Crítica de TWO OF A KIND - "Rise"

0
TWO OF A KIND - Rise

TWO OF A KIND ha sido una absoluta decepción en "Rise".  Pocas veces he tenido esta sensación de una manera tan intensa pero claro… es que las comparaciones son odiosas. “Two Of A Kind”, el debut homónimo de la banda, me pareció uno de los mejores álbumes de rock melódico del año 2007, sin paliativos. El proyecto creado por Fred Hendrix (TERRANOVA), parió un disco tremendamente fresco y con garra en una época en la que Frontiers Records saturaba el mercado mes tras mes con el enésimo último proyecto de AOR.

Parte del éxito de este redondo fue el dúo vocal femenino formado por Esther Brounds y Anita Craenmehr, cuyo tono cercano a Doro Pesch en ciertos pasajes haría las delicias de los melómanos más exigentes. Temazos como “Light In The dark” o “Heaven Can Waitdejaron el listón muy alto a lo que pudiera ser una continuación de la formación y allanaron el camino a los proyectos de este estilo que estaban por ver la luz.

Diez años han tenido que pasar para que los integrantes pudieran encontrar un hueco en sus apretadas agendas y así continuar con un nuevo disco, "Rise", aunque me temo que el resultado no se acerca ni por asomo a lo que podríamos esperar de ellos.

"Rise" o como segundas partes nunca fueron buenas

Me ha costado mucho escuchar el álbum. Lo primero que llama la atención es la mala calidad general de sonido. Las guitarras carecen de fuerza y, en algunos temas, tanto la voz como la base rítmica tienen un sonido más cercano a una maqueta de media calidad que a la que se le presupone a un disco de la casa Frontiers.

Pero esta no es el único punto flaco: la gran mayoría de temas parecen bosquejos de otros álbumes que no entraron por no tener la calidad suficiente y que se han reconvertido para incluirlos aquí.

Se echa en falta coherencia, uniformidad. Por el contrario nos encontramos con canciones sin fuerza, sin gancho, con melodías tediosas y que pasan sin pena ni gloria por los oídos del oyente. Muestra de ello es “Here And Now”, que intenta abrir el plástico sin gracia o “Wheel Of Life”.

Rock The World” se acerca más a lo que  pudimos escuchar en el debut, un corte mucho más agradecido y fresco que cuenta con un buen estribillo. Lo mismo ocurre con “Touch The Roof”, con un buen solo de apertura y toque sureño incluido, pero es que cortes como “ It Ain´t Over” y su martilleante teclado o “Without you” y ese estribillo tan flojo bajan mucho el listón de un ya de por sí discreto álbum.

Si bien es cierto que baladas como la semi acústica “Naked” o “ Run Girl” se dejan escuchar, no consiguen levantar una obra con poca gracia y tino no sólo en las composiciones sino también en la producción.

Esperemos que, de haber una tercera parte, sean conscientes de que el sendero a seguir lo dejaron perfectamente definido en su debut y consideren este "Rise" como un intento fallido de ir a ninguna parte.


Discográfica: Frontiers

Reseña Panorama
Nota
5
Compartir
Artículo anteriorALESTORM y SKÁLMÖLD abordan Madrid con ron y Metal
Artículo siguienteCrítica de DESTINIA - Metal Souls
Amante del Rock y el Metal desde pequeñito, guitarrista frustrado y tiralíneas por hobbie. Llevo muchos años colaborando en diversos medios, aportando mi granito de arena e interesándome por cualquier novedad que atesore calidad, siempre y cuando tengan unas buenas guitarras de por medio. Cuanto más técnico y contundente, mejor.
Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here