Crítica de LORDS OF BLACK – Icons Of The New Days

0
Lords Of Black - Icons Of The New Days

¡Por fin, LORDS OF BLACK ha vuelto! Tras facturar un gran álbum con “II”, y de recorrerse medio mundo con sus conciertos, la banda regresa a la palestra musical con “Icons Of The New Days”, disco que si bien sigue la estela del grupo, introduce nuevos elementos que suponen un nuevo paso hacia adelante, siendo, me atrevería a decir, su mejor redondo hasta el momento.

Y es que “Icons Of The New Days” no ofrece ni un momento de respiro al oyente, dejando de un lado la faceta más melódica y pasando a exhibir la más metalera, la que engancha, la que tiene garra. Y, desde luego, ¿cómo no hacerlo con este plantel de artistas como son Ronnie Romero, Tony Hernando, Andy C. y Dani Criado?

Ronnie Romero se sale, literalmente. Es capaz de transmitir muchisimo con la voz, capaz de fundirse con la música de una manera espectacular y capaz de enganchar al oyente desde el minuto uno. Tony Hernando se marca unas composiciones de órdago, unos riffs muy rítmicos y unos solos ciertamente complejos, todo ello con una elegancia y una limpieza exquisitas. Andy C. demuestra una pegada brutal a lo largo de todo el disco, marcando el ritmo como nadie. Y por último, Dani Criado al bajo marca la base rítmica a la perfección, combinándose con las guitarras como un todo.

Si a estos elementos les sumamos que el álbum ha sido grabado y mezclado por Roland Grapow, junto con Andy C. y Tony Hernando, el resultado es el que “Icons Of The New Days” nos ofrece: sencillamente genial.

La obra se inicia con “World Gone Mad” de forma potente, épica en determinados momentos, con una base rítmica continua que se ralentiza en el estribillo. Sin duda, un comienzo excelente. Como segundo corte nos ofrece “Icons Of The New Days”, que es el tema que da título al disco, y que se convierte en un tema con diferentes cambios de ritmo, resultando en el estribillo desgarrador, con rabia, incluso oscuro en algunos momentos.

“Not In A Place Like This”, de inicio es un tema más electrónico y estructurado, con guitarras secas y tajantes, muy marcadas, que se diluyen en el estribillo creando un ambiente más etéreo e incluso oscuro. Al contrario que ocurre con “When A Hero Takes A Fall” que para mí es la canción de “Icons Of The New Days” por excelencia, puesto que capta toda la esencia de la banda, que ya nos mostraron en temas como por ejemplo “New Worlds’ Coming”: ritmo pegadizo, rápido, y la voz de Ronnie luciéndose por los cuatro costados. Ninguna pega hay que ponerle.

“Forevermore” sigue con la fuerza de su predecesora, tirando de más electrónica y sintetizador, con riffs muy marcados a lo largo de la canción, para, casi al final, ofrecernos un ligero respiro a base de teclado. El ritmo desciende un poco con “The Way I’ll Remember”, que se erige como un tema más relajado, por así decirlo, aunque no por ello menos potente, ganando en intensidad a lo largo de su desarrollo, sobre todo en rabia, que se aprecia en la voz de Ronnie Romero, que suena desgarradora. Por otra parte, “Fallin'” juega al despiste con nosotros, puesto que tras escuchar el inicio con ese solo de guitarra y esos punteos que suenan a guitarra española, ¿quién podría pensar que fuera a desplegar tamaña fuerza? Otro de los grandes temas del álbum.

“King’s Reborn” es el tema por excelencia de Andy C. a la batería, ¡qué pegada! Sobre todo al final. Se trata de un corte más rítmico, con riffs más continuos y de cadencia más similar. La verdad es que es otro temazo, como ocurre con “Long Way To Go”, que se inicia con la guitarra de Tony Hernando pisando fuerte, en una canción llena de fuerza que sin duda alguna a más de uno hará mover la cabeza al ritmo de la melodía.

“Icons Of The New Days”, lucimiento de LORDS OF BLACK

Y como todo lo bueno tiene un final, aunque no por ello un final sea sinónimo de algo negativo, LORDS OF BLACK da el do de pecho en esta última tanda de temas. De esta forma, “The Edge Of Darkness” se erige como una pieza más progresiva, que combina la guitarra más melódica con la rítmica, resultando en ocasiones siniestra, oscura en las estrofas. Por su parte, “Wait No Prayers For The Dying” entra como un cañón directo al oído, también con un aire más progresivo, que en algunas partes recuerda incluso a grupos del estilo de SYMPHONY X. Es pura cera de la buena, con un Ronnie portentoso, un tema que engancha de principio a fin por su ritmo, por su fuerza, por su energía. Y por último, la gran “All I Have Left” cierra el álbum con sus 11:34 minutos de duración, siendo el tema completo. Tiene sentimiento, desgarro, dolor, potencia, épica, ritmo, energía… que permite a los componentes de LORDS OF BLACK lucirse de principio a fin.

En definitiva, un disco muy recomendable, que cuenta con una gran formación y una gran factura y que, sin duda alguna, agradará a los fans de la banda. Ahora solo queda esperar con ansias ver su presentación en directo. Desde luego, si podemos, allí estaremos para ofreceros nuestras impresiones. ¿Cómo faltar a una cita de esta envergadura?


Discográfica: Frontiers

Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here