plini handmade cities

En el año 2016 uno de los directos más memorables por mi parte fue el de ANIMALS AS LEADERS. Para la ocasión venían con el trío instrumental de Tosin Abasi, dos bandas australianas que compartían miembros, siendo el primero en salir a escena el insultantemente joven PLINI. En aquel momento el guitarrista sólo tenía editado un puñado de EPs recogidos en el CD “Trilogy”. Su directo me dejó un tanto frío por inmovilismo suyo propio, porque musicalmente fue de lo mejor de la noche. Poco tiempo después edita su debut en largo, “Handmade Cities” (“largo” entre comillas pues el disco es muy corto, algo más de media hora). PLINI da un paso de gigante que ya pudimos entrever en aquella fecha pues adelantó un tema (podéis leer la crónica de PLINI junto a ANIMAL AS LEADERS).

“Handmade Cities” empieza precisamente por el tema que PLINI adelantó en aquella fecha, “Electric Sunrise”. Se aprecia un trabajo mucho más profundo y colorista, más alejado del sonido más “típicamente” progresivo y más metido en terrenos de la Fusión instrumental de aires ochenteros, con un toque ambiental que le queda muy bien y la contundencia lejana del Djent en algunos pasajes.

Como compañeros de PLINI los que ya tuvo en el citado concierto: Simon Grove que comparte con INTERVALS y el mercenario Troy Wright, es el otro protagonista de esta historia. Y digo protagonista porque entre ambos dialogan una y otra vez y recrean todos los sonidos de “Handmade Cities”. Grove rellena huecos y tiene momentos de lucimiento pero más secundario. El tercer papel principal es la producción. Limpia y cristalina pero con cuerpo y emotividad, menos prefabricada que la de los EPs contenidos en “Trilogy”.


La forma de componer de PLINI muestra un sentido elegante de la estructura y de la melodía. No estamos ante temas largos, de hecho salvo un par de excepciones, los cortes entrarían más en la duración media de un grupo mainstream al uso. Pero eso no es óbice para que cada uno de los siete cortes aquí incluídos tengan una personalidad muy marcada. Cada composición tiene un efecto propio y unos solos construidos sobre líneas melódicas pegadizas y adictivas. El tema título por ejemplo, en el que tanto Grove como PLINI solapan solos: no se echan en falta voces y las guitarras de PLINI se llenan de otros elementos de sintetizador y distorsión. Esto hace que el dinamismo no se pierda y que no estemos ante un disco estrictamente de músicos para músicos, principal hándicap que a priori tienen este tipo de conjuntos.

Otro corte que ya fue adelantado antes de sacar el trabajo fue el peculiar “Every Piece Matters”. El protagonismo es para la atmósfera envolvente y donde la influencia que tiene PLINI al tocar de Satriani es más evidente. Digo peculiar porque es un tema que parece vocalizado aunque no lo esté. La melodía principal es muy fácil de retener y la estructura es muy sencilla. Sin embargo, dentro de su sencillez está cargada de detalles y de colorismo. El contrapunto es “Pastures”, el tema más largo del trabajo y el que más ascendencia progresiva y compleja tiene. A lo largo de los siete minutos y medio hay cambios, breaks, cortes, pero todo unido con un hilo argumental y un sonido que me recuerda bastante a John Scofield en algunos momentos y Lee Ritenour en otros. Estamos ante unos fraseos muy jazzy y una atmósfera muy elegante, pero nada recargada.


Como curiosidad tenemos “Here We Are, Again”. Aquí PLINI juguetea con diversos efectos de postproducción durante algo más de dos minutos. No deja de ser eso una curiosidad que sirve de introducción para “Cascade” un tema muy épico y efusivo. Aquí se recuperan las síncopas y los elementos Djent de “Electric Sunrise” cerrando así el círculo que conforma este disco y que tan bien refleja su portada dicho sea de paso, que me recuerda a una de las bandas míticas del Progresivo instrumental HAPPY THE MAN y por supuesto a YES. Ese es otro detalle más a tener en cuenta y que culmina un trabajo impecable al que sólo le veo un pero: que dura muy poco y que sabe a poco. Debe ser que PLINI se siente a gusto ofreciendo su música en pequeñas dosis.

“Handmade Cities” es un disco instrumental pero condescendiente. PLINI sigue siendo un instrumentista glorioso que sabe además componer y este primer larga duración confirma las buenas sensaciones que ya teníamos en el pasado de él. En Primavera estará además por España junto a  DISPERSE y el particular proyecto de DAVID MAZIM MICIC (aquí os dejamos todos los detalles de la próxima gira de PLINI) una cita en la que podremos comprobar si PLINI mantiene su buen directo y además ha mejorado su carisma sobre las tablas. Mientras tanto, a disfrutar de la gozada de “Handmade Cities”.

Raúl Ureña

Distribuidora: Plini Records
Reseña Panorama
Nota
9
Compartir
Artículo anteriorVENOM INC cancela sus conciertos en España
Artículo siguienteALICE COOPER tocará en el Rock Fest Barcelona 2017
Como músico frustrado siempre me ha gustado investigar y compartir mis sensaciones sobre la música que escucho, dando igual géneros, épocas o artistas. No hay mayor placer que descubrir un nuevo sonido e ir tirando del hilo hasta hacerte una idea en tu cabeza de todo el contexto que lo envolvió. Desde la humildad del analfabeto musical, mis torpes palabras pretenden servir de descarga para todos estos sentimientos que se generan al dejar caer la aguja sobre un vinilo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here