Crítica de REFUGE – “Solitary Men”

0
Refuge - Solitary Men

“Solitary Men” me trae una reflexión profunda. Hay determinadas bandas de música que, uno no sabe muy bien por qué, no adquieren la notoriedad que en pocos discos logran otras, como por ejemplo los archiconocidos SABATON. Estamos hablando de RAGE (o su reformulación en REFUGE), formación de Metal procedente de Alemania que, nacida en allá en el año 1984, y con más de veinte discos a sus espaldas, muchos la consideramos imprescindible dentro de la escena. No será un grupo de primera línea mundial, pero sin él y sus múltiples aportaciones al género, posiblemente no conoceríamos hoy al Metal como lo conocemos, al menos en sus vertientes más melódicas e instrumentales.

A lo largo de toda la vida de RAGE, han existido múltiples formaciones en el seno de la banda. Hoy nos interesa la que trae causa al disco que tenemos entre manos: la alineación, posiblemente, más exitosa dentro de la larga vida del combo teutón, con Peavy Wagner a la voz y bajo, Manni Schmidt a la guitarra, y Christos Efthimiadis a las baquetas. Los tres, entre los años 1988 y 1994, protagonizaron una de las etapas más brillantes de la historia de RAGE, con trabajos como “Perfect Man” o “Trapped”, sin olvidar a un disco que particularmente siempre me encantó, “Secrets In The Weird World”.

Tras seguir cada uno con su carrera, los músicos que escribieron aquellas líneas de oro dentro de la historia del combo teutón, decidieron volver a tocar juntos en 2014. Tras ese concierto, de cierta repercusión, vinieron otros, dando lugar a aquello de “Si sigue funcionando, ¿por que parar?”, y el resultado de todo esto es el grupo REFUGE, y su primer disco, “Solitary Men”.

¿Y qué nos espera al escuchar este disco? Pues lo que algunos denostarán, y otros, como yo, echábamos tanto de menos: RAGE en su más pura esencia. Si RAGE no se ha disuelto ni ha desaparecido, ¿entonces por qué este trío bajo el nombre de REFUGE, que no deja de ser una parte de la misma y de su legado musical? Pues sinceramente, porque  RAGE se alejó en demasía de sus raíces. Aunque dentro de su trayectoria ha habido evolución, para bien o para mal, poco queda de ellas. Pero “Solitary Men” es un disco enorme: escucharlo desde el primer minuto es volver a aquella versión de RAGE potente, melódica, sin etiquetas sinfónicas ni de ninguna otra clase. Un placer para los oídos.

Y es que desde la primera canción “Summer’s Winter”, REFUGE demuestra que está en plena forma. Riffs contundentes, una base rítmica con doble bombo predominante y líneas melódicas tanto en guitarra como en la propia voz. Una delicia para los amantes del género.

Tras el primer tema, que abre el disco de forma inmejorable, nos encontramos con “The Man In The Ivory Tower”. Cargado de buen gusto, es un gran corte de Metal como está mandado, que nos demuestra que REFUGE es una banda con mucho que aportar. Su base instrumental y el apartado vocal brillan con luz propia, como en el resto de las composiciones del LP.

Mención aparte para el carismático Peavy Wagner, quien demuestra disco tras disco que los años no pasan por él. Está en plena forma y se nota en canciones más Power Metal como “Mind Over Matter” o “Hell Freeze Over”, o en temas más orientados al Heavy Metal o Hard Rock, como es “Bleeding From Inside”.

REFUGE retoma en “Solitary Men” la senda que RAGE dejó hace años

También me ha gustado “Living On The Edge Of Time”, un tema con muchísima fuerza y garra tanto vocal como instrumental, que hace que disfrutes de él desde su primera escucha. Siguen “Let Me Go”, con ese lado más Hard Rock de la banda, y “Waterfalls”, con menos velocidad pero más contundencia. Todo desemboca en “Another Kind Of Madness”, que cierra el disco con la misma fuerza, energía y nivel musical con la que el mismo empezó.

En resumen, REFUGE es una inmensa alegría, en particular para los seguidores de RAGE en sus viejos tiempos, como en general para cualquier amante del Metal Melódico. “Solitary Men” es símbolo de calidad, es un grandísimo disco recomendable al ciento por ciento, que no palidece en comparaciones con joyas de hace más de quince años y aporta a la actualidad musical algo que creía perdido. Haceos con él y disfrutadlo.


Discográfica: Frontiers

Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here