Crítica de TNT – XIII

0
TNT - XIII

“XIII”, como su propio nombre indica, se convierte en el decimotercer álbum de estudio de TNT, que vuelve a la carga después de ocho largos años de silencio discográfico marcado por la marcha de Tony Hartnell, vocalista clásico de la formación, quien ha sido sustituido por Baol Bardot Bulsara, argentino de nacimiento y madrileño de adopción.

El nombre del nuevo vocalista es un nombre artístico compuesto por la combinación de varias de sus influencias artísticas. Baol es un libro del autor Stefano Benni, Bardot por el apellido de la actriz francesa Brigitte Bardot y finalmente Bulsara que se trata del apellido original del gran Freddie Mercury (Farrokh Bulsara).

TNT ha grabado “XIII” en los Studio Studio Nyhagen de Noruega, con la producción de Kjartan Hesthagen y del mismo Ronni Le Tekro y masterizado por Tommy Hansen en los Jailhouse Studios.

A TNT le falta fuerza en “XIII”

“We’re Gona Make It” que ha sido elegido como uno de los primeros adelantos del álbum es también el encargado para arrancar el mismo. De primeras la voz de Baol parece no desentonar en el inicio de “XIII”, dando vida a unas melodías vocales azucaradas muy del estilo TNT, pero con un sonido demasiado moderno, Rock melódico influenciado por el Pop donde se echan de menos los riffs potentes de Le Tekro y que no termina de convencerme del todo.

El ritmo inicial de la fugaz “Not Feeling Anything” hace que me venga a la mente “Simply Irresistible” de Robert Palmer, pese a que justo en el estribillo la voz de Baol empiece emulando a Harnell, termina recordando muchísimo al falsete neurótico que usa Justin Hawkins de los ingleses THE DARKNESS, cosa que hace que el tema termine descolocando bastante en un disco de los noruegos.

Siguen a la carga con la zeppeliana “Fair Warning”, con un Le Tekro que parece poseído por el mismismo Jimmy Page a las seis cuerdas. Este corte posee unos de los estribillos más atractivos del trabajo a pesar de que tampoco llega a convencerme al cien por cien.

En “It’s Electric” TNT juega con unas guitarras más cercanas al Funk y esto hace que justo a estas alturas del trabajo empiece a darme cuenta de que la banda anda un poco desorientada con el rumbo musical a seguir en este nuevo trabajo de estudio. En un disco en el que los portentosos riffs de guitarra de Le Tekro parecen haber desaparecido por completo para centrarse en un estilo más próximo a un insulso Rock melódico con algún que otro arreglo Pop.

Los primeros compases de “Where You Belong” nos traen a la cabeza el inicio de “Friends Will Be Friends” de QUEEN, mientras que los coros pomposos del tema suenan ligeramente a los de “Since I Don’t Have You de GUNS ´N ROSES y donde la forma de cantar de Baol lo acerca casi a la tesitura de canción de musical.

Unos teclados netamente ochenteros arrancan la lenta e insípida “Can’t Breathe Anymore”, una canción fácilmente olvidable que hace que pongamos la mirada ya en “Get Ready For Some Hard Rock” la cual nos trae un poco, no mucho, de potencia a estas alturas de disco. Habitualmente los temas con este tipo de títulos suelen ser hits altamente coreables que se quedan grabados a fuego en nuestras mentes, pero no deja de ser un tema correcto con un estribillo demasiado repetitivo en medio de un trabajo tedioso y apenas sin gancho.

El riff más potente de “XIII” lo encontramos en el moderno “People, Come Together”, pero poco más podemos resaltar de esta anodina canción que demuestra que los noruegos andan perdidos musicalmente y en donde los falsetes de Baol recuerdan nuevamente a los de Justin Hawkins y que conste que soy un seguidor acérrimo de los británicos, pero es que en TNT no termina de convencerme ese tono histriónico.

Quizás la canción que más rememora a los TNT de finales de los ochenta es “Tears In My Eyes”, pero no llega ni de lejos a la excelencia que la banda tenía en esa época. Justo hacia mitad del tema Le Tekro me recuerda nuevamente a Brian May en las melodías del solo de guitarra.

La frialdad se apodera de nosotros de la mano de un “17th Of May” que no consigue levantar el vuelo del álbum y que hace que nos encontremos ante ese momento en el que la escucha se empieza a hacer bastante pesada.

“Catch A Wave” nos muestra de nuevo a unos TNT desconocidos, que no se encuentran a sí mismos, que han decidido dar un paso más allá, sonar más actuales y sofisticados, pero que bajo mi humilde parecer se han equivocado de tecla. Lo he intentado, he escuchado el disco en bucle durante una semana entera por si era cuestión de esperar a que el trabajo creciera con las escuchas, pero no, este disco no está hecho para mí.

Deciden poner el punto final al trabajo con la acústica y delicada “Sunshine” en la que no podemos contar nada nuevo que no os hayamos explicado antes, cosa que me incita a desempolvar “Knights Of The New Thunder” de mi estantería para desintoxicarme ante la decepción que me he llevado con este álbum.

No les pido que suenen exactamente como en los 80, todas las bandas deben tener una evolución lógica con el paso del tiempo y este disco muestra claros síntomas de no tener definida la dirección musical a seguir, no posee gancho alguno que vaya a hacer emocionar a sus seguidores. Las guitarras del disco suenan anémicas, sin ese mojo tan característico que ha tenido Le Tekro siempre, cosa que hace que el redondo suene un tanto plano, sin fuerza.


Discográfica: Frontiers

Reseña Panorama
NOTA
4
Compartir
Artículo anteriorCrítica de TXEROKEE – “Txerokee”
Artículo siguienteConciertos de Y&T en Barcelona, Burlada y Madrid en septiembre de 2019
Pasé mi infancia en la habitación de mis hermanos mayores, quedándome boquiabierto admirando los posters de bandas de los 80 que empapelaban sus paredes. Poco a poco fui creciendo y empecé a desempolvar sus vinilos, quedándome impresionado con esos nuevos sonidos y portadas que hoy en día siguen emocionándome como entonces.
Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here