Crítica de HERMAN FRANK - The Devil Rides Out

0
Herman Frank - The Devil Rides Out

Que ACCEPT sea uno de los grupos más representativos del Heavy Metal se debe a su música directa, potente y desgarradora, encajando a la perfección con la esencia de lo que implica este género. Pero este éxito está propiciado por los buenos músicos que se encuentran detrás de cada canción. Uno de ellos es Herman Frank, el cual emprendió una carrera en solitario y que ahora nos presenta su tercer álbum, "The Devil Rides Out".

Tras sus anteriores trabajos, el virtuoso guitarrista ha contado para este último con Rick Altzi (MASTERPLAN) a la voz, André Hilgers (RAGE) a la batería y a las cuatro cuerdas con Michael Müller (JADED HEART). Herman ha recalcado la importancia del trabajo en equipo pues, a pesar de ser su proyecto, confiere gran importancia a la involucración en los temas de todos sus miembros. Según el guitarrista todos han participado activamente, dando como resultado un enfoque fantástico y muy constructivo para nuestro trabajo". Herman también ha participado en la producción del disco, pues siempre le ha importado cualquier aspecto de la creación del álbum.

"The Devil Rides Out" da el pistoletazo de salida con "Running Back", un tema que ya comienza con un pequeño solo de Herman Frank y un estribillo muy coreable, dispuesto a hacer mover melenas desde el primer momento. Continúa con "Shout", un tema más hard rockero con el que su batería muestra una fuente incansable de determinación con el doble pedal.

Los coros, las melodías y el desgarro de las voces de "Can´t Take It" y "No Tears In Heaven" aportan muchas presencia al disco, al que las sigue el single de este, "Ballhog Zone", un tema cuya letra resalta la importancia que tiene el permanecer unidos y la lucha y trabajo en equipo.

"Run Boy Run" y "Thunder Of Madness" ofrecen un gran despliegue de la artillería pesada del más puro Heavy Metal. Guitarras afiladas, grandes solos, baterías potentes y marcadas y una base sólida de bajo que nos sumerge en un ambiente ochentero, a pesar de tratarse de una producción actual.

Con "Licence To Kill", Herman Frank aminora el ritmo, ofreciendo un tema que roza lo sensual. Le sigue "Stone Cold", que rebaja los ritmos en comparación con los anteriores bloques del álbum. Es una pieza "lenta" y armoniosa, preparada para hacer sentir al público las tristes letras que la componen.

La canción más potente del disco es “Dead Or Alive”. Rick Altzi ruge unas líneas vocales que acompaña una sólida base de bajo, unas baterías ametralladoras y unas guitarras marcadas que culminan con uno de esos solos de firma reconocible a mano de Herman Frank.

“Run For Cover” y “I Want It All” ponen el broche final con esos tintes ochenteros que han ido embriagando todo el disco. La primera tiene unas melodías altamente pegadizas y la pieza que cierra el disco contiene un bajo que tiene más presencia que en ningún otro tema, dando voz a letras que nos incitan a hacer el mal...

Este disco ha contado con grandes artistas, y prueba de ello son los buenos temas que lo componen. Parece que Herman ha sabido acertar bastante bien con la formación del grupo, aunque todos sabemos que la mejor manera de apreciar un buen conjunto es viéndolo en directo: es difícil estar a la altura de discos muy bien grabados, producidos y masterizados, ¿será capaz Herman Frank de defender fielmente el sonido de "The Devil Rides Out"? Esperamos poder dar respuesta a esa pregunta si deciden pasarse por nuestro país, hasta entonces, disfrutaremos de su trabajo con nuestros altavoces a todo volumen y soltándo nuestras melenas.

Alejandra Adán


Discográfica: AFM Records
Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here