Crítica de ORION CHILD - Into The Deepest Bane Of Hope

0

Seis años han pasado desde su disco debut “A New Dark Apology”, mucho tiempo para una banda que se quiera mantener en el panorama actual. Tan larga espera se compensa con una producción magnífica y una buena colección de temas (alguno realmente destacable) así como un nivel instrumental a la altura de los grandes. Y es que este “Into The Deepest Bane Of Hope”, aunque ha tardado mucho en llegar, es un verdadero paso adelante en la trayectoria de ORION CHILD.

Estilísticamente no hay grandes cambios, pero la calidad ha subido en todos los apartados, y las diversas facetas de su estilo están mucho mejor cohesionadas. Tenemos un sonido contundente pero cristalino donde todos los instrumentos están impecablemente situados, partes de ejecución verdaderamente brillante, sobre todo en lo referente a las seis cuerdas, y variadas colaboraciones que aportan aún más variedad al trabajo.

En lo meramente musical, “Into The Deepest Bane Of Hope” nos ofrece 15 cortes donde desgranan ese Dark Power Metal que mezcla desde pasajes blackmetaleros a ambientes de Death Melódico, siempre usando como base un enérgico y tradicional Power Metal que se aleja sabiamente de las vertientes más edulcoradas del género. Con ello consiguen canciones heterogéneas, alternando velocidad con pasajes más tranquilos, ritmos contundentes con momento prácticamente ambientales, y la clásica voz de Víctor con fraseos guturales muy bien elegidos.

Salvo algún tema como “Fallen Gods”, que tiene una estructura más simple y entra de forma más directa (grandísimo por cierto, de mis preferidos) las demás composiciones requieren de paciente escucha para apreciarlas en toda su magnitud. Alguno sin embargo, como “Doomankind”, no me ha acabado de enganchar; es un corte con ritmo predominantemente pausado y aires depresivos, que si bien en las partes guturales tiene mucho empaque, flojea en mi opinión cuando entra la voz principal así como en el estribillo.

Salvo este pequeño borrón, y una pronunciación del inglés que podría mejorarse, no creo que se le puedan poner más pegas al disco. Casi cualquier canción que cojas acaba siendo disfrutable, si no es por el brutal riff de inicio de “Dark Temptation” es por el gran trabajo de guitarras que encontramos por ejemplo a lo largo de “No Return”. Estamos hablando de mantener un muy alto nivel durante  todo el minutaje sin casi flaquear, y esto no es fácil de encontrar hoy en día.

“Into The Deepest Bane Of Hope” es en definitiva un trabajo al que le debería dar un par de escuchas cualquier fan del metal en general; tiene suficiente calidad y elementos atractivos como para que prácticamente todos encontremos aquello que buscamos en un disco, y debería asentar a ORION CHILD dentro del panorama nacional, aunque esto también depende de su propia perseverancia y ganas de hacer ruido por aquí.

R. Casparez

Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here