Crítica de SOZIEDAD ALKOHOLIKA – Sistema Antisocial

0
Soziedad Alkoholika Sistema Antisocial

Seis años de silencio es bastante en SOZIEDAD ALKOHOLIKA, no siendo afortunadamente un silencio forzado como a más de uno le hubiese gustado. Desde aquel “Cadenas De Odio” que a mi me reencontró con la banda de Vitoria (aunque ya “Mala Sangre” me pareció un buen trabajo), ha pasado mucho tiempo, más incluso que el lapso entre “Tiempos Oscuros” y el ya citado “Mala Sangre”, aquello sí motivado por temas extramusicales que desgastan a cualquiera. Entre medias un EP que no llegó a hacerse físico y el adelanto en forma de single con “No Olvidamos, 3 de Marzo”. El resultado con “Sistema Antisocial” es un disco más propio de S.A. que aquel “Cadenas De Odio”, que era tan oscuro y cañero como diferente, y sinceramente un trabajo que lejos de sus joyas iniciales, no desmerece.

La producción es la principal diferencia entre “Cadenas de Odio” y “Sistema Antisocial”. De un sonido oscuro, denso y metálico a algo mucho más Hardcore en este nuevo trabajo. Y eso que la masterización se debe al señor Tue Madsen, pero los controles se debieron al propio Jimmy y eso se nota en lo que se ha querido reflejar. Y es que “Sistema Antisocial” es un disco que se acerca mucho más al Hardcore de libro, con ese punto Crossover que siempre ha tenido SOZIEDAD ALKOHÓLIKA y la contundencia y el espíritu del Thrash en las venas.

Las letras, como siempre en boca de Juan, siguen escociendo. Ya no son tan directas como en el pasado, no hace falta, pero aún así son crudas y dicen verdades como puños, como es el caso de la citada “No Olvidamos, 3 De Marzo” por si a alguno se le olvida aquel 3 de marzo de 1976 en el que se disolvió una asamblea de trabajadores en huelga a tiros no precisamente de fogueo…

Musicalmente uno puede sentirse equivocado ante una apertura como “Causas Podridas” que es un corte muy “alternativo” o de formas noventeras, algo que más adelante se repetirá con “Cuentas Pendientes”. No es ni mucho menos el hilo conductor de “Sistema Antisocial”, que si destaca por algo es por un variado trabajo de guitarras y por la contundencia y versatilidad rítmica del enorme Alfred Berengena, que debuta discográficamente con S.A. desde que entrara como sustituto de Roberto tras su lesión.

Hay predominio de tiempos rápidos con guiños Thrash y base Hardcore o a la inversa, con algún que otro tema más reposado o groovie, o algún otro más accesible por melodías y solos de guitarra como es el caso del citado “No Olvidamos, 3 De Marzo” o “Alienado”, ambos singles de adelanto del trabajo y un poco más adelante la introducción de “Resurgir”, que me recuerda a HABEAS CORPUS.

La velocidad, unas veces más explícita y otras veces más contenida, y la rabia sin freno es la tónica más habitual, destacando sobremanera “Policías En Acción” un corte que tiene como invitado de excepción a Barney de NAPALM DEATH cantando con Juan en castellano con muy buena pronunciación y dando un punto de agresividad aun mayor a lo que ya de por sí ofrece el tema. O “Farmacocracia”, en este caso con una estructura mucho más Thrash pero igual de poderosa para contar las miserias de la industria farmacéutica. Y cómo no, ese final apoteósico de “Desconocido Habitual” que es un puñetazo en la cara, con final muy guitarrero, para terminar de dejarnos con buen sabor de boca.

Ha tenido que pasar un tiempo, pero SOZIEDAD ALKOHOLIKA ha vuelto con un disco muy digno de su larga trayectoria. “Sistema Antisocial” sigue siendo un trabajo sin pelos en la lengua, que es lo que se espera de un grupo como S.A. pero también musicalmente interesante y con mucho que ofrecer. Cualquier tiempo pasado fue mejor, no cabe duda, porque en su momento fueron rompedores, pero tras tantos años de carrera y varapalos, S.A. sigue dando donde más duele.


Discográfica: Maldito Records
Reseña Panorama
Nota
8
Compartir
Artículo anteriorHAGGARD actuará en Madrid Is The Dark 2017
Artículo siguienteSEPTICFLESH estrena “Dante’s Inferno”
Como músico frustrado siempre me ha gustado investigar y compartir mis sensaciones sobre la música que escucho, dando igual géneros, épocas o artistas. No hay mayor placer que descubrir un nuevo sonido e ir tirando del hilo hasta hacerte una idea en tu cabeza de todo el contexto que lo envolvió. Desde la humildad del analfabeto musical, mis torpes palabras pretenden servir de descarga para todos estos sentimientos que se generan al dejar caer la aguja sobre un vinilo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here