Crítica de NATIONAL SUICIDE – Massacre Elite

0
NATIONAL SUICIDE - Massacre Elite
Leyenda

Cuando creces con los clásicos y montas una banda metalera inspirada en esas viejas cintas que, en su día, te grabaron en el instituto con el logo pintarrajeado en el lomo y que pasaron a ser como tu diario de cabecera musicalmente hablando, se producen cosas como la aquí presente: el nacimiento de “Massacre Elite”, el nuevo vástago de los italianos NATIONAL SUICIDE.

Hace unos pocos años, diría que en torno a ocho o nueve, me hice con el primer trabajo recién salido del horno de este quinteto. “The Old Family Still Alive” se titulaba ese disco que en los pequeños circuitos de esos conciertos en los que casi estamos en familia y, en general, en el ámbito de la compraventa de discos más underground, comenzaba a sonar con fuerza como un trabajo al que tener en cuenta. Efectivamente, la compra fue satisfactoria y me encontré con un grupo de inconfundible Thrash Metal que, a pesar de su origen europeo, tenía mucha consonancia con el viejo Thrash de la Bay Area, así como con el de la escuela neoyorkina. Cerca de una década después, y con un trabajo en medio al que no he tenido la oportunidad de hincarle el diente, me llega “Massacre Elite”, otro buen ejemplo de Thrash criminal, crudo y sin aditivos, que sigue mostrando ese significativo influjo de la época dorada del género gestado en Norteamérica, donde nombres como OVERKILL o EXODUS, principalmente, parecen ser el santo y seña a la hora de ubicar las composiciones de los de Trento.

Como diferencia a aquella primera toma de contacto con la industria musical, se podría decir que este lanzamiento profesa un sonido menos empolvado y más habitual dentro de esa amalgama de bandas que apuestan claramente por producciones en las que destaquen las baterías contundentes y los bajos virulentos, quedando todo equilibrado, limpio y bien definido. En este aspecto, y debido al agotamiento que a veces provoca la repetición de producciones modernas en el Thrash Metal, cabe destacar que el quinteto mantiene algunos patrones claramente asociados a lo que se venía desarrollando a finales de los ochenta y principios de los noventa, como se percibe en los riffs de guitarra arenosos y no tan gruesos que suelen ofrecer a día de hoy formaciones como los anteriormente invocados OVERKILL, por citarte un ejemplo.

Si escuchas temas como “Death Roll”, “Massacre Elite” o “Pisshead”, que parecen una carrera sin fondo, entenderás por dónde van los tiros. Velocidad y rasgados de cuerda que nos trasladan al terreno de bandas del panorama actual como EVILE, LOST SOCIETY o WARBRINGER. Pura esencia thrasher que demuestra que los tipos se tienen la lección más que aprendida.

Con temas como “Old, White An’ Italian” me acuerdo irremediablemente de D.D. Verni de OVERKILL por ese sonido de bajo bien marcado al inicio que, a su vez, le da al corte un toque Crossover, aunque la aguda y estridente voz de Stefano Mini, a caballo entre Steve “Zetro” Souza y Bobby Blitz, nos indique que la banda se encuentra más cómoda en el Thrash Metal más pureta y de manual, ese que definieron SLAYER y EXODUS a primeros ochenta.

Aunque la quinta marcha esté metida por defecto en casi todo el compacto, la banda también utiliza recursos encorsetados en el Heavy más speedico, dándole la oportunidad a melodías vocales más fáciles de digerir y de corear, como sucede con “Trouble Ahead”, cuyo estribillo es una suerte de los ACCEPT más atolondrados.

“Massacre Elite”, un disco sin fisuras

No es tan fácil encontrar actualmente un disco de Thrash Metal que entre de principio a fin y sin fisuras, y no lo es por la inmensa cantidad de bandas que utilizan idénticos patrones y se amparan en producciones también calcadas y, cada vez, más desnaturalizadas, rendidas al mundo digital y artificiales. Es por eso que se agradece la frescura que aportan bandas como NATIONAL SUICIDE, la cual no ofrece novedad alguna, tampoco nos engañemos, pero defiende con uñas y dientes la mejor faceta del género, esa con la que hemos crecido los seguidores del mismo e incluso los propios componentes del grupo, cuya devoción por la materia se percibe desde la primera nota del compacto hasta la última.


Discográfica: Scarlett Records

Reseña Panorama
NOTA
7.5
Compartir
Artículo anteriorHARMPIT anuncia el lanzamiento de “Psychowarriors Of Jupiter”
Artículo siguienteCrítica de ZHENX – Zhenx
Licenciado en Comunicación y redactor en varias webs especializadas en Rock y Metal desde hace más de una década, plataformas que me han servido, al igual que el actualmente aparcado mundo radiofónico, para darle rienda suelta a mi creatividad enfocada a una de mis grandes pasiones: la música. A su vez, soy un gran entusiasta del cine en todas sus vertientes, especialmente en la rama dedicada al terror, fantasía y ciencia-ficción.
Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here