Crítica de KILLUS - Ultrazombies

0

La banda villarrealense de Metal Industrial KILLUS es uno de los grupos más en forma de nuestro país. Y no solo por sus memorables directos, en los que podemos ver a un conjunto arrasador que sale a golpear al espectador con una espléndida y salvaje acometida, sino por unos álbumes que están conformando una discografía muy sólida. El último de ellos es el divertido “Ultrazombies”.

En “Ultrazombies” KILLUS se muestra despiadado, exprimiendo todas sus señas de identidad -guitarras pesadas, ritmos dinámicos a la par que machacones, elementos electrónicos, voz desgarrada, pinceladas de terror...- pero, quizá por primera vez, llevándolas a su máximo nivel y dando un paso más en la conformación de la identidad propia del grupo.

La intro, con extractos de películas míticas de terror y unos sintetizadores muy a lo John Carpenter, nos da la bienvenida al particular universo, tanto estético como temático, de serie B y cine fantástico de la banda; y ya en el brutal tema título, “Ultrazombies”, comprobamos que KILLUS eleva su estilo a la enésima potencia: adictivo, imparable y con la música electrónica como ingrediente fundamental de la banda, más viva (o “no-muerta”) que nunca. La fiesta no para con “Welcome To My Madness” y “White Lines”, otros dos cañonazos, de nuevo con unas bases rítmicas que quebrarán cuellos, con gracia y mala baba. El segundo, además, es variado en cuanto a voces, con algunas voces más macarras y desenfadadas, menos abrasivas.

Así llegamos a “The Witch's Pact”, un medio tiempo más pausado aunque también pesado, en el que KILLUS juega con el misterio, un estribillo suave y sintetizadores enigmáticos; para pasar justo después a descargar otra tormenta con el bestial “Satanachia”, uno de los cortes estrella del trabajo. Los temas pasan rápido y así llegamos al ecuador del disco con una canción divertida como “Motherfuckingstein”, y un “Mr. Jack” con la que el grupo vuelve a cambiar el chip hacia un tono por momentos más rockero -aunque el brevísimo “Crazy Trip On The Road” es el paroxismo en este sentido- y circense. “The Last Passenger” y “Know Your Enemy” son otros dos temas movidos que sumar a los puntos positivos del trabajo.

“3 Seconds” posiblemente sea el tema que menos me ha llamado la atención de “Ultrazombies”; en cambio, el punto y final que pone “The Ghost Under My Bed” es muy apreciable, con un cambio de tercio total de los de Villarreal que nos deja una canción lenta, onírica y espectral, incluso romántica -dentro del retorcido mundo de la banda-, que poco tiene que ver con el Metal Industrial desplegado durante el resto del álbum.

En definitiva, “Ultrazombies” es pura caña y desparrame. Además de poner otra pieza en el macabro puzle de KILLUS -¿quizá precisamente la más importante hasta la fecha?-, hay otro efecto positivo que extraer de todo esto, y es poder ver los delirios de la formación sobre el escenario.

 

Enrique Herrero

Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here