Crítica de PRAYING MANTIS – Gravity

0
Praying Mantis Gravity

Decepcionado. Así estoy después de escuchar este último disco de PRAYING MANTIS. Y eso que el primer single de adelanto, “Keep It Alive”, prometía un buen disco. El grupo de los hermanos Troy nos presentaba “Gravity” con un tema de Hard Rock potente y de estribillo pegadizo. Un aperitivo que despertaba las expectativas y hacía pensar que nos podríamos encontrar un buen disco de Hard Rock. Pero en su lugar tenemos un trabajo flojo, tanto en originalidad, como en calidad y potencia.

Descafeinado “Gravity”

La inicial “Keep It Alive” es la excepción dentro del CD. Tras arrancar con este ímpetu enérgico el disco pierde fuelle y se queda a la deriva con un puñado de canciones más cercanas al AOR más flojo y al Pop más inane que a registros más rockeros. Con la excepción de este primer corte del álbum, cuesta encontrar una composición que se quede en la memoria, que haga mover los pies, la cabeza o el corazón.

Parece que la intención de PRAYING MANTIS era sonar a STYX, REO SPEEDWAGON o QUEEN, pero se han quedado en tierra de nadie. La ambición por tocar los registros más operísticos o bombásticos del Arena Rock solo funciona a medias en “Mantis Anthem” y sus guiños al himno ruso en su introducción. El resto de “Gravity” suena sin alma, sin gancho y sin potencia. “Descafeinado“, en una única palabra.

Escuchas temas como “Final Destination” o “Destiny In Motion” y te quedas frío. Como un témpano. “Pues vale”, es lo único que acertas a decir. Sí, de acuerdo, los coros quedan bien, y los solos de guitarra son agradables, pero me quedo como estaba. La mayor parte de “Gravity” me hace sentir como si estuviese escuchando el hilo musical de un ascensor: no molesta pero no apasiona ni de lejos.

Y tiene delito que esto lo opine alguien que no es, ni mucho menos, fan del Metal Extremo. QUEEN es una de mis bandas preferidas y “Bat Out Of Hell” de MEAT LOAF es uno de los discos que más he quemado en mi reproductor, para que veas por donde van mis tiros.

Lo más positivo que puedo decir de “Gravity” es que su factura técnica y su ejecución es más que correcta. Se nota que Tino Troy (voz y guitarra) y Chris Troy (bajo) tienen una veteranía y un saber estar consolidado y que han sabido rodearse de una formación solvente. Pero tampoco sobresale tanto como para que el disco destaque por un virtuosismo sideral.

En definitiva, si te gusta el Hard Rock melódico, escucha “Keep It Alive” y ahórrate el resto de temas que componen el decepcionante último trabajo de estos veteranos británicos.


Discográfica: Frontiers

Reseña Panorama
Nota
4
Compartir
Artículo anteriorCrítica de EVIL HUNTER – Evil Hunter
Artículo siguienteWHITE WIDDOW: Vídeo de “Second Hand Heart”
Periodista, profesor y amante del Metal más clásico.
Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here