Crítica de HUMAN ASHTRAY - Exile

0
HUMAN ASHTRAY - Exile

A la tercera va la vencida. Con más de doce años a sus espaldas de vida, llega "Exile" el tercer CD de los gerundenses HUMAN ASHTRAY. El cenicero humano edita el que para mi gusto es su mejor disco, por composición, ejecución y sonido, y lo ha hecho después de tomárselo con calma e ir paso a paso, como debe ser. Sólo le encuentro un pequeño pero en la producción de la caja de la batería, pero más por gusto personal, porque creo que es un poco machacona y en las partes de blast beats puede resultar excesiva, pero por lo demás creo que si te gusta el Deathcore con melodía no puedes dejar pasar este disco, que es uno de los más vistosos del panorama nacional en lo que llevamos de año.

Pero iré por partes. "Exile" contiene 27 minutos de música sin descanso, con excepción de la introducción "BBMK – 1000". En esa duración ajustada HUMAN ASHTRAY desgrana seis composiciones muy variadas, que siguen la estructura de lo ya expuesto en su anterior trabajo "Pripyat" con el que también comparte la semejanza en presentación en formato digipak tamaño DVD. Esto significa que la diversidad de duración de los temas en "Exile" es alta. Incluso más que en su anterior disco, combinando cortes de tres minutos o incluso menos, con otros que llegan a los siete minutos. Esto nos da una idea de la capacidad compositiva del grupo, que partiendo de un estilo muy marcado, consigue ofrecer estructuras de todo tipo sin que resulten incompletas o excesivas.

En lo que a referencias estilísticas se refiere, el grupo me sigue pareciendo una alternativa perfecta a THE BLACK DAHLIA MURDER y los mejores tiempos de ALL SHALL PERISH, añadiendo un toque a lo BENIGHTED y ABORTED en sus últimas etapas. Es decir Death Metal melódico de segunda generación, con influencias del Hardcore y exuberancia técnica en el desarrollo de los temas.

Pero además, HUMAN ASHTRAY tiene dos puntos fuertes. Las guitarras de Xevi Alegre, que el solito tiene una capacidad de enlazar riffs y melodías pegadizas asombrosa, llevado en volandas por la sección rítmica en donde Ciri es una máquina de cambios y blast beats por todas partes. Por otro lado la variada voz de William, que combina un gruñido gutural muy de los primeros ALL SHALL PERISH con una voz agresiva nada cansina e incluso a veces, como en el último corte, "Death Is Certain, Life No", algún falsete heavy que aunque anecdótico le queda genial.

Con estas premisas "Exile", que además hace un recorrido por todas las miserias del mundo actual, ofrece seis cortes como tal a cada cual más excitante. El más llamativo de inicio es, obviamente, "The Last Lines Of Exile", que es el que más recuerda a THE BLACK DAHLIA MURDER, siguiendo una estructura con constantes parones, combinados con salvajes ritmos Thrash y ataques de blast beats. Los riffs y melodías se quedan a la primera y es un tema ideal para el directo.

Menos intenso pero más oscuro también es "Bacteriological Warfare", el otro tema llamado a captar la atención del oyente desde el principio, cuya parte central más groovie es un escaparate para el lucimiento de Xevi e Isidre, que le da la contrapartida con las cuatro cuerdas y con voz propia. Para acabar este inicio sangriento musicalmente hablando, "Seeking The Strenght" mantiene la energía inicial a base de riffs entrecortados y pegadizos, de nuevo con THE BLACK DAHLIA MURDER en la cabeza.

El primer tema de magna duración lo tenemos con "Post Mortem Nihil Est", que recorre siete minutos de todo tipo de cambios de estructura y de sonido. Siempre con el hilo conductor de los ritmos ahora acelerados, ahora ralentizados de Ciri y los nerviosos riffs de Xevi. Al ser un tema más extenso y también para dar descanso a William, Xevi no sólo muestra sus conocimientos musicales en forma de riffs y cambios de estructura sino también con una lucida parte solista que es tan exuberante como bien pensada para no aburrir al personal y que hace que el tema acabe de forma decadente, al mismo tiempo que en medio de una explosión de guerra oímos llorar a una chica.

Sin tiempo para recuperarnos, el tema más corto del disco que supera por poco los dos minutos, "The Purest Of All Evil", vuelve al entrecortamiento de riffs y a la agresividad, si bien con una velocidad más contenida que en los primeros tres temas del disco, y momentos más groovies. Casi se puede considerar como un preludio del otro tema extenso de "Exile", el ya citado "Death Is Certain, Life No" que comienza de forma lenta y pesada y luego se acelera de forma desmedida hasta la parte hardcoreta final con coros incluidos. Este es el tema más experimental de todos, y con cierto sentido del humor en forma de samplers y el falsete heavy al que antes me refería, pero es un excelente broche para un disco sin descanso.

HUMAN ASHTRAY es puro engorilamiento y melodía a partes iguales. "Exile" no tiene nada que envidiar a lanzamientos similares de fuera que parten de referencias similares y aunque deja con ganas de mucho más, ya se sabe aquello de que lo bueno, si breve, dos veces bueno. Quitando ese pequeño "pero" que adelanté al principio, el resto es un disco que no da tregua y excitante de principio a fin.


Distribuidora: Blood Fire Death
Reseña Panorama
Nota
8.5
Compartir
Artículo anterior2017-10-14 Atalaya Rock 2017
Artículo siguienteCrítica de NEUNTOTER - Stench To Stench
Como músico frustrado siempre me ha gustado investigar y compartir mis sensaciones sobre la música que escucho, dando igual géneros, épocas o artistas. No hay mayor placer que descubrir un nuevo sonido e ir tirando del hilo hasta hacerte una idea en tu cabeza de todo el contexto que lo envolvió. Desde la humildad del analfabeto musical, mis torpes palabras pretenden servir de descarga para todos estos sentimientos que se generan al dejar caer la aguja sobre un vinilo.
Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here