Crítica de LONEWOLF – Raised On Metal

0
LONEWOLF Raised On Metal

LONEWOLF casi no ha parado de sacar discos desde su primer trabajo en 2001. La novena entrega de los franceses es “Raised On Metal”, un álbum en el que no se ha renovado la propuesta ni un ápice, y tampoco sus seguidores lo requerían. Heavy Speed Metal de carácter germánico, tributando al sonido de bandas como RUNNING WILD o GRAVE DIGGER, es lo que se respira en este álbum.

El punto macarra de LONEWOLF, aportado en buena parte por la voz cazallera de Jens Börner, se torna más bien en algo barbárico por la carga épica de su música y letras. Esa es la fórmula que siempre ha abanderado el grupo francés, realmente simple, que hace del grupo un recurso fácil cuando solo quieres buscar un disco de tu estantería para escuchar Heavy Metal redondo y contundente, sin más aditivos.

Aun así “Raised On Metal”, de todos los álbumes disponibles de su catálogo, puede que sea el que tiene más elaboración gracias a los buenos detalles de guitarra solista y melodías vocales un poco más diversas. “Souls Of Black” o “Through Fire, Ice And Blood” son ejemplos de este ligero enriquecimiento musical de LONEWOLF. Lo que sigue dominando la esencia del grupo es el ritmo trepidante, gracias a las cabalgadas de guitarras sobre bajo y batería a alta velocidad, tal y como marca la canción que da título al disco o “Extinction Of Stars”.

Las señas de LONEWOLF siguen tan presentes en “Raised On Metal” como el hombre lobo que adorna sus portadas

Hacia el final tenemos “Skinless Smile” es donde más se aprecia su gusto por GRAVE DIGGER, gracias al riff inicial y principal del tema, además del título de la canción. El cierre lo ponen “No God, No Master”, un tema pesado y oscuro, con unos riffs y un estribillo machacones hasta decir basta, y “The Dark World Order”, más rápido y con la intensidad habitual de batería, estrofas y melodías rápidas. Si tienes la versión en digipak, podrás escuchar también “Swansong” (contrapunto por su tempo más pausado) y “Demon’s Call”, que mantienen la homogeneidad estilística que todavía proclama LONEWOLF hasta en las piezas que no forman parte del disco. De hecho, no sé por qué han quedado fuera, ya que son buenos temas.

Al finalizar la escucha de “Raised On Metal”, me quedo con la sensación de que no hay demasiada diferencia entre escuchar este disco o cualquier otro de sus entregas de esta década. Se agradece aun así la perseverancia por defender con calidad un estilo de Heavy Metal tan elemental con humildad, de un modo tan claro y honesto, a pesar de su simpleza y falta de originalidad.


Discográfica: Massacre Records

Reseña Panorama
Nota
7.5
Compartir
Artículo anteriorCrítica de TRANKIMACHINE – Trankimachine
Artículo siguienteSALDUIE estrena el vídeo de “Bosnerau”
Empecé a escuchar Heavy Metal en 1995 y con el paso de los años fui ampliando el espectro ahondado en el Metal extremo, pero nunca olvidando esas raíces. Llegado el momento, sentí que aquello no era suficiente, empezando a involucrarme más en la escena con el periodismo musical desde 2005.
Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here