Crítica de TRALLERY - Spiritless

0
Trallery - Spiritless

Hay bandas que con el tiempo evolucionan exponencialmente. Ese es el caso de TRALLERY con "Spiritless". De banda tributo a METALLICA a este segundo disco en estudio (con un directo de por medio), han pasado siete años en donde el grupo ha sabido dosificar sus influencias y crecer con estilo propio. De hecho ahora mismo TRALLERY tiene un sonido tan particular que es difícil de definir. Dentro de que se mueven en el Thrash, lo hacen con conocimiento del pasado y del presente, con mucho espíritu progresivo también y sin miedo a meter elementos de otros géneros. "Spiritless" es un salto cuantitativo y cualitativo enorme respecto a "Catalepsy".

La banda mallorquina despliega en "Spiritless" un arsenal de sonidos indescriptible. Siendo un trío y de jovenzuelos sorprende que puedan desarrollar estructuras y llenar de matices las mismas como lo hacen. Y es que lo mejor de TRALLERY es la variedad y al mismo tiempo el no sonar como un queso de mil leches. No pierde el norte pero sabe innovar. En el plano personal también se nota que los miembros del grupo están más seguros de sí mismos y ofrecen una mejor versión del grupo. En particular la voz de Humberto Pol, pero también la variedad de riffs de Biel Gayá y el perfecto complemento de ambos personificado en las baquetas de Sebas Barceló. Aquí tienes Thrash de libro, tienes influencias de METALLICA, de MEGADETH, de TESTAMENT, de EXODUS, pero también de PANTERA, de SADUS y de otros géneros también. Todo ello sin salirse del tiesto en duración, ni de los temas en sí mismos ni del disco en general.

De hecho los temas más encorsetados están casi al final, no es "Spiritless" un disco que busque la escucha fácil desde el primer minuto. Son cortes como "Keep Your Eyes Open" o "Hunt To Kill", que tiene hasta breakdowns. Sin embargo, para abrir utiliza el propio tema título que es la pieza más larga del disco y también una de las más enrevesadas, con pasajes de todo tipo, instrumentales, vocales y de atmósfera. Después tenemos piezas más groovies como "Evil Pride", que tiene bastante influencia de PANTERA en sus primeros riffs o más delicadas como "Scavenger Crow", que comienza con unas guitarras diferentes, más luminosas, más acordes con la voz más clara de Humberto.

En medio del disco tenemos una sorpresa llamada "Hidden Scar", que después de unos efectos vocales y un riff de entrada muy metálico, nos ofrece una guitarra acústica que me recuerda, con afinación más grave a OPETH en sus mejores momentos. De hecho la estructura del tema es muy progresiva y navega entre la oscuridad contundente y la delicadeza. Este segundo elemento es el predominante en "Hollow Stare" donde Humberto pone voces limpias casi todo el rato y la música se tiñe de emotividad. Pero lejos de no venir a cuento encaja a la perfección en el devenir del disco. Sobre todo teniendo en cuenta que después vienen los dos temas más contundentes antes citados.

En el final "Time Is Over" vuelve a recuperar las acústicas ocasionales, destacando por un trabajo solista de Biel francamente bueno. Finalmente, "The Attraction Remains" recuerda a MEGADETH en el buen sentido, siendo una buena forma, también variada y huyendo de acabar con un bombazo para la memoria a corto plazo. Porque insisto, TRALLERY utiliza muy bien el sentido del ritmo y los cambios de intensidad en "Spiritless", no acomodándose en ningún momento en una línea ni en una constancia estructural.

"Spiritless", un disco indispensable

Si TRALLERY sigue este camino acabaremos hablando de una de los referentes nacionales fuera de nuestras fronteras. "Spiritless" es sólo la confirmación de los buenos augurios que me dio en su momento "Catalepsy", pero estoy seguro que no se quedará sólo aquí. Mientras tanto tenemos entre las manos un lanzamiento que no debería faltar en cualquier discoteca de lo no usual. Y del Thrash tampoco.


Discográfica: Art Gates Records
Reseña Panorama
NOTA
9
Compartir
Artículo anteriorCrítica de UNRULY CHILD - Can't Go Home
Artículo siguienteLEPROUS anuncia su nuevo disco, "Malina"
Como músico frustrado siempre me ha gustado investigar y compartir mis sensaciones sobre la música que escucho, dando igual géneros, épocas o artistas. No hay mayor placer que descubrir un nuevo sonido e ir tirando del hilo hasta hacerte una idea en tu cabeza de todo el contexto que lo envolvió. Desde la humildad del analfabeto musical, mis torpes palabras pretenden servir de descarga para todos estos sentimientos que se generan al dejar caer la aguja sobre un vinilo.
Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here