Crítica de EXHUMED – Death Revenge

0
EXHUMED - Death Revenge
Leyenda

Es difícil no tener cariño a EXHUMED. En los últimos años me ha tocado patearme algunas de las zonas duras de la Bahía de San Francisco, ese lugar tan importante en la historia del Metal que comienza justo donde terminan las fabulosas postales del downtown de San Francisco. “Death Revenge” es el sexto disco (si no contamos versiones y regrabaciones) de un grupo al que me alegra volver a encontrar musicalmente después de las últimas polémicas de Matt Harvey (guitarrista, vocalista y fundador cuando era todavía un crío), que se enzarzó en una defensa centrista de la presencia de nazis y supremacistas en el panorama metálico. Como en Estados Unidos ese horno no está para bollos, el asunto coleó y se llevó una inteligente y crudamente irónica respuesta de la gente de Toilet Ov Hell.

El debate, con la libertad de expresión por en medio, es interesante y con un montón de zonas grises. Al menos hasta que caes en la insustancialidad de pedir, Harvey lo hizo, tolerancia a ciertas ideas en el underground del mismo modo que a ti no te queda más remedio que tolerar la música de FINNTROLL. Ahora que están ocurriendo algunas cosas que pensábamos que ya no veríamos pasar en el mundo (los supremacistas en las calles marchando con antorchas, por ejemplo), quizá convenga revisar el enfoque. Por mucho que tampoco me guste nada FINNTROLL… Recordemos a Karl Popper: “Si no nos hallamos preparados para defender una sociedad tolerante contra las tropelías de los intolerantes, el resultado será la destrucción de los tolerantes y, junto con ellos, de la tolerancia”.

Y, punto y seguido, volvamos a Harvey (que en todo caso es cualquier cosa menos un nazi, aparentemente), un músico hiperactivo que no ha parado quieto desde que EXHUMED publicó “Necrocracy” en 2013. El grupo regrabó su clásico “Gore Metal” (el debut de 1998) y él puso en marcha GRUESOME, el fantástico proyecto que rinde pleitesía a los primeros discos de DEATH. Y acaba de arrancar también con EXPULSION, otro supergrupo, este todavía más sucio y añejo porque cuenta con los riffs del misísimo Matt Olivo (REPULSION).

Harvey también ha compuesto en los últimos tiempos la banda sonora de un corto de terror, “Hell Haunt”. Y parece que algo de eso ha trasladado a este cinemático y expansivo (dentro de los cánones de EXHUMED, que quede claro) nuevo y extraordinario disco, “Death Revenge”. Absolutamente divertido, absolutamente frenético y absolutamente conectado con la tradición del grupo. Pero también su trabajo más variado, accesible y melódico. Cosido de principio a fin (desde la intro inicial a lo John Carpenter y pasando por la atmosférica “Gravemakers Of Edinburgh”) por una historia conceptual inspirada en los asesinatos de West Port (Edimburgo) entre 1827 y 1828. Una leyenda negra de la que se responsabilizó a los inmigrantes irlandeses William Burke y William Hare, que llegaron a vender hasta 16 cadáveres al doctor Robert Knox, que les usaba para las prácticas de disección con sus alumnos.

La temática es puro EXHUMED y la música, aunque más pulida y madura, también. Esto es EXHUMED 2017, ya más de una década después de aquel instante en el que el Death Goregrind de filosofía slasher y principios fundamentados en CARCASS amenazó con ser la gran sensación de la escena extrema. Cuando empezaron a circular fuera del underground los nombres de ABORTED, IMPALED, EXHUMED… Mascarón de proa de un subgénero cuya esencia, finalmente no puede salir de los bajos fondos y las salas de autopsia. ABORTED dio vueltas sobre su propio sonido para acabar volviendo casi a la casilla de salida. Y EXHUMED se tomó un descanso que básicamente ha dividido su carrera en dos partes muy bien definidas. Un corte limpio (casi un chiste fácil, en este caso) que separa el clásico “Gore Metal” y el notable “Anatomy Is Destiny” de los más recientes (y apiñados en seis años) “All Guts No Glory” (muy bueno), “Necrocracy” (todavía mejor) y “Death Revenge”. Probablemente este último el mejor de los tres, tal vez (glups) lo mejor que ha grabado jamás el grupo.

La música es viciosa, de impacto muy directo, frenética y (otro chiste fácil: hablamos de EXHUMED) visceral. Pero los sesos funcionan, no son solo otra parte del cuerpo que se desparrama por un sótano donde nadie se apiada de las víctimas. No falta el doble ataque vocal Harvey/Bud Burke, ni falta la mezcla de los solos más caóticos a lo SLAYER con otros tan refinados que tocan el Metal clásico. Ni falta la dosis de CARCASS, por supuesto, pero hay mucho Thrash, mucho ritmo de vieja escuela y melodías que homenajean al fallecido (sigue pareciendo mentira, más de cuatro años después) Hanneman.

“Death Revenge”, todo lo que podías esperar de un disco de EXHUMED

“Death Revenge” es más de lo que podías esperar de un disco de EXHUMED sin dejar de ser básicamente todo lo que podías esperar de un disco de EXHUMED. Al mando otro montón de riffs estelares, por todas partes una atmósfera de cine de terror clásico (desde su excelente artwork, de las mejores portadas de discos de Metal de 2017), de historia que asusta y divierte, aroma constante a peligro. Este es un disco de Death Metal tremenbudo, magnífico. Que te meterá en la cabeza desde la primera escucha las líneas vocales de “Defenders Of The Grave”, “Dead End” y Unspeakable”, que se desata en cuchilladas a la antigua como “A Funeral Party” y “Incarnadined Hands”, que abre la mano a un sonido más estructurado y reposado en “Night Work” (muy SLAYER y con un vídeo clip que deberías ver) y lo mezcla todo con resultados fascinantes en “Lifeless”.

“The Anatomy Act Of 1832” fue la respuesta del Parlamento británico al tráfico de cadáveres, una liberalización del uso de cuerpos donados a la ciencia para evitar un sórdido problema que empezaba a ser un verdadero escándalo social y que tiene que ver con historias truculentas como esta en la que se recrea “Death Revenge”. Y, casi 200 años después, es el nudo que inspira un disco sencillamente espectacular y absolutamente recomendable. De principio a fin.


Discográfica: Relapse Records

Reseña Panorama
Nota
9
Compartir
Artículo anteriorCrítica de TRIVIUM – The Sin And The Sentence
Artículo siguienteSEPTICFLESH: Vídeo de “Martyr”
De la vieja guardia a base de cumplir años, y ya van suficientes como para que cumplirlos sea una putada. Me gano la vida escribiendo y llevo más de un cuarto de siglo escuchando Metal. La gran constante de una vida que me paso intentando cumplir aquello de que hay que ser de los buenos porque ya hay demasiados de los malos en el mundo.
Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here