriendo con “The Devil is Back”, otro de los temas más duros del álbum con guitarras que “metrallean” una canción bastante simple pero con carácter. Y es que a pesar de que el disco linde con su propio final, los alemanes mystic Prophecy continúan incansables con una lucha que parece eterna y con temas como el poderoso “War of Lies” o “Fight For One Nation”, lleno de coros y de puro aroma a napalm, para cerrar definitivamente el carro de combate con una curiosa versión de Tom Jones, que a su vez hace un divertido juego de palabras muy acorde con su insistente temática guerrera, con el tema “Sex Bomb”. Que no decaiga la fiesta.

 

Jessica Tornos Yebes

Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here