Crítica de DREAM EVIL – Six

0
Dream Evil - Six

Cuando pasan siete años desde que un grupo lanzó su anterior álbum un seguidor tiende a esperar un trabajo superlativo, ya que con tanto tiempo para componer y elegir temas sólo han podido pasar la criba los realmente buenos. Normalmente el chasco que se lleva ese seguidor es mayúsculo, en parte por las expectativas creadas y en parte porque la banda a la que sigue no ha estado esos siete años encerrada en el local de ensayo componiendo una obra para el recuerdo, que también tienen sus vidas. Los que conocemos la idiosincrasia de DREAM EVIL estamos a salvo de estas decepciones, afortunadamente, por lo que nos podemos hacer una idea de lo que ocurre con su nuevo disco, “Six”.

DREAM EVIL es un proyecto para pasar el rato del archiconocido y aclamado productor Fredrick Nordstrom (Fredman Studios, que ha trabajado con ARCH ENEMY, OPETH o SOILWORK, por citar sólo algunos grupos) DREAM EVIL se junta cuando los menesteres del bueno de Fred se lo permiten. Las voces las suele grabar en otro estudio distinto Nicklas Isfeldt, así que realmente sólo se juntan todos para algún ensayo previo a los pocos conciertos que dan en cada gira y luego a hibernar el grupo de nuevo. Todo esto viene más que nada para justificar la purria de disco, “Six”, que se ha sacado DREAM EVIL tras tantos años desde el magnífico “InThe Night”.

Con una producción inmaculada (solo faltaba), “Six” nos trae doce temas en los que hay muy poco que rascar. Desde el inicio con un corte que coge el nombre de la banda y no es más que un refrito de temas pasados con un estribillo desolador, ya tenemos razón para desconfiar. Pese a que la cosa remonta un poco con “Antidote”, gracias a su riff contundente y a un notable aumento de velocidad, nunca acabamos de enganchar con la propuesta del disco.

Sea tirando más del Hard Rock que del Heavy como en “Sin City” y “Creature Of The Night” o apostando por el estilo que siempre les ha definido presente en “Hellride” o “44 Riders” no acaban de redondear nunca una buena canción. Se acercan algo en “How To Start A War” con un estribillo pegadizo y riffs melódicos muy en la línea de lo que siempre ha sido DREAM EVIL, pero el tema no tiene la enjundia suficiente como para soportar sobre sus hombros todo el peso de un disco fallido, menos aún si el cierre del mismo es la insufrible y soporífera balada “We Are Forever”, perpetrada de tal forma que uno acaba por odiar los coros que repiten una y otra vez el título.

“Six”, una mala jugada de DREAM EVIL

El espíritu del grupo realmente se mantiene intacto: letras nada serias, videos acordes a dichas letras, canciones sencillas que buscan llegar directas al oyente… pero esta vez la jugada no ha salido bien. Al final tenemos una producción sobresaliente, la solvencia de grandes músicos y un par de temas aceptables como únicos atractivos de este “Six”. Poco bagaje para una banda que puede dar mucho más de si.


Discográfica: Century Media

Reseña Panorama
Nota
5,5
Compartir
Artículo anteriorDÜNEDAIN estrena el videoclip de “Vuela”
Artículo siguienteH.E.A.T.: Vídeo de “Eye Of The Storm”
Amante y superviviente del Heavy Metal forjado en los 90, cuando el grunge y el moderneo trataron de asesinar el estilo, disfruto de todo lo que tenga fuerza pero no se olvide de la melodía.
Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here