Crítica de SODOM - Partisan

0
Sodom Partisan

2019 se presenta francamente interesante para SODOM, y eso es decir bastante para un grupo que va camino de los 40 años de vida. Como aperitivo de un nuevo disco con pinta de convertirse en el más esperado de la banda de Gelsenkirchen en mucho tiempo, 2018 nos ha dejado "Partisan", un EP con solo tres canciones: dos nuevas (el tema título y "Conflagration") y una grabación en vivo del clásico "Tired And Red" (de "Agent Orange") interpretado en la última edición del Hard Rock Festival.

Tom Angelripper, que ya es más viejo que el sol y con el que por lo tanto empatizo efusivamente, lanza un ‘come on let's dance’ a un público imagino que entregado (jugaba en casa, además) como quien echa carne sangrante a unos perros rabiosos; y uno desde el sofá saliva pensando en el reparto de golosinas que debió seguir en las primeras filas.

Pocas canciones pero mucha sustancia en "Partisan"

¿Dan para mucho 16 minutos de música, más de seis de ellos dedicados a una versión en directo de un clásico propio? Sí. Desde luego para los coleccionistas y amantes de este mítico grupo, sí. Y más allá, las dos nuevas canciones son un adelanto explosivo que pone los dientes todavía más largos ante lo que está por venir. En concreto, "Conflagration" es una de las composiciones más adictivas de SODOM en mucho tiempo. El grupo está en plena forma y su mascota Knarrenheinz también, al menos si nos fiamos de una magnífica portada en blanco y negro, solo con las letras del título en rojo. Si la miras fijamente, te darás cuenta en seguida de que te está susurrando algo. Acércate un poco más. ¿Lo oyes ahora? Exacto: te está diciendo "old school".

Old school a tope. Y en seguida volveré a eso para cerrar esta crítica dándome un pequeño gustazo. Antes, conviene explicar por qué es, en definitiva, importante este EP. Básicamente, le ha precedido un tremendo ajetreo que trasluce lo que parece el miedo de Angelripper a un estancamiento que no era difícil de percibir en los últimos discos del grupo. A comienzos de 2018 vació la banda, incluido un Bernemann que llevaba en ella desde 1996 y, por primera vez en su historia, apostó por un formato de cuarteto que si nos fiamos de "Partisan", va a funcionar bien. Y si nos fiamos de su fantástico trabajo vocal, tiene muy pero que muy feliz al frontman. Los nuevos, y aquí está gran parte de la enjundia extra del asunto, son el desconocido guitarrista Yorck Segatz (con pedigrí porque ha participado en la composición de la muy clásica "Conflagration"), el excelente batería Husky, que ha pasado (una garantía) por ASPHYX y DESASTER... y nada menos que Frank Blackfire, que regresa casi 30 años. Un movimiento fascinante.

Blackfire llegó en 1987 y se le considera el padre de la evolución de SODOM del sonido más satánico y extremo al Thrash más pulido y civilizado. Grabó gran parte del material clásico del grupo ("Expurse Of Sodomy", "Persecution Mania" y "Agent Orange") y se fue a KREATOR cuando quiso avanzar hacia un estilo mucho más técnico y complejo. Angelripper le dijo que ya había tenido suficiente evolución y que tampoco había que abusar... y así hasta hoy. Todavía en pie, todavía sin evolucionar un carajo y, cosas de la vida, otra vez con Blackfire a bordo.

La importancia de SODOM

Y termino, como prometí: este EP es importante porque SODOM es un grupo importante. Porque Angelripper es uno de los grandes de verdad, incorruptible y genuino; Porque "Agent Orange", "Better Off Dead" y "Tapping The Vein" forman un trío de discos, editados en tres años (1989-92), que ayudó a definir el Thrash europeo y que rivaliza con lo mejor de KREATOR a la hora de elegir los hitos de la escuela alemana (DESTRUCTION siempre ha estado un peldaño por detrás en una opinión puramente personal y sé que no compartida por todo el mundo). Y, seguramente sobre todo, porque sin la etapa anterior y fundacional (el material demo y los intocables "In The Sign Of Evil" y "Obsessed By Cruelty"), sería mucho más difícil entender y ordenar el nacimiento y evolución del Metal Extremo.

Algo de esos primeros años cavernícolas y satánicos sigue alimentando el corazón de Angelripper, y mucho de su primera evolución hacia un Thrash más canónico parece haber vuelto con el regreso de Blackfire, al menos si nos fiamos de estas nuevas dos composiciones. Así que "Partisan" es poco más de un cuarto de hora de música... pero es, por encima de eso, la promesa de muy buenas noticias. Veremos si se materializan.


 

Discográfica: Steamhammer

Reseña Panorama
Nota
8
Compartir
Artículo anterior2019-11-27 ELUVEITIE + LACUNA COIL + INFECTED RAIN - Barcelona Madrid
Artículo siguiente2019-05-16 ENEMY INSIDE + LEFT4EVER - Vigo Madrid Vitoria Zaragoza
De la vieja guardia a base de cumplir años, y ya van suficientes como para que cumplirlos sea una putada. Me gano la vida escribiendo y llevo más de un cuarto de siglo escuchando Metal. La gran constante de una vida que me paso intentando cumplir aquello de que hay que ser de los buenos porque ya hay demasiados de los malos en el mundo.
Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here