Crítica de NIGHTRAGE – The Venomous

0
Nightrage - The Venomous

Impresionante, NIGHTRAGE lo ha vuelto a conseguir con “The Venomous”. Parece mentira que a estas alturas, una banda con su trayectoria siga firmando auténticos temazos y un álbum tan completo como el que nos ocupa. El grupo liderado por el guitarrista Marios Iliopoulos no ha quemado todas las naves de su Death Metal Melódico, que sigue fresquísimo y combativo.

¿Cómo lo ha conseguido? Buena pregunta porque, a pesar de que la fórmula pudiera estar agotada -y no niego que más de uno albergue este pensamiento-, resulta que el grupo no anda escaso de ideas. NIGHTRAGE sigue en “The Venomous” las directrices que viene plasmando desde hace tiempo, es decir, un Death Melódico repleto de dinámicas y ganchos por doquier, algo más alejado de la mayor agresividad que reflejaba en sus dos primeros trabajos. Pero no agota, y eso es algo que incluso sorprende al considerar la cantidad de álbumes que ha ido gestando a lo largo de su trayectoria. Simplemente compone canciones divertidas con una facilidad pasmosa. Quizá en esa soltura está la respuesta y es probable que también la llegada del nuevo guitarrista Magnus Söderman haya insuflado nuevas energías en el seno del grupo, aunque el peso recae enormemente en Marios.

NIGHTRAGE deja claro que el contraste está a la orden del día. Por ejemplo, el tema título es infeccioso desde el inicio, muy asequible, y choca con “Metamorphosis / Day Of Wrath” arrasador y más extremo, con un pegajoso estribillo en latín. “In Abhorrence” pasa como  una exhalación, mientras que “Affliction” levanta el pie del acelerador, aunque engancha con su ritmo, y escuchamos a Ronnie Nyman cantar con voz clara.

El siguiente bloque de canciones no tiene desperdicio: la saltarina e implacable “Catharsis”, “Bemoan”, “The Blood”… siguen con ese comportamiento casi juguetón y al mismo tiempo muy cañero. Después la banda irrumpe a pisotones con “From Ashes Into Stone”, si bien mucho más melódica en su desarrollo; “Trail Of Ghost”, parsimoniosa y con reminiscencias de ARCH ENEMY; “Disturbia”, que compele a agitar la cabeza; “Desolation And Dismay”, con otra melodía que entra fácilmente; y para rematar, la típica instrumental bonita y tristona, “Denial Of The Soul”, que aunque no diga gran cosa aporta más tonalidades al álbum.

“The Venomous”, tremendamente divertido

Así, contra viento y marea, “The Venomous” se convierte en uno de los mejores álbumes de NIGHTRAGE de sus últimos tiempos. Más allá de su trascendencia, la diversión que proporciona es a prueba de bombas.


Discográfica: Despotz Records

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here