Crítica de TYKETTO – Reach

0
tyketto-reach

Entre las bandas de los noventa, cuando el Grunge ya inundaba el mercado y el tirón del Hard Rock, AOR, Sleazy y derivados ya había pasado a un segundo plano, un puñado de bandas sobrevivían o incluso empezaban. FIREHOUSE, EXTREME, WARRIOR SOUL y TYKETTO son mis preferidas, siendo la cuarta la que tiene el disco más redondo de todas, “Don’t Come Easy”, gracias a las cuerdas vocales de Danny Vaughn y a las buenas melodías de Brooke St. James. El problema de estas bandas fue su discontinuidad discográfica y/o pronta disolución por falta de mercado. En el caso de TYKETTO tal cosa ocurrió en 1996 y hasta una década después no tuvo continuidad. “Reach” es el segundo capítulo después de “Dig In Deep” en este renacimiento discográfico.

A priori estamos ante un trabajo muy redondo, compacto y notable. Inicialmente tiene muy buenos temas, luego entra un poco más en la monotonía, pero siempre mantiene un nivel adecuado en cuanto a estructuras, cambios de tempo, melodías y estribillos. El estado de forma de Vaughn es adecuado y aunque se echa de menos un poco más de sentimiento aparente, porque su rango tonal actual es más limitado, se compensa con una madurez de recursos que antes no tenía. En definitiva y como resumen global “Reach” es un disco que entra muy bien, muy disfrutable y que para cualquier aficionado al Hard Rock melódico unas veces más Hard otras veces más AOR será un disco altamente recomendable.

¿Dónde está el “pero”? En la sensación de que “Reach” no destaca tampoco por nada memorable. No tiene himnos perdurables y aunque la producción es correcta, muy buena mezcla entre la vieja escuela y el sonido actual -gracias a la labor hecha en Gales, bajo la producción de Bruce Buchanan- al final le falta un poco de “chicha” de entrañas al asunto. El mejor ejemplo es la balada “Letting Go”, que es bonita, está bien, pero no te pone patas arriba ni te toca la patata dicho lisa y llanamente. Esta todo, quizás, excesivamente calculado para agradar y en el camino pierden cierta ingenuidad y riesgo personal.

 

No obstante, objetivamente hablando, “Reach” es un buen disco. Su inicio dominado por “Reach” y sobre todo “Big Money” que es un single en toda regla, con cierto aire a MR.BIG, deja el listón muy alto. Tan alto que luego el trabajo sin llegar a ser monótono no vuelve a alcanzar tales cotas de entusiasmo. Aun así queda espacio para temas de buena factura como “I Need It Now”, donde el protagonismo es más para Chris Green, que no hace echar de menos a Brooke y para Chris Childs con muy buena labor en el bajo o “The Fattest Man Alive”, con un toque bluesy muy llamativo. Por su parte “Spark Will Fly” me recuerda un poco a GLENN HUGHES por su toque funky residente en los riffs y ritmos sincopados. Son todos temas notables aunque no lleguen a ser brillantes.

En resumen. TYKETTO sigue vivo y hace discos de gran calidad como es “Reach”. El problema sea quizás intentar buscar algo de inspiración tan destacada como su debut. Si a cambio nos dan un trabajo notable y además sirve para verlos en directo por estos lares en noviembre de este 2017 mejor. Cualquier tiempo pasado fue mejor. En el presente TYKETTO sigue siendo elegancia melódica con punto macarra y la buena y ahora más madura voz de Danny Vaughn.


Discográfica: Frontiers Records
Reseña Panorama
Nota
8
Compartir
Artículo anteriorCrítica de ARENIA – El Atardecer De Los Sueños
Artículo siguiente2017-11-15 TYKETTO – Barcelona Zaragoza Madrid Las Palmas

Como músico frustrado siempre me ha gustado investigar y compartir mis sensaciones sobre la música que escucho, dando igual géneros, épocas o artistas. No hay mayor placer que descubrir un nuevo sonido e ir tirando del hilo hasta hacerte una idea en tu cabeza de todo el contexto que lo envolvió. Desde la humildad del analfabeto musical, mis torpes palabras pretenden servir de descarga para todos estos sentimientos que se generan al dejar caer la aguja sobre un vinilo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here