Crítica de TRIVIUM – The Sin And The Sentence

0
Trivium - The Sin And The Sentence

Siempre he sentido debilidad por TRIVIUM. Desde que los descubriera allá por el 2005 con su álbum “Ascendacy”, la banda capitaneada por Matt Heafy y Corey Beaulieu me ha parecido un gran ejemplo de perfecto equilibrio entre melodía, técnica y crudeza. Desde ese descubrimiento hasta “The Sin And The Sentence” han pasado doce años y en ese largo período la banda ha madurado mucho. No sólo ha facturado álbumes de gran calado como “In Waves” o “Shogun” si no que se ha consolidado como una de las bandas con mejor directo en su estilo.

“The Sin And The Sentence”, vuelta a las raíces

Si bien es cierto que su última obra, “Silence In The Snow”, nos dejó algo fríos dada su pérdida de revoluciones y agresividad, los americanos han sabido reconducir a tiempo estos devaneos más netamente melódicos en “The Sin And The Sentence” (álbum que, por cierto, entró en la lista de mejores discos de Metal de 2017).

Sin alejarse en exceso de la exitosa fórmula que tanta fama les ha dado en los últimos tiempos, TRIVIUM pone a nuestro alcance once temas que nos recuerdan el porqué de su merecida fama.

El redondo se abre con el tema que le da título, “The Sin And The Sentence”. En él, las reminiscencias a la época del “Shogun” son más que evidentes. Rítmicas machaconas, interludios neoclásicos y un estribillo adictivo son sus señas de identidad.

“Beyond The Oblivion” trae ese toque más metálico de su época más primigenia intercalado con los estribillos marca de la casa, mientras que “Other Words” bebe directamente de la comercialidad de “Silence In The Snow”. El tema cuenta con uno de los mejores estribillos de toda la obra.

TRIVIUM siempre ha destacado por las armonías de sus guitarras y “The Hearth Of Your Hate” es un perfecto ejemplo de ello, mientras que “Betrayer” se abstrae como uno de los nuevos clásicos, en donde la velocidad, la combinación de melodías hímnicas, harsh vocals y voces melódicas no nos da tregua y nos hace rememorar las mejores composiciones de la banda. No obstante, si me tuviera que quedar con los temas que mejor representan ese equilibrio entre crudeza y melodía serían “The Wretchedness Inside” y “Beauty In The Sorrow”.

“The Wretchnedness Inside” podía haber aparecido perfectamente en “Shogun” por su contundencia y esas rítmicas tan arrastradas marca de la casa, mientras que “Beauty In The Sorrow” posee el que es, posiblemente, el riff más adictivo de toda la obra.

Pero no todo son halagos. “Endless Night” podría ser uno de los temas más aburridos de toda su carrera y “The Revanchist”, tema complejo, acaba siendo algo monótono en su desarrollo.

Por fortuna, la banda sigue mostrando el por qué de su fama en “Server The Hand” o “Thrown Into the Fire”,  el corte apocalíptico y oscuro que cierra la obra.

En forma

TRIVIUM sigue en buena forma. Lo ha demostrado con creces en múltiples ocasiones, y esta no iba a ser menos. Matt está cada vez mejor al micro y en esta ocasión nos regala algunas de sus mejores interpretaciones en temas realmente hímnicos, aunque es cierto que la contundencia, saturación, velocidad y rabia del pasado se sigue echando de menos.

Un nuevo paso para la formación -a la que podremos ver este año en Madrid, Bilbao y Barcelona– que el tiempo se encargará de situarlo en donde se merece.


Discográfica: Roadrunner Records

Reseña Panorama
Nota
7.5
Compartir
Artículo anteriorGalia Metal Fest cierra su cartel con FOSCOR y EARTH ELECTRIC
Artículo siguienteCrítica de EXHUMED – Death Revenge
Amante del Rock y el Metal desde pequeñito, guitarrista frustrado y tiralíneas por hobbie. Llevo muchos años colaborando en diversos medios, aportando mi granito de arena e interesándome por cualquier novedad que atesore calidad, siempre y cuando tengan unas buenas guitarras de por medio. Cuanto más técnico y contundente, mejor.
Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here