Crítica de STRYPER - Fallen

0

STRYPER ha resultado ser uno de los pocos grupos que tuvieron su momento de gloria en los años ochenta que aún nos presenta álbumes destacables más de veinte años después. Obviamente, no esperamos de ellos otro “In God We Trust” (1988), pero este “Fallen” con una formación que no se ha movido en todo este tiempo mantiene decentemente el nivel de aquella época dorada.

Sería engañarnos no reconocer que encontramos ciertas diferencias entre los STRYPER de hace 30 años y los de este nuevo milenio, así, por ejemplo, era inevitable que el paso del tiempo dejase su huella en la poderosa garganta de Michael Sweet, que, aunque mantiene bien el tipo, ya no llega a los altísimos tonos de antaño; como consecuencia de esto, las guitarras suenan más graves y en una dirección que podríamos tildar de oscura. No obstante, no se han olvidado de sus raíces ni de la época durante la que grabaron su nombre en la historia de la música, por lo que, como entonces era costumbre, encontramos canciones con letras católicas y/o bíblicas, coros durante los estribillos que juegan con la voz de Sweet, melodías pegadizas y, cómo no, la balada que no puede faltar en cualquier álbum de Hard Rock que se precie.

Fallen” comienza con los coros celestiales que introducen “Yahweh”, el primer y galopante corte, que tiene como protagonista absoluta la potente voz de Michael Sweet. Con un sonido de guitarras que podríamos incluir dentro del Heavy más clásico, junto con la homónima “Fallen” y “Pride”, que siguen esta misma línea, este trío de ases conforma una perfecta carta de presentación que ya nos deja claro que no han perdido las ganas ni el saber hacer.

En “Love You Like I Do” tenemos el espíritu clásico de STRYPER que señalábamos antes; la melodía y los juegos armónicos con los coros, salvando las distancias, nos lleva cerca de clásicos como “Calling On You” o “Always There For You”. Por su parte, “All Over Again” es un medio tiempo basado en las guitarras acústicas con alguna reminiscencia de POISON y su “Every Rose Has Its Thorn”. Nos muestran aquí las armas con las que sedujeron a sus miles de seguidores en los ochenta.

Por si el álbum nos pareciese poco variado, incluyen también una respetable versión de la canción de BLACK SABBATH “After Forever”. A mí me ha gustado, pero ya sabéis lo que dicen: para gustos… Finalmente, “Fallen” acaba con “King of Kings” en la misma línea que los tres temas iniciales y “Let There Be Light”, y con un estribillo grandioso.

No cabe duda de que STRYPER, a día de hoy, no va a llegar a tanto público como lo hizo durante los años ochenta ni tampoco los que somos fans declarados de la banda esperamos que nos traigan un nuevo “To Hell With The Devil”, pero de lo que tampoco cabe duda es de que se han marcado un buen álbum, bien compuesto, con canciones que no tienen desperdicio y equilibrado. A ver cuántos grupos coetáneos a ellos pueden presentarse ahora con la misma dignidad.

Sensi Cuadrado

Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here