Crítica de SUNSTORM – The Road To Hell

0
Sunstorm - The Road To Hell

Hablar de Joe Lynn Turner es hacerlo de una de las mejores voces de la historia del Hard Rock, un músico que ha dejado su sello en grandes bandas como FANDANGO, RAINBOW, DEEP PURPLE o YNGWIE MALMSTEEN entre muchas otras. En esta ocasión nos toca centrarnos en “The Road To Hell”, el nuevo trabajo de SUNSTORM, proyecto que formó en 2006 junto a miembros de la banda de Hard Rock alemana PINK CREAM 69 y que actualmente se compone por Nik Mazzucconi (LABYRINTH) al bajo, Simone Mularoni (DGM) a la guitarra, Alessandro Del Vecchio (HARDLINE) a los teclados y Edo Sala a la batería.

“The Road To Hell” se convierte en el quinto trabajo de la formación y ha sido grabado en los estudios Ivorytears Music Works, propiedad del propio Del Vecchio quien es un asalariado habitual de Frontiers y que además de tocar los teclados se ha encargado también de la producción y mezcla de este.

 

Sin necesidad de ninguna introducción, el trabajo arranca directo con “Only The Good Will Survive”, que despierta un buen rollo especial que hace que entren ganas de escuchar el trabajo entero. A esto hay que sumarle ese sonido añejo de Hammond que atesora y que transporta directamente a los 70. Hecho que me hace pensar que es una auténtica lástima que hoy en día cueste tanto encontrar este sonido de teclados tan característico de las bandas de Hard Rock de esa década. La voz de Joe brilla en este tema sobre todo gracias a un estribillo que entra de primeras y que provoca que a la segunda vez que se repite ya te encuentres tarareándolo.

Tras este gran aperitivo llega “The Road To Hell”, el corte que da nombre al trabajo y en el que encontramos a un Joe que sigue espléndido, en un tema que tiene un punto más progresivo que el anterior, pero en el que se ofrece otra nueva dosis de Hard Rock melódico, esta vez algo más orientado al sonido de los 80, algo que se convierte en la tónica del disco. Así lo reafirma SUNSTORM con la magnífica “On The Edge” que abre con un solo poseedor de una gran melodía y que está ejecutado con mucho sentimiento y maestría por parte de Simone, quedando claro que el italiano es uno de los mejores guitarristas de la actualidad, cosa que lleva demostrando desde hace tiempo con los progresivos DGM.

“Blind The Sky”, además de rebosar melodías pegadizas por los cuatro costados, posee uno de los mejores estribillos del álbum. Una canción que suena fresca, vigorosa y en la que Joe que está muy bien respaldado por unos espléndidos coros en el estribillo. Este corte recuerda un tanto a la época en la que formó parte de los adorados RAINBOW, poniendo voz a discos increíbles como “Difficult To Cure”, “Straight Between The Eyes” o “Bent Out Of Shape” junto a Ritchie Blackmore a las seis cuerdas.

La vena más YNGWIE MALMSTEEN sale a relucir en las melodías vocales de “My Eyes On You”, y es que esas armonías evocan a la época dorada que vivieron Yngwie y Turner publicando ese trabajo enrome que es “Odyssey”, una época que quedó plasmada en el directo “Trial By Fire: Live In Leningrad”.

Enorme de nuevo Simone a las seis cuerdas, sin poder evitar dar alguna que otra pincelada prog, eso sí, sin perder esa esencia Hard Rock que tiene “Future To Come”, en la que de nuevo la voz de Turner, como en todo el disco, es magnífica.

“Everywhere” es la balada del disco, la cual empieza delicadamente con la voz casi desnuda de Joe tan solo acompañado por el piano y la cual va ganando fuerza poco a poco, se trata de una canción lenta con todos los tics y clichés de las grandes baladas de los 80. SUNSTORM recupera la velocidad justo después de este momento de calma de la mano de “Resurrection”, que empieza con un buen solo de Simone, desembocando en un riff con cierto aroma a unos RAINBOW acelerados y puestos al día en cuanto a sonido se refiere.

La vena más AOR sale a relucir en “Calling”, una canción que da la sensación de que ya la has escuchado un millón de veces antes, cosa que también sucede con “State Of The Heart”. Este es el problema básico que le encuentro a los lanzamientos de Frontiers. Al final, en muchos de sus trabajos casi siempre acaban involucrados los mismos músicos y productores y creo que eso a la larga hace que pase factura, ya que puedes estar escuchando diferentes grupos de la misma discográfica que quizás tengan demasiados factores en común y hace que terminen sonando similares unos a otros.

Las melodías de guitarra del inicio de “Still Fighting” me recuerdan a las típicas canciones instrumentales que se usaban a modo de careta en algunos programas de radio de mediados de los 90. Una canción correcta sin más para cerrar un álbum que deleitará a cualquier seguidor de Turner.

SUNSTORM firma con “The Road To Hell” un gran álbum

SUNSTORM ha facturado un trabajo notable y es que “The Road To Hell” posee un buen puñado de temas muy disfrutables, donde Joe Lynn Turner ha sabido rodearse bien por grandes músicos de la escena italiana, si bien a veces da la sensación de que son casi funcionarios de Frontiers y acuden a grabar cualquier proyecto que les pida la discográfica. No obstante, en este trabajo no hay queja alguna, ya que el resultado es más que bueno.

Esperemos que Joe se recupere pronto de sus problemas recientes de salud y vuelva pronto a la caretera, a pesar de que no tengo muchas esperanzas de que este proyecto vaya a ir más allá de grabar discos de estudio, lo que es una auténtica pena. También es curioso que Joe no suela incluir temas de SUNSTORM en sus conciertos en solitario. Creo que los seguidores agradecerían, sobre todo si esto sirviese para quitar algunas versiones que hace de bandas donde ha militado, pero curiosamente de épocas en las que él no cantó. Queda queda demostrado que los temas de “The Road To Hell” son más que validos para engrosar cualquiera de sus sets en vivo.


Discográfica: Frontiers

Reseña Panorama
NOTA
7.5
Compartir
Artículo anteriorCrítica de AERIAL BLACKED – The United Project Vol.1
Artículo siguienteThrash Attack Festival III unirá a RANCOR, LEGEN BELTZA, SOLDIER y STEELGAR
Pasé mi infancia en la habitación de mis hermanos mayores, quedándome boquiabierto admirando los posters de bandas de los 80 que empapelaban sus paredes. Poco a poco fui creciendo y empecé a desempolvar sus vinilos, quedándome impresionado con esos nuevos sonidos y portadas que hoy en día siguen emocionándome como entonces.
Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here