Crítica de GRAPESHOT – All About To End

0
Grapeshot - All About To End

Curioso grupo GRAPESHOT. Sí, curioso y peculiar, en el buen sentido de la palabra, son dos adjetivos que definen bien los entresijos musicales que caracterizan al quinteto madrileño, el cual, en esta ocasión, nos presenta “All About To End”, su segundo largo y tercer trabajo registrado en estudio si sumamos el EP “Sons Of Betrayal”.

Si no fuera por una leve bajada de ritmo en un momento dado del álbum, rozaría el sobresaliente y lo haría por diversas circunstancias. Por diverso, por intenso, por tener en su haber un sonido abrumador, por ser meritoriamente entretenido y por tener la pericia de poder llevarnos repentinamente al enclave musical de unos MASTODON, así como de unos BARONESS, de unos CAVALERA CONSPIRACY o de unos SYSTEM OF A DOWN entre otros.

Digamos que el disco va bien abastecido de locura, de espontaneidad y de cierta frescura, lo cual se agradece entre tanta banda que sigue al dedillo los patrones dictados en décadas anteriores por otras formaciones, cosa que tampoco es que me guste reprochar especialmente, ya que soy de los que piensa que está todo inventado y que, a día de hoy, solo nos encontramos con sucedáneos de composiciones escuchadas en otros tiempos. Por lo tanto, es verdaderamente complicado intentar ser original o destacar y, a veces, incluso, resulta más fructífero adherirse a una tendencia bien definida que tener ínfulas de inventor y pretender ser el cabecilla de una nueva corriente musical.

Sea como fuere, el disco de GRAPESHOT funciona y, aunque se rige por una multitud de vertientes, logra aunar todas sus referencias para crear una obra consistente e irreductible sin que los anclajes que la sujetan muestren síntomas de debilidad en ningún momento. La propuesta cuaja y, por encima de todo, convence, siempre y cuando tengas el oído más abierto que cerrado y te gusten esos planteamientos revestidos de voces guturales, guitarras machaconas y, en su conjunto, bases rítmicas que destilan sonidos graves y corpulentos.

El disco ha sido registrado en los Sadman Studios bajo la batuta de Carlos Santos ejerciendo labores de producción. En el trabajo de marras, como comentaba unas líneas atrás, se percibe un enfoque heterogéneo y variado, lo cual simplifica la escucha del mismo.

“Void Your Soul” es un tema groovie, tapizado con unas guitarras graves y arenosas y una línea vocal ensangrentada que presenta un más que asequible estribillo. ¡Buen inicio de disco!

En “Parasites”, Esteban nos ofrece una combinación de voces un tanto desquiciada que tan pronto me trasladan al universo vocal de Max Cavalera como lo hacen al de Serj Tankian, de los armenios SYSTEM OF A DOWN. A su vez, el tema se resguarda en unos intensos arranques de velocidad que dinamizan bastante el conjunto y que le dan cierto sabor a Thrash/Death de corte moderno. Por su parte, “Hamster Wheel” se me antoja como una pieza de Stoner metalizada que posee uno de esos riffs cabalgantes que se te impregnan sin apenas haber podido pestañear. En esta ocasión, son las bandas BARONESS y CLUTCH las que me vienen a la memoria mientras escucho el tema.

“All About To End” tiene en su haber una melodía de voz acompasada con un riff entrecortado. El estribillo tiene un lavado de cara al más puro estilo de Mike Patton en los FAITH NO MORE más contundentes del “King For a Day” y, a su vez, hallamos una interesante parte melódica al final que me evoca al “Aerials” de SYSTEM OF A DOWN. “Naked Emperor” navega en velocidad y pesadez, dejándonos algunos matices vocales guturales, cortesía de Esteban, más cercanos y concernientes al Brutal Death Metal.

“Johnny” es una pieza moderna y, de nuevo, muy groovie, aledaña al universo musical de formaciones como LAMB OF GOD, pero apaciguada en su hábil estribillo. “Calumet” acaricia el Southern Metal con unos agitados gritos disparados al unísono y se aferra a un riff lentorro y entrecortado, aunque, en su conjunto, la pieza me acabe resultando algo insustancial.

“New Kind Of Pain” presenta ese clásico riffs quebrantahuesos idóneo para hacerle mover la columna vertebral al personal al más puro estilo GOJIRA y cumple bien con su papel, mientras que “Schoolyard” me parece de los temas menos inspirados del álbum teniendo en cuenta la destreza que llega a demostrar el quinteto en otras composiciones. Simplemente, un tema más.

“All In”, encargada de tapiar el trabajo, funciona mucho mejor al dejarse llevar por un riff rockero que te encandila con facilidad. En su conjunto, parece la canción más suave y asequible del compacto, pero no por ello está exenta de dinamismo, como bien refleja el punteo de guitarra repleto de shredding y la subida de intensidad que experimenta la pieza en su último tramo.

“All About To End”, un álbum trabajado

GRAPESHOT llegó a la final de la Metal Battle Spain del Wacken Open Air alemán hace un par de años. Escuchando este disco se entiende que la agrupación madrileña lograra ascender hasta ahí. “All About To End” es un disco cimentado con tino, dedicación y con ese brío que se percibe cuando se nota que a tal o cual canción se le ha dado más de una vuelta de tuerca hasta lograr perfeccionarla lo máximo posible. Un gran paso adelante y una propuesta a la que pocos peros ponerle.

Reseña Panorama
Nota
8
Compartir
Artículo anterior2017-10-05 Chris Holmes (ex W.A.S.P.) – Madrid Barcelona
Artículo siguienteCrítica de EFFE – Tras La Tormenta
Licenciado en Comunicación y redactor en varias webs especializadas en Rock y Metal desde hace más de una década, plataformas que me han servido, al igual que el actualmente aparcado mundo radiofónico, para darle rienda suelta a mi creatividad enfocada a una de mis grandes pasiones: la música. A su vez, soy un gran entusiasta del cine en todas sus vertientes, especialmente en la rama dedicada al terror, fantasía y ciencia-ficción.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here