Crítica de EXIT EDEN – Rhapsodies In Black

0
EXIT EDEN - Rhapsodies In Black

Si bien es cierto que la música más comercial suele ser denostada, en líneas generales, por la comunidad metalera, no es menos cierto que muchas bandas de Metal nos han proporcionado geniales interpretaciones de canciones Pop, otorgando energía a las composiciones originales. EXIT EDEN se suma a esta tendencia con su debut “Rhapsodies In Black”, en el que se han reunido los talentos de sus cuatro vocalistas femeninas: Amanda Somerville (AVANTASIA, TRILLIUM, KISKE/SOMERVILLE), Clémentine Delauney (VISIONS OF ATLANTIS, SERENITY), Marina La Torraca (HIGHLIGHT KENOSIS) y Anna Brunner (KISSIN’ DINAMYTE, BEYOND THE BLACK).

EXIT EDEN ha escogido acertadamente canciones con cierta carga emocional, lo que facilita que el poderío de las cuatro voces se erija en protagonista. Pero no solo eso, ya que todos los temas, además del elemento rockero o metálico, han recibido un baño de luminosa majestuosidad forjado por los coros e instrumentos como violonchelo y flautas.

En los arreglos de las composiciones encontramos a músicos como Hardy Krech (compositor de algunos temas de KISSIN’ DYNAMITE), Mark Nissen (BEYOND THE BLACK) y Johannes Braun (cantante de KISSIN’ DYNAMITE). En cuanto a la ejecución tenemos a Sascha Paeth, guitarrista de una banda de leyenda como HEAVEN’S GATE. También a Evan K (MYSTIC PROPHECY), Jim Müller (sí, también de KISSIN’ DYNAMITE) y Jörn Heilbutt y Ossi Schaller (BEYOND THE BLACK) aunque más como músicos de sesión que otra cosa. Pero, de nuevo, hay que recalcar que las vocalistas son las estrellas de la función, y así ha sido promocionado “Rhapsodies In Black” por Napalm Records.

En este sentido, la combinación de las cantantes nos deja líneas vocales de todo tipo. Así pues, a una parte más o menos fiel a la original le puede seguir luego una voz lírica (especialmente por parte de Amanda Somerville) o incluso más agresiva o con más cuerpo según el caso. Sin duda la variedad de registros hará las delicias de los seguidores del Metal Sinfónico con mujer al frente.

En cuanto a las canciones, algunas son más fieles a las originales que otras, pero las que destacan es por mutar sorpresivamente. Es llamativa, sobre todo, la vuelta de tuerca que sufren cortes como “Unfaithbul” de Rihanna, con un tempo acelerado que le hace ganar velocidad y mucha fuerza; “Impossible” de SHONTELLE, en el que las voces resplandecen en los coros y la instrumentación aporta momentos álgidos; así como “Paparazzi” de Lady Gaga, con ritmos aplastantes y muchísimo más espectacular.

También son llamativas “Incomplete” de BACKSTREET BOYS, cuya melodía adquiere un matiz Folk; o el toque más festivo de “A Question Of Time” de DEPECHE MODE, que se aleja un poco de esa leve penumbra hacia ritmos potentes.

En un término medio están “Fade To Grey” de VISAGE, endurecida y más decadente, o “Heaven” de Bryan Adams, que gana majestuosidad, aunque bien se podía haber hecho hincapié en el tono algo desgarrado de la canción original; también una sosilla por poco innovadora “Firework” de Kate Perry; o “Skyfall” de Adelle, tema conocido por formar parte de la banda sonora de la película de James Bond de mismo título, igualmente elegante en la versión de EXIT EDEN pero sin alejarse de su esencia.

Por si no fuera poco con cuatro vocalistas, “Frozen” de Madonna consigue mayor empaque gracias a la colaboración de Simone Simons, sonando más delicada que las otras cantantes. Además, Rick Altzi (MASTERPLAN) pone el contrapunto masculino (anecdótico, a decir verdad) a “Total Eclipse Of The Heart”, el clasicazo del Bonnie Tyler en el que Amanda Somerville brilla con luz propia, siendo otro de los cúlmenes del trabajo.

“Rhapsodies In Black”, un disco para distintos tipos de oyente

Si sois de los que pensáis “qué bien le sentaría a esta canción una guitarra eléctrica” o si os gusta el Metal Sinfónico, no dejéis pasar “Rhapsodies In Black”. En cualquier caso, hay que advertir que es un trabajo irregular por su propia idiosincrasia, como cualquier disco de versiones, ya que no todas rayan a la misma altura. Por lo tanto, no es un álbum cien por cien redondo, pero seguro que cada oyente le sacará el jugo a varios de los temas, e incluso recomendará su escucha a personas ajenas al Metal.

Desde luego, si EXIT EDEN tiene continuidad, crece y lleva su particular visión del Pop al directo, va a ser una banda habitual en el circuito de festivales metaleros. Al tiempo.


 

Discográfica: Napalm Records

Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here