Crítica de HALESTORM – Vicious

0
Halestorm - Vicious

Si pensábamos que HALESTORM había alcanzado la cumbre de su éxito, estábamos  equivocados, y prueba de ello es su nuevo disco, “Vicious”, toda una renovación de sonido sin dejar atrás su huella personal.

Un disco surgido de la depresión de Lzzy Hale

Tras su último trabajo de estudio, “Into The Wild Life”, los estadounidenses, liderados por una de las mejores guitarristas y vocalistas de los últimos tiempos, Lzzy Hale, nos presenta su cuarto álbum, el cual surgió tras una depresión sufrida por la frontwoman y su intento de búsqueda de sí misma.

“Vicious” comienza de esa manera con “Black Vultures”: sonido oscuro, letras inquietantes sobre ser atrapado por algo, pero sabiendo seguir adelante sin rendirse.

Continua con “Skulls”, donde ya podemos apreciar que Lzzy Hale se atreve a manejar todo tipo de melodías, tonos y voces, marca de identidad del talento que tiene; este tema da paso a la que, personalmente, parece una de las mejores canciones del disco, “Uncomfortable”. En ella no sólo hay riffs rompe cuellos, sino versos cantados tan rápidos como fulminantes y donde se aprecian esos tintes oscuros que caracterizaron a discos tan consagrados para ellos como ” The Strange Case Of…”.

“Buzz” y “Do Not Disturb” andan más en la onda de su particular Hard Rock, pasando por “Conflicted”, donde, una vez más, destacamos la variedad de registros vocales que posee Lzzy Hale, y como un tema de buen ejemplo para señalar la reinvención que han tenido como banda.

Una vez pasado el ecuador de “Vicious” nos encontramos con “Killing Ourselves To Live”, con esas letras tan personales que avecinaban tras la confesión sobre el origen de este nuevo álbum, y, todo sea dicho, con un solo de guitarra atronador.

Pasamos de la balada del disco, típica en todos sus discos, “Heart Of Novacaine”, una canción en acústico con voz desgarradora, a “Painkiller” y “White Dress”, temas con sonido muy marca HALESTORM.

Finalizando el álbum encontramos el single que da nombre al disco, “Vicious” y “The Silence”, otra canción acústica para cerrar el álbum de manera calmada y donde, una vez más, se aprecia el gran potencial de su cantante.

“Vicious”, destrucción y creación

Podemos afirmar sin ninguna duda que “Vicious” es una grandísima reinvención de la banda, aspirante a disco del año.

Ha sido un álbum que, tras no haber estado satisfechos con las primeras composiciones, destruyeron y crearon de nuevo, siendo este el fruto. Es el disco más personal de la banda de lejos y eso se traduce en mucho mimo en cada una de las canciones. Nada está ahí por casualidad y se aprecia la alta calidad musical del sonido.

Exige una buena defensa en directo, y eso lo podremos comprobar en las dos fechas confirmadas para sus conciertos en Barcelona y Madrid. Hasta entonces, vayamos disfrutando de las canciones de “Vicious”.


Discográfica: Atlantic Records

Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here